Inicio > Política > Ausart mundu berri bat (Un mundo feliz)

Ausart mundu berri bat (Un mundo feliz)

Si por mi fuera, y un 50,1% de la población de Euskal Herria o Vasconia lo quisiera, seríais independientes ahora mismo. Me ha convencido el manifiesto de EPPK, con sus abundantes razones y argumentos. Los gobiernos opresivos de Francia y España… la utilización política de las víctimas… la vía del arrepentimiento para la destrucción de sus militantes en tanto que personas… Si por mi fuera seríais independientes, por varios motivos, y uno de ellos para lograr que los españoles seamos iguales y no menos iguales que otros.

Quisiera veros prosperar, ver como imponéis vuestro idioma, quiero ver glorificados a vuestros militantes renombrando calles, ver como enseñáis una nueva historia a vuestras juventudes y como repudiáis a los que se echaron atrás o pensaron diferente. Quiero que os convenzáis de que esa particular guerra de tiros en la nuca y bombas lapa fue necesaria, y aquellos que matasteis, obstáculos para la libertad. Quiero que todo ese odio, esa xenofobia y ese cinismo encuentren un “si quiero” y que todos vean que la extorsión y el asesinato tienen su recompensa: un nuevo Imperio abonado con cadáveres de víctimas civiles, en fin, como todos los imperios.

Anuncios
Categorías:Política
  1. Andima
    junio 4, 2012 en 2:50 pm

    El problema no es que sean independentistas, que no es que sea tan grave, hablaríamos en tal caso de gente más o menos mezquina o insolidaria, sino que son ultranacionalistas, como se sugiere en el segundo párrafo. La independencia es simplemente una manera de tener menos cortapisas a la hora de llevar a cabo su proyecto totalitario, que ya se está consolidando por otra parte, pues la población cada vez está más convencida, muchos sin darse siquiera cuenta, lo cual es lo más meritorio; especialmente las nuevas generaciones, que llevan el nacionalismo tan incorporado que ni lo perciben. El nacionalismo parte de una base viciada porque necesita un enemigo, y si no existe se lo inventa. En el caso del nacionalismo vasco el enemigo es un fárrago confuso e ignorado llamado España, cuya alma demoniaca se concentra en una cosa llamada Madrid. Eso es lo que ellos muestran de continuo, pero la verdad es que el enemigo auténtico del nacionalismo es su propia gente. Los nacionalistas vascos aborrecen a sus paisanos. No son como a ellos les gustaría que fuesen, o como ellos creen que debieran ser, por eso están constantemente intentando moldearlos a su gusto, empezando por las casas y las escuelas. El que una región o un país sea independiente es irrelevante, es el individuo el que habría de serlo. Es el hombre el que debiera ser soberano, libre. ¿Y qué mayor desprecio hacia esa soberanía individual, la más valiosa, que el adoctrinamiento, que confunde al individuo con masa y a la masa con rebaño? Los nacionalistas empiezan siendo víctimas, y después pasan a ser victimarios. Así pasa en todas partes y con todo, especialmente en aquellos lugares a cuyos ciudadanos llega con demasiada fuerza la nefasta influencia de políticos y periodistas, sólo que en algunos sitios es peor que en otros.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: