Inicio > Improperios, Política > A las cosas por su nombre

A las cosas por su nombre

Aunque brevemente, la RAE define ‘nombre’ como “palabra que designa o identifica seres […]”. Siendo así, me gustaría reclamarle a los medios (en caso de que les importaran lo más mínimo mis opiniones) que, pese a la posibilidad de malentendidos, empiecen a llamar a las cosas por su nombre (en el sentido de que empleen la facultad designativa del sustantivo en lugar de la identificativa). Sea pues, que si apareciere una noticia en la que los presos de ETA proclaman que “la amnistía es el único camino”, de una vez comiencen a llamarles ‘asesinos’ que es lo que son o que, en todo caso, han sido. Porque denominarles “presos políticos” es un eufemismo repugnante para esa caterva de fanáticos y degenerados que por un ideal político han actuado en numerosas ocasiones como si viviéramos en tiempos de guerra haciéndose llamar ‘soldados’ a sabiendas de lo improbable que ha sido (desde que empezó la democracia) que les disparasen o bombardeasen o secuestrasen, cosas que, durante décadas, han venido haciendo. Así las cosas, a la larga cadena de desvergüenzas que hemos tenido que ver y seguimos viendo los españoles se han sumado las suyas.

Del mismo modo, a la gran mayoría de políticos cuyas labores se resumen en mentir, hablar de lo que no saben y calentar sus asientos creo que podríamos rebautizarles como ‘demagogos’ y ‘charlatanes’. Y a sus respectivos votantes, ‘descerebrados’. Obvio, porque votar voluntariamente (de ‘voluntas’, ‘volición’ –> ‘querer’) a unas personas que no hablan correctamente ni dos idiomas (a veces ni el suyo propio), ni tienen varias carreras, ni publicaciones importantes en ningún campo de las ciencias ni de la cultura en general me parece un ejercicio de insensatez y un despropósito.

Y para no extenderme más, a esta “crisis económica” le conservaremos el nombre y le añadiremos algunos más, entre ellos: “crisis de valores”, “ideológica” y “social”, y sean todas éstas causas de aquella y no al revés, como pretendidamente nos quieren hacer ver.

Categorías:Improperios, Política Etiquetas: , , ,
  1. abelms85
    enero 17, 2012 a las 11:49 pm

    Al parecer ayer unos “miembros” de la ‘Kale Borroka’ quemaron unos contenedores, tal vez a modo de protesta por la INSOSTENIBLE SITUACIÓN POLÍTICA en que viven (fascista y represiva). Conforme con la entrada yo les llamaría ‘gamberretes’ o ‘inadaptados sociales’, para que no se les suba mucho a la cabeza lo de la lucha por la causa, y para que no se confunda el que lee las noticias tomándoles por “personas que luchan por sus derechos”. Emplear la objetividad y no darle mucho bombo y platillo a este tipo de actos (incluyendo los más truculentos) conseguiría que los responsables de sus acciones no les dieran más sentido del que en sí mismas tienen. Una gamberrada es una niñería, por más que haya por ahí autores renombrados que las consideran como “actos políticos”. Y es que ante tales gilipolleces uno no sabe si reír o llorar.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: