Inicio > Nosotros, Siempre Alerta > Presunción de Inocencia

Presunción de Inocencia

http://www.goear.com/listen/131c8b2/one-is-the-loneliest-number-aimee-mann

No me convencen las películas de terror… y algo que antaño me apasionaba, los fenómenos paranormales (casas embrujadas, polstergeist, ovnis, apariciones, posesiones, psicofonías…), ahora casi me provocan bostezos por más que, según dicen, se muestren como fenómenos “inofensivos” que suelen limitarse a manifestarse de una forma velada y misteriosa, para transmitir un mensaje que suele tener que ver con algo que ocurrió, o que va a ocurrir, o que debe ser tenido en cuenta, etc.

Se puede observar, sin mayor sorpresa, la sobreabundancia de teorías que avalan la existencia de seres de otras dimensiones o bien sociedades secretas, de aviesas intenciones, que, según ciertos “científicos” llevan aquí mucho tiempo y están dominando el mundo y, o bien se constituyen como verdaderas élites de multimillonarios, o bien son los verdaderos “marionetistas” de tales élites.

Cuando escucho este tipo de cosas, con la seriedad de la que suelen estar acompañadas, se me viene a la cabeza la falta de memoria y atención del ser humano. Las películas de miedo, las más de las veces tratan sobre un ser que activamente hace gala de una malignidad modélica, en los que el mal eidético (la forma suprema platónica de esta entidad, a pesar de que la religión cristiana interpreta el mal como ‘nada’) brilla por su presencia implacable y devastadora. Pues bien, yo parto de la idea de que dichas películas, afectando nuestra sensibilidad de neoburgueses acomodados de guardar la ropa y misa de los domingos, intentan crear una ilusión: que existe algo peor que nosotros. Y está claro que no existe.

De vez en cuando el estallido de un volcán, un tsunami, una ola de frío y cosas similares se llevan por delante la vida de muchos de nosotros, destruyen cosechas enteras y dejan en la miseria a miles de familias. Todo esto son catástrofes naturales con mayor o menor incidencia y terribles consecuencias. Pero ridículas en comparación con las de nuestras respectivas guerras económicas, religiosas, territoriales, raciales, ideológicas… la naturaleza no nos ha dado a conocer aún fenómenos como genocidios de millones de personas, asedio de ciudades, tortura consciente y optimizada de seres vivos… bueno, salvo en el caso del hombre por el hombre.

Le dice el agente Smith a Morpheo (en The Matrix) que cuando intentó clasificar a los humanos como especie, observó que, a pesar de nuestra similitud biológica con los mamíferos, nuestro comportamiento es, sin duda, más próximo al de los virus, máquinas biológicas destinadas a reproducirse indefinidamente, a costa de destruirlo todo a su alrededor sin otro fin aparente que el de existir en el mayor número posible.

Y creo que existe un peligro fundamental inherente a la raza humana en lo que se refiere a lo paranormal. La mayoría de nosotros queremos creer en algo, algo que le dé sentido a nuestra vida. De modo que creer en hombrecillos grises, estigmatizados, el más allá, “presencias detrás del espejo”, se convierte en un peligroso e inconsciente objetivo para muchos para los cuales todos los demás viven engañados o están siendo coaccionados para no ver lo que ellos ven.

Anuncios
Categorías:Nosotros, Siempre Alerta
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: