Inicio > Filosofía > Tendencias Innatas del hombre

Tendencias Innatas del hombre

-Podemos caracterizar parcialmente a la historia de la humanidad por una serie de acontecimientos recurrentes, que tienen lugar en determinadas situaciones y que ponen de manifiesto nuestra más íntima naturaleza en conexión con nuestra parte más “puramente artificial”: nuestro arte, nuestra vida en sociedad… actos que sin duda deben tener sus ecos en estructuras ocultas en nuestros cerebros o insertas en lo más profundo de nuestro código genético.
De momento se me ocurren tres:

1.- En todo desarrollo de una sociedad “avanzada”, esto es, industrial, su transformación ha traído aparejado un fenómeno curioso: el retroceso de la religión en las vidas de sus habitantes, al tiempo que avanzan las posesiones, placeres, refinamientos… aumentando el nivel de vida de sus ciudadanos, desaparecen gradualmente las creencias en la/s divinidad/es. Se suele asociar este fenómeno a la educación científica, positivista, objetiva, etc. Pero, y de aquí el fenómeno asociado que quiero señalar, según desaparecen los dioses del mundo de los hombres, aparecen miles y miles de fantasmas.

2.- Relacionado con el punto anterior está una frase que ví por primera vez en Expediente X, una serie norteamericana en que dos agentes del FBI investigan casos paranormales. Pues bien, el agente Mulder, más propenso a creer en tales fenómenos que su compañera Scully tiene en su despacho un póster en que aparece un ovni y una frase que reza: I WANT TO BELIEVE. “Quiero creer”. El reconocimiento de ese deseo libera de un peligro de base en que está inmersa la humanidad, todos queremos creer en algo que nos afloje la angustia que sentimos ante la posibilidad del absurdo: que nuestra vida no tenga un fin al que tender, que no hay recompensa para los buenos actos ni castigo contra los malos, que no hay nada tras la muerte, y mientras tanto la vida continúa pareciéndose demasiado a la escalera de un gallinero: corta, estrecha… y llena de mierda. De este modo, cualquier creencia que garantice que nuestra vida no está limitada a esas “cuatro paredes” que estamos tan acostumbrados a ver, será acogida, aunque tal vez de manera inconsciente, y comenzará a fabricar estructuras en nuestro cerebro que le dan un sabor dulce a nuestra existencia, pero que en última instancia, no es más que eso: un edulcorante vacío, carente de sentido y justificación.

3.- Del mismo modo, existe una tendencia terriblemente peligrosa y dañina, que puede contemplarse a lo largo de la historia de la humanidad tanto por sus procederes como por sus consecuencias. Dicha tendencia podría muy bien llamarse: “tendencia al absoluto”; toda la tradición filosófica occidental nos viene refiriendo que lo único valioso en esta vida es lo eterno, lo definitivo, lo cerrado, delimitado y completo. Parménides hablaba ya en el IV a.C. de la “Esfera bien redonda” para referirse al Cósmos. Las  matemáticas, nada más ser inventadas/descubiertas, pasarían a considerarse sagradas: “El úniverso está hecho de números”. Pues bien, este fenómeno aparentemente inofensivo por lo que se refiere a la tarea científica tiene su contrapartida (o parte ‘contraproducente’ y terrible) en las religiones y cosmologías de todos los tiempos. Los indígenas de cualquier tribu ‘ágrafa’ se consideran a sí mismos, única y exclusivamente entre sí, como los ‘verdaderos hombres’. Y los de la tribu de al lado, aún prácticamente iguales en todo son considerados como ‘apestosos’, ‘chinches’, ‘basura’. Entre dos tribus que fabrican flechas con puntas envenenadas y caminan con taparrabos este fenómeno quizás pasa desapercibido. Pero, ¿ocurre lo mismo entre las grandes élites? ¿Podemos recordar la guerra fría, el exterminio nazi, las masacres comunistas, la inquisición, las guerras de sucesión, y, en fin, todo conflicto bélico en que intervengan ideologías, creencias, sistemas económicos? en tres palabras: sistemas de ideas.

Anuncios
Categorías:Filosofía
  1. k
    marzo 27, 2011 en 11:51 pm

    Abel, la maravilla maravillosamente accesible ahora, es que con el MRI, con la resonancia magnetica en imagen?
    Ahora podemos ver todo lo que mencionas en tu ultimo tema.
    En una de mis clases de neurologia y psicopedagogia, vimos unas patologias, sintomas en el humano.
    El neurologo y yo hicimos coneccion inmediata, fuimos a cenar y comentando me pregunto si soy empleado para el sistema publico escolar.
    Le narre todo mi historial para decirle que soy “freelance” total independiente.
    Durante nuestra platica toque algunos de los temas a los que aludes, lo hice antes de leerte y seguro lo sabes que asi como lo sugieres, asi es todo.
    Todo esta ubicado en nuestros lobulos cerebrales.
    Este neurologo, ahora mi amigo, ofrecio llevar su MRI portatil a unas de mis clases, inmediatamente acepte la oferta, quise que unos de mis chavales vieran todo como funciona su cerebro y otra finalidad mia es hacerles ver que no hay gente mala y no hay gente buena.
    Hay gentes con desbalance en la quimica cerebral y asi se hace un Hitler, asi se hace un dictador, asi hay tragedia y comedia.
    Es la condicion humana. Mis chavales estaban atonitos. Les ensennabamos imagenes o les narrabamos algunos textos.
    Vieron su amor, su gozo, su envidia, su tristeza, vieron que su cerebro tiene incluso un punto donde el cerebro reconoce caras, vieron que sin esta parte su cerebro perderia esta capacidad. Vieron que nuestro cerebro tiene plasticidad que no para, no detiene hasta que morimos.
    Vieron que podemos hacer mucho para moldear esta plasticidad en maneras positivas, agresivamente optimistas.
    Cuando te leo mis lobulos parietales y frontales entre los otros, se activan con alto voltaje. 🙂

  2. marzo 29, 2011 en 9:42 am

    “Los dioses no estaban ya, y Cristo no estaba todavía, y de Cicerón a Marco Aurelio hubo un momento único en que el hombre estuvo solo”. Descubierto por Marguerite Yourcenar en una carta de Flaubert.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: