Inicio > DUDAS > Hangares – Campus de la UAH

Hangares – Campus de la UAH

El campus, melancólico y atardecido. El olor lujurioso de la hierba en los días que anteceden a la primavera. La soledad de las muchachas que caminan hacia el tren. Los vientos traidores de marzo. La inminente decadencia de la noche. Los recuerdos, el eco de las risas perdidas en el hormigón. El caos inconcebible de las nubes. Seis putos años de carrera adornados de belleza, de la rotunda belleza de los Hangares.

 Hangares

Fotografía de Dunkelheit

Anuncios
Categorías:DUDAS Etiquetas: , ,
  1. child in time
    marzo 27, 2007 en 12:26 am

    Habría que cantar aquella canción de “Triste y sola se queda Fonseca, triste y llorosa que la Universidaaaa…”

  2. Connombredeguerra
    marzo 27, 2007 en 4:30 pm

    Ole la foto, oole el texto y vamos a por el salto de la rana. Ooole

  3. Islero
    marzo 27, 2007 en 10:47 pm

    “Salir como Marco Polo una mañana. Sentir el viento en las venas. Llevar en la mochila el Quijote. Volver la cabeza una sola vez antes de doblar la esquina. Sonreír. Decir adiós con la mano. Dejar tras él, asomada al balcón, una mujer encinta. Bajar con alas en los talones desde la Plaza del Chupete hasta la humilde estación del ferrocarril en la que un pintoresco grupo de cineastas rodó años atrás una de las más febriles escenas de la película “Doctor Zhivago”. Saludar con un gesto a los transeúntes conocidos. Pasar de largo con alegría ante los desconocidos. Silbar una canción de moda. Pedir en la taquilla un billete de segunda. Comprar por última vez en mucho tiempo un periódico español. Subir al tren. Mirar por la ventanilla los retales verdes, amarillos y ocres de los campos de pan llevar. Acordarse del Cid, de Unamuno y de Castilla. Apearse en Pamplona. Comprar un mapa, dos bocadillos y una bota de vino. Llenarla. Beber de un sorbo a la salud de los que se quedan. Beber otro sorbo pensando en quienes, sin saberlo, le aguardan”. Sánchez Dragó, El camino del corazón

  4. abril 14, 2007 en 1:10 pm

    Alcalá de Henares: gracias por verme crecer, gracias por dejarme verte permanecer
    En ocasiones paseo por Libreros, la calle Mayor, la plaza Cervantes… bañadas por el sol, la gente a sus asuntos. Cigüeñas, canalones con cabeza de gárgolas, los mismos bares, tiendas viejas y nuevas. En ocasiones paseo por estos cercanos lugares y pienso que tal vez sea posible…

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: