Autorretrato: De pequeño

 

Collage raíces de la infancia

De pequeño yo soñaba en que tenía un escudo invisible, abstracto y poderoso, que me protegía de las malas lenguas, que me ayudaba a ser valiente, a superar los peores obstáculos como eran los exámenes. De hecho cuando metía en alguna gresca en mi barrio Los Nogales, siempre salía bien parado, seguramente no por el escudo ese sino porque tenía un hermano mayor, de hecho estoy seguro que mi hermano Luisito me libró de alguna colleja y se pegó más de una vez por mí.

De pequeño no fui a la guardería siempre estaba con mi madre,empecé el colegio com más edad que los demás niños y no sabía pronunciar la r y acabé repitiendo 2º de E.G.B. Al principio esto me hizo mucho daño, sobretodo un sentimiento confuso difícil de explicar ya que seguía yendo en los recreos con los compañeros antiguos y me daba cuenta que iba retrasado con los niños de mi edad, lo  bueno del caso que repitieron igual  que yo mi inseparable amigo Albertito y Sergio (hace mucho tiempo que no lo he visto) y más tarde David. Según fueron pasando los años fui encajando más en la clases, acabé por ser un alumno aplicado, de hecho observaba que me interesaban las materias.

De pequeño a la salida del colegio Doctora de Alcalá me atropelló un coche, me dio tal golpe de costado que me mandó como un metro más lejos del lugar del impacto, cuando volví en sí estaba todo un colegio rodeándome  y yo en el centro tumbado. Por suerte  minutos después de lo ocurrido pasó  la guardía civil, se pararon con todo el revuelo ya que estaba la carretera cortada y yo en el medio, me preguntaron que si sabía dónde estaba y dónde vivía, yo no podía ni responder de lo aturdido que estaba y entre el público asistente surgió una compañera de la clase de mi hermana Belén y dijo que vivía en Los Nogales y que me conocía. Me puse a llorar con los nervios , decidieron subierme al coche de policía y le dije que mi madre me metería una paliza si les contaban lo que había pasado. Ellos me tranquilizaron un buen rato y dijeron al conductor del coche que me atropelló que se fuera que no había pasado nada. Me llevaron  en coche los guardías donde estaba limpiado mi madre,y me prometieron que no me iba a pasar nada. Cuando mi madre abrió la puerta de la casa, no se creía que podía haber pasado, me acuerdo que los guardías la dijeron que me había atropellado un coche pero que no había pasado nada, que no se preocupara y que me dejará bajar al parque mientras hablaban con ella, parece ser que ela dijeron que era muy buen chico y eso porque no tomo medidas conmigo. Ese día no fui al colegio por la tarde y me tiré todo el día en la calle contando a mis amigos en una risa llorona lo que me había pasado, creo que ya todo el colegio Dulcinea sabía lo sucedido.

De pequeño descubrí que mi escudo era la libertad, me pasaba el día jugando en la calle, mi madre cada vez que quería que subiera a casa me llamaba a grito pelado por el balcón, escuchaba todo el barrio mi nombre Carlitos y había a veces que andaba perdido por lo alrededores y venían a avisarme amigos del barrio que me estaban buscando, que fuera corriendo a casa. Lo que más me gustaba era salir al parqué a jugar al futbol hasta hacer de la arena una polvareda hasta sólo verse sombras, para mí las diferentes épocas del año no pasaban desapercidas, no era lo mismo el parque con charcos a los abuelillos en primavera comiendo pipas en los bancos del parque, o la época de las peonzas que de los yoyos. El estudio lo compagine con los libros que me leía por la noche con mi hermano Luis en la cama de abajo, (dormiamos los dos en una litera) me daban mucho qué hablar, qué preguntar, todo en mí eran dudas. Todavía me acuerdo de los arranques de pasión que me producía el comprender que existía algo más, leía en voz alta las partes que más me gustaban, siempre discutiamos para ver quién de los dos apagaba la luz.

De pequeño yo era muy fantástico, me gustaba exagerar mucho las historias familiares, escuchar historias de policías pequeños de mi amigo “Anllel” mientras jugábamos a las canicas, y admiraba a mi padre y a ciertos profesores, me parecía increíble que supieran tanto y lo explicasen de forma tan fácil. Siempre estaba rondando en la habitación de mis padres, viendo los libros, las fotos  y películas que tenía. Después imaginaba pasajes de mi vida en el futuro, yo sabía que iba a estudiar una carrera, primeramente arquitectura por la impresión que me hizo conocer a un amigo de mi padre argentino, muchos años después periodismo. Siempre conté que con mi sueldo ibamos a poder pasar saltando las estrecheces económicas que vivimos durante una época.

 

Mis hermanos y yo

Cuando me levantaba por las mañanas para ir al Colegio Público Dulcinea, soñaba con tener unas tierras y ser una especie de ermitaño que vivía de sus animales y plantas, sin dar explicaciones a nadie. Por la noche, me imaginaba que tenía poderes mentales y era capaz de paralizar el tiempo durante un rato para hacer las cosas que me faltaban por acabar  como estudiar bien el examen del día siguiente, yo pensaba que por la noche el mundo se mantenía quieto y era todo armonioso, me imaginaba una vida fantástica, perfecta y pararela. Todavía me acuerdo que contaba a mi madre una historia de que iba a hacer un camión de madera y que con él me recorrería el mundo.

Yo y mi padre en la boda de mi tio Manolo

Pero mi escudo poderoso se fue resquebrajando como las ilusiones, me di cuenta que el mal estaba en los propios hombres no en las cosas que les rodeaba, que el dinero movía montañas, que los padres tenían fallos como el resto de humanos. Durante algún tiempo el escudo fue manteniéndose gracias a las lecturas de Pablo Neruda, Rafael Alberti, Jorge Guillén, Miguel Hernández, García Lorca y las conversaciones con ciertos familiares.

Yo de payaso con mis hermanos y mi madre en la terraza de casa

Años más tarde vinieron los libros biográficos del Che Guevara,  el Subcomandante Marcos, Eduardo Galeano y el idealismo revolucionario de París, la música humana de Víctor Jara y la movidiza de los Beatles, pero eso fue mucho después, cuando pensaba que iba a acabar montando una empresa de transporte con mi hermano e iba a viajar por todo Latinoamérica con la mochila a cuestas. Creo que ya tenía como buen amigo a Javi, mi vecino de arriba, que ya me había entrado el gusanillo de la fotografía y  que me levantaba por la mañana temprano para leer mis libros antes de ir al instituto.

Artículos relacionados:

Pequeñas historias cotidianas (VI): La tribu de mi barrio.


 

Anuncios
  1. octubre 11, 2009 en 6:41 pm

    Mi niñez
    Letra y Música de J.M. Serrat
    Tenía diez años y un gato
    peludo, funámbulo y necio,
    que me esperaba en los alambres del patio
    a la vuelta del colegio.
    Tenía un balcón con albahaca
    y un ejército de botones
    y un tren con vagones de lata
    roto entre dos estaciones.
    Tenía un cielo azul y un jardín de adoquines
    y una historia a quemar temblándome en la piel.
    Era un bello jinete
    sobre mi patinete,
    burlando cada esquina
    como una golondrina,
    sin nada que olvidar
    porque ayer aprendí a volar,
    perdiendo el tiempo de cara al mar.
    Tenía una casa sombría,
    que madre vistió de ternura,
    y una almohada que hablaba y sabía
    de mi ambición de ser cura.
    Tenía un canario amarillo
    que sólo trinaba su pena
    oyendo algún viejo organillo
    o mi radio de galena.
    Y en julio, en Aragón, tenía un pueblecillo,
    una acequia, un establo y unas ruinas al sol.
    Al viento los ombligos,
    volaban cuatro amigos,
    picados de viruela
    y huérfanos de escuela,
    robando uva y maíz,
    chupando caña y regaliz.
    Creo que entonces yo era feliz.
    Tenía cuatro sacramentos
    y un ángel de la guarda amigo
    y un “Paris-Hollywood” prestado y mugriento
    escondido entre mis libros.
    Tenía una novia morena,
    que abrió a la luna mis sentidos
    jugando los juegos prohibidos
    a la sombra de una higuera.
    Crucé por la niñez imitando a mi hermano.
    Descerrajando el viento y apedreando al sol.
    Mi madre crió canas
    pespunteando pijamas,
    mi padre se hizo viejo
    sin mirarse al espejo,
    y mi hermano se fue
    de casa, por primera vez.
    Y ¿dónde, dónde fue mi niñez?

  2. kiyo
    octubre 11, 2009 en 10:23 pm

    Carlos,
    Que maravilla el collage de cuando fuiste ninno sin saber que eras ninno.
    Ahora la maravilla tambien es que TU si tienes la posibilidad de tener al ninno que habita en ti, completamente vivo.
    La posibilidad siempre existe.
    AUN cuando uno esta en terrenos o territorios o entornos muertos, vegetativos y esteriles.
    La posibilidad existe porque ahora sabemos que fuimos ninnos y hay un sin numero de maneras y estilos de volver a serlo o continuar siendolo
    Tu foto como payaso es UNICA!!!
    Te envio dos canciones que son MUY mielosas, azucaradas, pero siendo ninno, el azucar es imprescindible.
    Escuchalas viendo todas estas fotos.
    Si tienes comentario en el vocabulario en Ingles, lo comentamos.
    Keep your child alive forEver.
    ;->

  3. kiyo
    octubre 11, 2009 en 10:25 pm

    The Way We Were: http://www.youtube.com/watch?v=owSNbOBoUP8
    gladys knight
    THE WAY WE WERE.
    “Hey, everybody’s talkin’ about the good old days, right
    Everybody, the good old days, the good old days
    Well, let’s talk about the good old days
    Come to think of it as, as bad as we think they are
    these will become the good old days for our children, hum
    Why don’t we , ah
    Try to remember that kind of September
    When life was slow and oh, so mellow, hum
    Try to remember, and if you remember then follow
    Oh, why does it seem the past is always better
    We look back and think
    The winters were warmer
    The grass was greener
    The skies were bluer
    And smiles were bright”
    Can it be that it was all so simple then
    Or has time rewritten every line
    And if we had the chance to do it all again
    Tell me
    Would we
    Could we
    Memories, like the corners of my mind
    Misty watercolor memories
    Of the way we were
    Scattered pictures of the smiles we left behind
    Smiles we gave to one another
    For the way we were
    Oh, can it be that it was all so simple then
    Or has time rewritten every line
    And if we had the chance to do it all again
    Tell me
    Would we
    Could we
    Memories, may be beautiful and yet
    What’s too painful to remember
    We simply choose to forget
    So it’s the laughter we will remember
    Whenever we remember
    The Way We Were…
    Remember, the way we were
    MEMORIES
    elvis presley : http://www.youtube.com/watch?v=Mi74MF1L10E
    MEMORIES
    Memories, pressed between the pages of my mind
    Memories, sweetened thru the ages just like wine
    Quiet thought come floating down
    And settle softly to the ground
    Like golden autumn leaves around my feet
    I touched them and they burst apart with sweet memories,
    Sweet memories
    Of holding hands and red bouquets
    And twilight trimmed in purple haze
    And laughing eyes and simple ways
    And quiet nights and gentle days with you
    Memories, pressed between the pages of my mind
    Memories, sweetened thru the ages just like wine,
    Memories, memories, sweet memories

  4. Javi
    octubre 11, 2009 en 11:25 pm

    Vaya si ha llovido desde entonces, yo si que me recuerdo de cuando me hablabas del Che y nuestra diversión era sentarnos en el parque a hablar toda la tarde de revoluciones, planes para solucionar el mundo, la pobreza, conciertos de U2, heroes … Aunque mirandolo bien, hay cosas que nunca cambian y todavía seguimos apasionando con historias de libros y aventuras propias. Ahora nos toca a nosotros hacer de esos sueños de la India, realidades.

  5. kiyo
    octubre 12, 2009 en 8:12 am

    Quiero comentarte algo que desAfortunadamente mis amigos no pueden hacerlo porque en Espannol es mas lo que hablan que lo que puedan expresar en manera escrita.
    Viendo tus fotos y tu ninnez, traducia yo tu narracion.
    Al momento no recuerdo quien, pero si recuerdo que es un blog de alguien en Alcala, tambien expresan maneras de su vida, su vivir, como si ya hubieran pasado MUCHOS ANNOS.
    Creo es David A. quien dice que
    “Ya llovio bastante”. Algo asi.
    Sabes?
    Este aspecto es para nosotros algo que no entendemos porque lo escuchamos cuando estamos en Europa, en Espanna.
    Personas en sus 20, 25, incluso 30, hablan de ser YA muy mayores, o que ya paso la juventud o que ya vivieron mucho y pensares asi.
    En EE.UU. el tema edad es distinto y comentamos si sera que somos inocentones o ignorantes o no observamos… no se.
    Pero nunca pensamos en la edad o lo que hemos vivido. Es asi y no lo notabamos hasta ultimamente con los blogs que leemos. O leo y tradcuzco.
    Mi madre me dijo antier que iba a ver al medico para estudiar la posibilidad que le hagan aparatos para sus oidos, en sus 98 annos empieza a NO oir con claridad.
    Me dijo asi:
    “Quiero prepararme para cuando llege mi vejez”.
    No me sorprendi, ni me rei, ni pense nada raro.
    Inmediatamente le dije que considere cirujia porque ya hay aparatos “chips” que se injertan y la persona las mas de las veces vuelve a oir bien.
    Hasta que termine mi conversacion en mi Movil con mi madre, fue que pense:
    Mi madre NO ha pensado que esta viviendo su vejez.
    Es porque su mente y su cuerpo estan aun con fuerza, vitalidad y emocion.
    Aun vive sola en ocasiones por semanas y puede hacer todo.
    Es asi que nos cuestionamos que sera esto en Europa que las personas jovenes hablan del pasar de los annos o que ya llovio o que ya paso el tiempo.
    ;-DDDDD
    Finalmente, llame a mi madre para comentarle y me dijo IGUAL que tu lo expresas.
    Me dijo. Mientras uno tiene interes en el mundo y la cultura y uno tiene libros que explorar, uno NO tiene tiempo para envejecer.

  6. octubre 12, 2009 en 12:55 pm

    CUANDO EL NIÑO ERA NIÑO… (Cielo sobre Berlín, Wim Wenders)
    Cuando el niño era niño
    iba con los brazos colgantes
    quería que el arroyo fuera río
    que el río fuera torrente y este charco el mar
    Cuando el niño era niño
    no sabia que era niño
    todo le parecía animado
    y todas las almas eran un todo
    Cuando el niño era niño
    no opinaba de nada
    no tenia ningún habito
    frecuentemente se sentaba en cunclillas
    de pronto se echaba a correr
    tenia un remolino en el pelo y nunca posaba para tomarle una foto
    Cuando el niño era niño
    era el tiempo de estas preguntas
    ¿por que yo soy yo y no soy tu?
    ¿por que estoy aquí y por que no allá?
    ¿cuando empezó el tiempo y donde acaba el espacio?
    ¿es la vida bajo el sol tan solo un sueño?
    lo que veo y oigo y huelo
    ¿no es solo la apariencia de un mundo frente al mundo?
    ¿realmente existen el mal y gente que es mala?
    ¿como es posible que yo, que existo
    no haya sido antes de existir y que alguna vez yo,
    que existo ya no seré quien soy?
    Cuando el niño era niño
    le costaba tragar las espinacas,
    los chicharos, el arroz con leche y la coliflor al vapor
    y ahora come todo, no solo por necesidad.
    Cuando el niño era niño
    alguna vez despertó en una cama extraña
    y ahora lo hace seguido.
    Muchas personas le parecían bellas
    y ahora, solo en ocasiones de suerte.
    Se imaginaba claramente un paraíso
    y ahora, cuando mucho, lo adivina.
    No podía pensar una nada
    y hoy se estremece ante ella.
    Cuando el niño era niño
    jugaba entusiasmado
    y ahora se concentra como antes
    solo cuando se trata de su trabajo.
    Cuando el niño era niño,
    como alimento le bastaba
    una manzana y pan y así sigue siendo
    Cuando el niño era niño
    las moras le caían en la mano
    como sólo ellas lo hacen
    y así sigue siendo.
    Las nueces frescas
    le escalaban la lengua
    y así sigue siendo.
    En cada monte ansiaba
    el monte mas alto
    y en cada ciudad ansiaba
    una ciudad aun mayor
    y sigue siendo igual.
    En la punta de un árbol
    cortaba las cerezas
    emocionado como lo sigue estando.
    Era tímido ante los extraños
    y lo sigue siendo.
    Esperaba la primera nieve
    y la sigue esperando.
    Cuando el niño era niño
    tiraba un bastón como
    lanza contra un árbol
    y ésta aún sigue
    vibrando ahí.

  7. octubre 12, 2009 en 12:57 pm

    DE MAYOR (BUNBURY)
    Cuando era pequeño me enseñaron
    a perder la inocencia gota a gota
    ¡qué idiotas!
    Cuando fui creciendo aprendí
    a llevar como escudo la mentira
    ¡qué tontería!
    De pequeño me enseñaron
    a querer ser mayor, de mayor
    voy a aprender a ser pequeño
    y así cuando cometa otra vez
    el mismo error quizás no me lo tengas tan en cuenta
    Me atrapó el laberinto del engaño
    con alas de cera me escapé
    para no volver
    cerca de las nubes como en sueños
    descubrí que a todos nos sucede
    lo que sucede
    De pequeño me enseñaron
    a querer ser mayor, de mayor
    voy a aprender a ser pequeño
    y así cuando cometa otra vez
    el mismo error quizás no me lo tengas tan en cuenta

  8. kiyo
    octubre 12, 2009 en 1:36 pm

    Esta sucediendo un fenomeno que nos pone a pensar a algunos aqui en los PORQUES.
    Algunos de los aDolescentes Europeos, no quieren regresar a Europa cuando su escuela aqui ha terminado.
    Prefieren hacer su “college” o su universidad, en los EE.UU. y como alternativa en Canada.
    Todos dan distinta version cuando yo les pregunto los porques.
    Uno me envio un e-mail esta mannana, esta en la universidad McGill en Montreal.
    Esta fascinado con Montreal, con todo su programa. Con todo.
    PERO siente soledad porque es la primera vez que se separa de su familia, el padre, madre y 4 hermanos.
    Familia unida y de esas que hacen mucho en conjunto.
    Me dice que se acuerda todos los dias que le sermonee, que el vivir la vida RECTANGULAR puede causar la perdida de la ninnez y tambien puede fomentar el sentimiento de soledad.
    Para algunos de nos. en USA es obligatorio combatir la vida RECTANGULAR y cuando podemos lo hacemos.
    Hacemos campanna.
    La vida rectangular es:
    Pasar mucho tiempo frente a la pantalla del ordenador.
    Creer en todo lo que la pantalla diga o ensenne.
    Pasar mucho tiempo frente a la television.
    Pasar mucho tiempo en la habitacion o dormitorio con la TV y el ordenador.
    Y usar mucho y casi continuamente el Movil para ver si se tienen mensajes.
    Este chaval me dice:
    “He hecho cosas como ninno, he salido en mi bici en vez de sentarme frente a mi ordenador o usar mi movil o estar en mi dormitorio y me siento solo sin mi familia”.
    Le respondi: Go run around the park as fast as you can and if possible 2 or 3 miles. Get your endorphins on the go.
    Tu Carlos, tienes tu camara.
    Esto puede continuar y alimentar tu ninno.
    ;-DDDDD

  1. julio 4, 2013 en 7:08 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: