Inicio > DUDAS > 13. La Ruta del Bakalao

13. La Ruta del Bakalao

Estamos en el año 2006, y ha llovido mucho desde principios de los 90, cuando se empezó a escuchar una palabra que sonaba rara para nombrar a una clase determinada de música disco realizada por ordenador, la palabra Bakalao. Todavía uno se acuerda de lo que se jaleaba con  botellas de agua al grito de «¡Toma, toma!». La música maquinera e industrial se puso de moda y desplazó a un segundo plano, a los rockeros, punkies, raperos y demás tribus urbanas que luchaban por su puesto consagrado. Las salas de discotecas pasaron de repente de tener capacidad de 500 personas a 2500 en un tiempo record.   Se creo una ruta en la geografía actual, apodada “ruta destroy”, llegando a ser reconocida internacionalmente por la prensa mundial, está prensa involuntariamente atrajo a jóvenes de todos los lados del mundo para desfasar a todo éxtasis por esas discotecas que se habían convertido en catedrales de la megafiesta nocturna (nombres míticos como The Haçienda, Puzzle, NOD, Heaven y ACTV). Estaban fuera de las ciudades en los polígonos industriales y la gente que iba a ellas eran de toda clase traídas de toda España.

La ley permitía horarios intempestivos porque se vivía una borrachera de libertad y en las afueras no había vecinos a los que molestar. La ruta consistía en ir de disco en disco de viernes a martes non-stop, sostenidos por drogas sintéticas como el speed, cocaína, tripis, etc, y música techno creada por djs que eran los gurús de las salas. Os acordáis del himno de Chimo Bayo: “Así me gusta a mi”.

Después de la resaca festiva del 92 todo empezó a caer por su propio peso y está ruta se amplió demasiado por la geografía española conectando Madrid con Valencia pasando por Toledo. Como dice el dicho “todo lo que sube baja” y así sucedió, se empezó a cuestionar la ley tan permisiva de los horarios de las salas de fiestas. La Guardia Civil empezó a cuestionarse el mea culpa de los accidentes de tráfico que costaba la vida a muchos jóvenes que buscando fiesta se encontraban la muerte. Y empezaron a hacer controles de alcohol, drogas y velocidad. La mala prensa empezó a culpar a los políticos por hacer la vista gorda a un problema que estaba pudriendo el  tejido social y cada vez salpicaba más y más a los jóvenes de toda clase social. Al final se empezó a boicotear la plena libertad de fiesta que se había vivido años anteriores y se notó que está se traslado a otras zonas de España más al norte como Cataluña, País Vasco e Ibiza.Sin embargo ayer salí por Torrejón de Ardoz y me di cuenta que todavía queda ese espíritu de rebeldía por causa de nada que se dio en Valencia.

Cuando estuve en Argentina todos me preguntaban si conocía la fiesta de Ibiza, me impresionó bastante porque me di cuenta que el calado social de la música máquina  ha sobrevivido a los más jóvenes de todo el mundo como se está volviendo a vivir ahora en las zonas periféricas de los barrios obreros de Barcelona.  

*este texto fue publicado originalmente en el libro DUDAS (año 2006)

Categorías:DUDAS Etiquetas: , , , ,
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: