Inicio > Daniel Sande, Futbol > “Y allí estaba yo” por Daniel Sande

“Y allí estaba yo” por Daniel Sande

Y allí estaba yo, un Sábado que podría haber sido cualquiera, en un campo de fútbol, para recibir a mi Deportivo de la Coruña. Pero este año no visitamos el Santiago Bernabeu, ni el Calderon, ni siquiera el antiguo Teresa Rivero, ahora estábamos en el Estado Municipal del Santo Domingo, campo del Alcorcon, disputando un partido de la Segunda División Española, ese pozo desconocido incluso para muchos aficionados al fútbol.

Pero yo con mi ilusión intacta, como si ya se me hubiera olvidado que jugamos en segunda, como si me acabaran de comprar mi primera bicicleta, con mi bufanda blanquiazul como escudo indestructible.

Y allí estaba yo, en un campo demasiado caluroso, pequeño, feo,  de aspecto mas que humilde, como si se tratara de un campo de entrenamiento. Donde los aficionados deportivistas se agolpaban ocupando un cuarto de un “mini-estadio” a reventar.

Y alli estaba yo, soñando con el ansiado ascenso, dirigiendo cual entrenador los movimientos de mi equipo, corrigiendo posiciones, explicando a Alejandra nombres y cualidades de jugadores, convirtiendo un regate de Valeron en poesía.

Y allí estaba yo, como si hubiera olvidado la cuantía de las facturas que tengo que pagar, e incluso como si no recordara que mi situación laboral pende de un hilo, como si por mi no hubieran pasado 29 primaveras, cual, seamos francos, pedazo de gilipollas irracional entonando todo el recital de cánticos blanquiazules.

Esa pasión, lo siento por algunos, es lo que hace grande este deporte, levanta del asiento a su aficionados, a mi en concreto me dejo afónico, apasiona cada domingo aunque fuera sábado, maneja como marionetas mentes en otras ocasiones despiertas, desdibuja por instantes los problemas cotidianos.

De manera anecdótica os contare que el Depor perdió estrepitosamente 4-0, pero, allí estaba yo, con mi ilusión intacta para la próxima contienda.

 Dedicado a todos los apasionados a algo, que en cierta medida se convierten en irracionales.

La mía ya la sabéis, FORZA DEPOR., Y LA VUESTRA???

Un rival.Alcorcon.Sept2011

AficionDepor.Alcorcon

Anuncios
  1. septiembre 28, 2011 en 1:00 am

    En este comentario se respira algo bonito que es la ilusión de un aficionado por su equipo, en la vida hay que vivir con ilusión y proyectos, y veo que nosotros tenemos ambas cosas.

    El superdepor fue muy grande todavía me acuerdo de ese penalti, me tire al suelo y todo. Luego fui a La Coruña con no sé quien y resulta que no quieren mucho al Real Madrid, jejej pero aún así se le quiere y me parece un gran equipo.

  2. Daniel Carrillo
    septiembre 29, 2011 en 10:31 pm

    “Dedicado a todos los apasionados a algo, que en cierta medida se convierten en irracionales” Pues en mi caso es algo que sucede con el Real Madrid (cada vez menos) y con España (cada vez menos). A veces pienso que soy madridista por error, hay algo en el Atleti que me emociona, la afición, el estadio, la épica.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: