Inicio > DUDAS > La panacea

La panacea

Durante un tiempo trabajé en la industria farmacéutica. Desde el punto de vista productivo, se trataba de que las máquinas fabricasen medicamentos a la mayor velocidad posible y con la máxima eficiencia posible. Desde el punto de vista humano, creo que el enfoque más extendido entre la plantilla era que la jornada de trabajo pasase cuanto antes y con los menores inconvenientes posibles.
Nunca tuve la sensación de que a nadie en toda la planta le guiara la idea de que aquello que producíamos curaba, que estábamos allí para hacer un producto que hacía que la gente se sintiera mejor. Operativa, profesional y personalmente, tanto daba que hiciéramos medicinas como tornillos.
Tiene su lógica. Es posible que los medicamentos no den salud, y que lo que de verdad cure es la voluntad de ser curado, la atención, los hábitos saludables, la confianza (o mejor dicho fe) en las propiedades del fármaco. Y, por encima de todo, la creencia cuasi religiosa de que las enfermedades se remedian pagando.
Es una perversión capitalista. El dinero engrasa todo el proceso, la consulta al médico, la extensión de la receta, la visita a la farmacia, la obtención de la pócima mágica a cambio de unas pocas monedas. Y, por detrás de todo esto, plantillas fabricando medicamentos como si fabricaran tornillos. Y dinero público financiando a las empresas farmacéuticas.
Si me permiten, voy a darles un consejo. No se enojen cuando vayan al médico y no les recete nada. Y cuídense, así irán lo menos posible por esos pasillos llenos de jubilados ociosos a los que la seguridad social droga sistemáticamente. Ah, y abríguense bien. Protegerse del frío es mucho más eficaz que el Frenadol.
Anuncios
  1. febrero 28, 2009 en 11:45 am

    No he dejado de pensar en estos temas desde una conversación con Leandro, un médico español que regenta una consulta de medicina alternativa en Quito (Ecuador). Según me dijo, el proceso de curación empieza cuando una persona llega a su consulta y comienza a hablar de su estado, de sus problemas, de sus quejas, y percibe que alguien le está atendiendo, que alguien le está haciendo caso.

  2. Iacobus
    febrero 28, 2009 en 1:13 pm

    Qué no es dinero a día de hoy??? Es una lástima. Y es quizás por eso que desde mi fuero interno , el intento , frustrado, de partir a viajar ser un viajero del mundo quizás el último intento junto con hermitaños y dos o tres almas descarriadas que escapan del todo por dinero…??? La verdad es que nada lo tengo del todo claro.

  3. marzo 1, 2009 en 7:11 pm

    ¡Anda! Igualito igualito que en la Administración con eso que llaman “servicio público”.

  4. marzo 3, 2009 en 10:23 am

    Tengo un amigo que trabaja de comercial de farmaceútica y ese mundo es asqueroso. Van vendiendo por ahí los fármacos a los médicos, quienes recetaran un medicamento u otro según lo que le haya regalado uno u otro comercial.
    ¿Nos vemos esta tarde o qué?

  5. marzo 3, 2009 en 2:53 pm

    Allí estaremos

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: