Inicio > DUDAS > Inspirando a Marcos (1)

Inspirando a Marcos (1)

Ahora que ha pasado el tiempo, vengo a sacar unos textos del baúl del libro DUDAS. Para la preparación del video, Marcos nos pidió a cada uno de los autores un breve texto sobre cómo nos habíamos conocido y sobre nuestra amistad. Extraigo algunos fragmentos, los entremezclo y los copypasteo, por si a alguien interesa.

[Carlos Fdez. en rojo, Daniel Carrillo en cursiva]

Hace tiempo que conocí a aquel chico de estatura más bien pequeña, con las orejas para fuera y unos ojitos redondos y pequeñitos. Fue en el Instituto Ignacio Ellacuría.

Después le veía de vez en cuando por el instituto y nos poníamos a hablar con la excusa de los Héroes del Silencio, hasta que llegó un día que quedamos para pasarnos cintas de maquetas o conciertos inéditos.

La sonrisa la tenía irónica y pronto me habló con elocuencia de ideas extravagantes que podían aclararse para pasar tímidamente a intelectuales. La forma de expresarlas y dejarlas en el aire sueltas como pájaros domados sin su jaula le daban un ritmo a veces violento y otras veces vacilante que me provoca cierto interés

Carlos era un personaje típico del instituto, de esos que todo el mundo conoce de vista y cuando les dices si coño, seguro que sabes quien es, un tío que va con las gafas de John Lennon, te dicen ah si, sí.

Quizá estoy exagerando y simplemente era como yo, un alumno más de tantos, y por casualidad o por malabares del destino me crucé con él y resultó ser el cordón que necesitaban mis zapatos viejos para amortiguar mi ritmo de vida desequilibrado pero bastante idealista, comparable con aquellas fotografías en blanco y negro con grano gordo

Poco a poco empecé a juntarme más con él. Quizá el momento clave fue una noche de verano en la que nos lo encontramos al lado del puente de mi barrio, acababa de llegar de un viaje que iba a ser sólo a Cádiz y acabó siendo a África. Estuvimos quizá 2 horas allí mismo, escuchando sus bellas narraciones, seducidos por el mítico personaje de Mariano, viajando con la mente en trenes que atravesaban Marruecos, durmiendo en azoteas gaditanas y moriscas. Todo era diferente en las palabras de Carlos

En aquella época yo tenía unas gafas doradas, pequeñitas y redondas, el pelo largo y una ropa parecida a la que venden en los rastrillos de 2º mano. Por eso y quizá por mi entusiasmo no encubierto por The Beatles me llamaban Lennon en el Instituto

Ahora, años después, sigo pensando que es una de las cosas que más aprecio de él, escuchar sus anécdotas contadas con su estilo peculiar, que convierte un simple acontecimiento en una aventura fascinante. Después de las aventuras de Marruecos me ha contado muchas otras cosas con esa tensión mitológica

(continuará)

Anuncios
Categorías:DUDAS Etiquetas: , , , , , ,
  1. marzo 20, 2009 en 2:01 am

    Joder Dani no me hagas llorar cojones.

  1. septiembre 29, 2014 en 8:09 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: