Inicio > Viajes > Bigotes, caballos y cantinas (XXI) – Lili Vallarta

Bigotes, caballos y cantinas (XXI) – Lili Vallarta

La canción se llamaría Lili Vallarta y sería un corrido o en su defecto algún otro son parrandero y desenfrenado. La canción hablaría de aquel amanecer en el Pacífico, del traje verde del viernes, del vestido negro del sábado, del huracán de palabras en la ronda a tabernas, de Riviera Nayarit, de los antros donde no te dejan entrar si vas hecho un pintas, de la veterana solista del Roxy, de un tipo que cantó Baby I love your way, del Herradura Reposado, de la música de banda y de un desayuno indecente. Qué pérdida esto de dedicarse a la prosa. Que lástima no haber nacido juglar ni bardo ni trovador para dejar aquí mismo escrita y bien rimada una canción como dios manda.

·············

Estuve a punto de hacer una profunda reflexión sobre las oportunidades que nos han dado nuestros padres y nuestro país a través de una educación accesible, equilibrada y completa.

Estuve a punto de pensar en las décadas prodigiosas que han transformado España. En los complejos de nuestros mayores, en esos años en que tuvieron la certidumbre de vivir en un país de segunda fila y gravitaba por todos lados un sentimiento de inferioridad con respecto a una buena parte de las naciones europeas.

Estuve a punto de estar orgulloso de algo que yo no he hecho, a punto de ser consciente del privilegio de nuestras vidas y de llamar a mis padres para darles las gracias.

Me encontraba tirado en una barca hinchable mecida por el sosegado mar de la bahía de Acapulco. Lejos de la orilla, yates, música, cerveza, motos de agua y las risas de un nutrido grupo de jóvenes que celebraban el cumpleaños de una muchacha de Navarra. Gaditanos y madrileñas, asturianos y valencianas, leoneses y sevillanas. De repente, en los altavoces de uno de los dos barcos comenzó a sonar una canción de Estopa, y a mí se me cruzó por un momento la idea de un recorrido que comienza en los pueblos de la posguerra, emigra a las ciudades, atraviesa dos o tres generaciones y nos lleva a nosotros, españolitos de clase media, a una barca hinchable en una bahía del Pacífico.

Estuve a punto de ponerme a profundizar en la idea, pero decidí cerrar los ojos y dejarlo para otro momento. Desde uno de los dos yates me llegaba el sonido de los Estopa: Que se me nota en los ojos que mi mirada es de hielo. Me ha dicho que en otra vida yo era un perro callejero…

·············

Otros capítulos de la serie Bigotes, caballos y cantinas:

Anuncios
  1. Daniel Carrillo
    octubre 24, 2011 en 11:12 am

    Vuelvo a España. Escribo el relato Bigotes, caballos y cantinas. Empiezo a publicarlo por entregas en el blog. Y un día agarro La Reina del Sur y releo algunos fragmentos. Y me encuentro esto: “En cuanto a mí, ese último día ante mi botella de cerveza en La Ballena, Culiacán, escuchando canciones de la rockola entre parroquianos bigotudos y silenciosos, lamenté carecer de talento para resumirlo todo en tres minutos de música y palabras. El mío iba a ser, qué remedio, un corrido de papel impreso y más de quinientas páginas. Cada uno hace lo que puede.” Es obvio que he plagiado una idea de Pérez-Reverte, pero que quede claro: fue sin darme cuenta, nena.

  2. octubre 24, 2011 en 2:47 pm

    Este P. Daniel yo te compro un libro de Bigotes, Caballos Y Cantinas, quiero leérmelo y que me lo dediques, después lo colocaré encima de mi cama con los libros “El Club Dumas , Viajes con Heródoto y dentro de poco el El poder del perro”, Llecarás lut por mí, Fidel Castro: el Moncada y la Historia me absolverá. El Mundo de Sofía, El precio del Paraíso, etc.

    Mi capítulo preferido, son por orden:
    1º. De Dioses y hombres.
    2º El volcán
    3º El hijo del barbero
    4º Lili Vallarte

    Y me gustaría una reflexión general sobre Méxicos, sus méxicanos. Un abrazo

  3. octubre 24, 2011 en 2:49 pm

    “Leérmelo a papel me refiero”, en el bar con un café y un puro próximo a mis manos para cuando acabe el libro fumármelo en el parque

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: