Inicio > Alcalá de Henares, Radio > Memorias de un estudiante calavera 5

Memorias de un estudiante calavera 5

Escuela Politécnica – Campus universitario de Alcalá de Henares (Fotografía de LUIPERMON)

Recuerdo esa sensación de estar allí porque era lo que tocaba. Recuerdo que aquello no era interactivo: ahí sólo hablaba uno mientras los demás dormitábamos. Recuerdo que al principio no entendía cómo se habían colado ciertas asignaturas en nuestro plan de estudios, pero después comprendí que era un asunto de cuotas de poder entre Departamentos. Recuerdo a profesores oxidados, y a profesores sin vocación y unas encuestas sobre la docencia cuyo resultado nunca se publicaba. Recuerdo que me dotaron de capacidad de análisis y del hábito del esfuerzo, y que ejercitaron mis neuronas y que aprendí muchas cosas. Pero también recuerdo que sobraba mucha tontería y que faltaban conocimientos que habrían sido útiles para la vida de aquí afuera. Recuerdo cierto olor a cerrado y a viejo y también cierto desinterés por lo que ocurriera en el mundo que avanzaba frenético al otro lado de la puerta del aula. Recuerdo que premiaban el individualismo, y que el éxito se medía de una manera un tanto extravagante: en tres horas, ante un papel, sin libros, sin compañeros y sin PC.

La titulitis, esa enfermedad tan española, ha sido el auténtico combustible de la Universidad de este Reino. Ni Gobiernos ni oposiciones, ni Consejos de rectores, ni Comités de estudiantes, ni Bolonias, ni sindicatos, ni profesores, ni alumnos han logrado ponerse de acuerdo para hacer de este negocio algo verdaderamente útil. Ahora que van a subir las tasas para que sólo estudien los hijos de los ricos, me pregunto si sabremos agradecer lo suficiente el gesto a nuestros no siempre tan lúcidos gobernantes.

Y es que no hay mal que por bien no venga. Incapaz de pagar la matrícula, las nuevas generaciones de españoles tendrán que formarse de otra manera. Quizá usarán el ADSL para algo más que bajar películas, o descubrirán que es más barato e interesante aprender un idioma que aprobar la asignatura más hueso de cuarto.

Recuerdo esa sensación de estar allí porque era lo que tocaba. Fue como haberse apuntado a un curso de baloncesto, un curso en el que te hablaban de la pelota y de la canasta, del terreno de juego, de las tácticas y de las reglas. Y recuerdo esa sensación, después de aprobarlo todo, de saltar por fin a la cancha y descubrir que en vez de un partido de baloncesto, lo que había que jugar era una partida de poker.

http://www.ivoox.com/a-favor-del-tasazo-racion-carrillada_md_1247791_1.mp3″ Ir a descargar

Publicado originalmente como columna radiofónica en el programa Cualquier Día de RUAH – Radio Universitaria de Alcalá de Henares 107.4 FM.

Anuncios
  1. Andima
    mayo 28, 2012 en 1:32 pm

    Yo recuerdo el tiempo perdido. Recuerdo que fue como entrar en una especie de burbuja, algo así como una cárcel, en la cual permanecí ajeno a todo durante demasiado tiempo, para después salir y tener que enfrentarme a la vida como si empezara de cero. Recuerdo que siempre me gustaba alguna chica, pero que esto sólo añadía más sufrimiento. Recuerdo que la carrera me gustaba menos cuanto más avanzaba a su final, y que las últimas reformas, con la intromisión más acusada del mundo empresarial en ellas, sólo van encaminadas a alargar esos finales y a prescindir de las bases. Recuerdo que a la mayoría de los alumnos esto les parecía bien. Para qué voy a estudiar esto o lo otro, decían, si no me va a servir para nada en mi trabajo. A lo que habría que decirles: en tal caso no vayan a la universidad. Si eso piensan, pónganse a trabajar y aprendan un oficio, que más práctico que eso no hay nada, y púdranse en él durane cincuenta años, sintiéndose muy útiles y muy provechosos. Recuerdo a los grupos de empresas que montaban universidades para abastecerse de ganado. Recuerdo que nadie era honesto. Recuerdo que a nadie le importaba entender nada, y menos que a nadie a quienes enseñaban. Recuerdo la sensación de empacho y de vacío. Recuerdo que a menudo los peores alumnos eran los más implicados en la universidad y los que terminaban accediendo a las futuras plazas en departamentos y en la enseñanza. Recuerdo que las ramas de conocimiento, las asignaturas, las investigaciones, las aplicaciones, no eran sino un camelo para que una gentecita que se tenía por muy importante se sacara sus cátedras, sus becas, sus subvenciones, sus conferencias, sus puestos de profesor. Recuerdo también que nuestra creciente inutilidad, nuestra debilidad, nuestro olvido con respecto a nuestra naturaleza, nos obligan a valernos de estas tretas para salir adelante. Y recuerdo sobre todo tener que estudiar de libros escritos por analfabetos que no sabían puntuar, ni redactar, ni poner tildes, y no poder decir nada de esta degradación tan significativa por resultar incomprensible y anodina para el resto. Últimamente las universidades están proliferando como setas, a día de hoy estos antros tienen prestigio, se dirán quienes quieren vivir de ellas, pero ¿para cuándo el que desaparezcan todas?

    Un abrazo Dani!

    • mayo 30, 2012 en 9:56 am

      ¡Qué prestigio tiene la Universidad! ¡Y qué poco se la critica! ¿Cuánto tiene que ver el sistema educativo en el fracaso del sistema? Y lo cierto es que de todo esto no se oye hablar…

  2. gladiator
    mayo 30, 2012 en 4:20 pm

    ¡Esto es vida! Como dijo allá por 2002 un joven estudiante de la técnica de industriales, de camino a la Universidad a bordo de la línea 2, apretado entre la muchedumbre que en el autobús viajaba hacia la Universidad, corriendo a diario para llegar a tiempo a clase pero sin saber hacia dónde corrían realmente…

    Luego pensé: este tipo llegará lejos.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: