Inicio > DUDAS > La cultura popular: Los videojuegos

La cultura popular: Los videojuegos

Durante mucho tiempo soñé que volaba. No era un vuelo ortodoxo: empezaba a caminar, iba cogiendo velocidad y en algún momento despegaba para flotar durante unos segundos, tras los cuales un leve contacto con el suelo me volvía a impulsar para seguir volando.

Aquel sueño repetitivo y feliz de pronto desapareció. Un día comprendí su origen: ese vuelo era una reproducción onírica de un movimiento del videojuego Super Mario Bros. 3. Había jugado tantas horas, completamente absorto en ese mundo de tortugas y monedas, que el videojuego se mezclaba en mis sueños y hasta me creía héroe bigotudo en su carrera frenética por salvar a la princesa de las fauces del monstruo.

smb3nes.jpg

Había dejado de jugar al Mario y el sueño había desaparecido. Pero esas horas de NES (yo tendría unos 10 ó 12 años) fueron sustituidas por la Game Boy, que me permitía escuchar la radio mientras jugaba, y después de la Game Boy llegó el ordenador, y con él tantos juegos y tantas horas de vicio: PC Fútbol 6.0, Commandos, Comanche 3, FIFA 98, Colin McRae Rally. Tardes de sábado que se pasaban en un suspiro, una ensoñación rectangular que me mantenía concentrado como ninguna otra cosa en el mundo. Cuando volvía a la realidad comprendía que me había quedado solo en casa, o que ya era de noche, o que llegaba tarde a la cita con la pandilla. El tiempo había pasado sin dolor y sin gloria: estar enganchado a un videojuego era algo parecido a la felicidad, una pseudofelicidad plana e insustancial, pero tan fantástica y magnética que dejaba todo lo demás –el mundo real- en un segundo plano.

thegodfather011.jpg

No hace tanto de las últimas obsesiones. Hará un par de años tuve que respirar hondo mientras el viento mecía una hoja de periódico en algún cruce de Little Italy, música de El Padrino de fondo y el Nueva York de los 50 a mi entera disposición. Y hace todavía menos tuve que desinstalar el GTA Vice City porque al acostarme seguía viendo luces, al conducir me asaltaba la tentación de estrellarme con otros coches y ya se acercaba peligrosamente un examen definitivo. De vez en cuando echo una partida al Age of Empires II, que está un poco anticuado pero me deja desarrollar cierta obsesión por la simetría al crear las granjas, las murallas y al atacar al enemigo.

Voy por el quinto párrafo y aun no he hablado del Tetris. No es casual: merece un capítulo aparte en la serie de La Cultura Popular.

Anuncios
  1. ZoeRavenclaw
    diciembre 30, 2009 en 12:49 pm

    ¡Y la de horas que me he pasado recorriendo el castillo de Hogwarts de arriba a abajo y volando en escoba!!

  2. diciembre 30, 2009 en 12:55 pm

    No puedo resistirlo. Me voy a bajar El Padrino otra vez.

  3. diciembre 30, 2009 en 7:08 pm

    Los videojuegos forman parte de mi infancia también, aunque luego me alejase de ellos y lleve cerca de 10 años sin tocar uno. Yo soñaba con las habilidades de los gusanos del “Worms”, no sé si recuerdas ese juego.
    Un abrazo y feliz 2009

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: