Inicio > Música, Poesía > Simulacro

Simulacro

Temo haber vivido mi vida como si ello fuera un simulacro,
como si yo tuviera el don de vivir por mí dos veces,
de haber dejado a un lado la que importa en prenda de una vez futura
y haber malgastado en borradores la presente.
De no saber que la vida sucede a medida que sucede
y que no hay una vida en serio y otra vida de licencia.

Que cada ensayo, cada error, en suma forman
las constantes y variables del algebra de la existencia,
y en esa ecuación que es cosa resuelta estamos,
esbozada débilmente en el margen de un folio en blanco.

Siento no haber sido tan audaz de un trazo algo más firme,
de haber perdido un tiempo de oro en pruebas y ensayos.

Y ahora es tarde,
algo tarde,
pues temo ir ya malherido.
Temo haberme consumido,
como si yo, tuviera el don, de vivir,
dos veces.

Temo haber vivido mi vida como si ello fuera un simulacro,
y he sido un mal actor confiando en la noche del estreno,
pero qué vida será la que prolongue o dé segundas funciones.
Sin ella todo es error improvisado y relleno.

Temo haberme pasado la vida reuniendo el valor que me falta
y declarando intenciones solemnes frente a un espejo,
dejando las cosas para una mejor ocasión que no llega.
En el fondo he estado siempre en Babia con la mente muy lejos.

Y ahora es tarde,
algo tarde,
pues temo ir ya malherido,
temo haberme consumido,
como si yo, tuviera el don, de vivir,
dos veces.

Temo haber vivido mi vida como si ello fuera un simulacro,
Como si yo tuviera el don de vivir por mí dos veces
La de haber dejado a un lado la que importa en prenda de una vez futura
y haber malgastado en borradores la presente.

Rafael Berrio – Simulacro

270

  1. k
    enero 16, 2014 a las 1:31 am

    PedroDaniel, he leido SIMULACRO 5 veces, he visto el Youtube y siento el arreglo orquestral en total punteria con los temas muchos que SIMULACRO encierra.

    En neurología, psicología y psiquiatría estos temas son mas común utilizarlos con adolescentes entre los 12 a 25 y 35 annos en edad cronológica. Nadie vivimos cronológicamente. A mis alumnos adolescentes, cuando son con apertura, sugiero esperen hasta los 25 annos antes que matrimonien. Esto ahora es MAS sugerido porque ahora un individuo en sus 35 prácticamente esta viviendo sus 25.
    Un hecho sorprendente que el neurólogo dijo a mi madre es que ahora en sus 101 annos, mi madre esta viviendo como en sus 91 incluso 81. Su cerebro esta totalmente coherente y la tecnolocia, la ciencia, las dietas, la atención medica ha hecho avances grandes, enormes en los últimos 5 annos.

    En un examen que hacemos al final de curso en neuro – psiquiatria, incluimos 1 o 2 de nuestros alumnos, obviamente no usamos nombres y el alumno es llamado Joe A, Joe B y si necesario usamos 3 y el tercer es Joe C.
    No alargo el tema, solo dire que nuestro hacer nuestro vivir nunca es perfecto y ademas hay sarcasmo porque casi es normal que antes de llegar a los 35 annos, incluso 45 annos, nuestros lóbulos mas usados son el lóbulo frontal, los parietales, los temporales y en ocasiones, mas en adolescentes, el lóbulo occipital. Enamoramos del tacón aguja, el pelo tenido, las protuberancias corporales, las protuberancias masculinas, las 2 femeninas y mas y todo lo VISUAL. Cero intuición, cero anticipación. Life ain’t fair. ;-DDDD

    Simulacro es efectiva obra, composición porque ensenna, ADVIERTE que no somos invencibles y que todos como dice
    ANDY WARHOL, todos tendremos nuestros 15 minutos de fama y después, después todo pasa, todo acaba.

    He comentado a ti, antes yo hacia viajes en mi coche SOLO, viajes que decidía en 10 minutos al despertar, pensaba al momento, voy a ir a Canada. Metia en mi coche y cruzaba el país de norte a sur, este a oeste y lo hacia SOLO sin pensar, sin planificar.

    Ahora cuando voy a salir de mi ciudad, reviso, estudio el clima, el pronostico durante los 10 días próximos y decido si quiero SOL o LLUVIA, frío o calor. Sigo viviendo con la noción de que LA FRIA puede llegar en cualquier minuto y como lo he dicho a ti, mas de 100 veces. Vivo al rojo vivo, hay que hacer ETERNIDAD aun estando durmiendo. ;-DDDD
    Cuando te he visto hice eternidad, cuando recibí la carta del padre de tu madre, hice eternidad.
    Un segundo vegetando es un segundo que no regresa. No he vivido simulacros después de mis 35 annos.
    Es Budismo total. Simulacro es buena obra y mas para quienes no han llegado o pasado los 35. “a mi se me figura”. ;->

  2. k
    enero 16, 2014 a las 1:40 am

    Joder, mi ordenador y sus teclas. Es sugerido, es mas “sermoneado” ahora que el individuo matrimonie hasta que llego a la edad cronológica de 35 annos o si ya paso los 35.

    Con mi madre siempre tengo intercambios, mi madre graduó en Obstetricia, estudio medicina y puedo hablar con ella, conversar, “charlar”. Mi madre dice y lo he comentado a ti, dice: “Sorprendo cuando observo mi INMADUREZ, como pensaba durante la decada de mis 90s.”

    He oido, leido de Richard Avedon, de Garcia Lorca, Picasso y Dali y Van Gogh que “nunca llegamos a ser adultos”.
    Observa tu FORTUNA al tener el padre de tu madre que en vocabulario es llamado ABUELO.
    Tu Abuelo. Una de las personas MAS joviales, mas NINNO, mas vitales y con vigor y maravilla, que conozco.

  3. k
    enero 16, 2014 a las 3:41 am

    PedroDaniel, CUANTAS OCASIONES he dicho a ti en esta largura de annos que nos conocemos.
    He dicho a ti : Asombro, estoy atónito, no lo digiero, no lo comprendo, es fuera de mi capacidad para analizar-lo.

    He vivido a “La Jack Kerouac”, vivo a la Jack Kerouac y la parte que es distinta es que ahora uso mi consciencia, ahora calculo, intuyo, imagino estrategias, uso, al menos pienso que ahora uso mis 5 sentidos.
    Antes no. Ahora existen en mi cerebro 2 viajes que pienso volveré a visitar. Francia e Inglaterra.
    Y aqui siento necesidad de regresar a Washington, D.C.

    Estuve en Francia e Inglaterra, en estos países hace 2 annos y estuve ANESTECIADO, con la emoción, secrete, desarrolle químicos cerebrales que fueron distracción para mi. He viajado en casi todo Francia, pero la parte Van Gogh, mi emoción hizo anestesia.
    En Inglaterra, fue igual. Muchos individuos e individuas que han cambiado los pensares y sentires.
    Mi vida no encaja, no he vivido Simulacros o los habre vivido? Pienso que VIVO y ahora se que VIVO.

    One never knows. Does one?

  4. k
    enero 18, 2014 a las 4:16 am

    Richard Blanco, the poet who was selected by President Barack Obama and his wife Michelle Obama.
    Mr. Richard Blanco was the INAGURAL poet selected for the re-election inagurational ceremony.
    Mr. Richard Blanco wrote this poem for this unique occasion, the Re-election of President Barack Obama.

    ONE TODAY

    One sun rose on us today, kindled over our shores,
    peeking over the Smokies, greeting the faces
    of the Great Lakes, spreading a simple truth
    across the Great Plains, then charging across the Rockies.
    One light, waking up rooftops, under each one, a story
    told by our silent gestures moving behind windows.

    My face, your face, millions of faces in morning’s mirrors,
    each one yawning to life, crescendoing into our day:
    pencil-yellow school buses, the rhythm of traffic lights,
    fruit stands: apples, limes, and oranges arrayed like rainbows
    begging our praise. Silver trucks heavy with oil or paper –
    bricks or milk, teeming over highways alongside us,
    on our way to clean tables, read ledgers, or save lives-
    to teach geometry, or ring-up groceries as my mother did
    for twenty years, so I could write this poem.

    All of us as vital as the one light we move through,
    the same light on blackboards with lessons for the day:
    equations to solve, history to question, or atoms imagined,
    the “I have a dream” we keep dreaming,
    or the impossible vocabulary of sorrow that won’t explain
    the empty desks of twenty children marked absent
    today, and forever. Many prayers, but one light
    breathing color into stained glass windows,
    life into the faces of bronze statues, warmth
    onto the steps of our museums and park benches
    as mothers watch children slide into the day.

    One ground. Our ground, rooting us to every stalk
    of corn, every head of wheat sown by sweat
    and hands, hands gleaning coal or planting windmills
    in deserts and hilltops that keep us warm, hands
    digging trenches, routing pipes and cables, hands
    as worn as my father’s cutting sugarcane
    so my brother and I could have books and shoes.

    The dust of farms and deserts, cities and plains
    mingled by one wind – our breath. Breathe. Hear it
    through the day’s gorgeous din of honking cabs,
    buses launching down avenues, the symphony
    of footsteps, guitars, and screeching subways,
    the unexpected song bird on your clothes line.

    Hear: squeaky playground swings, trains whistling,
    or whispers across cafe tables, Hear: the doors we open
    for each other all day, saying: hello, shalom,
    buon giorno, howdy, namaste, or buenos dias
    in the language my mother taught me – in every language
    spoken into one wind carrying our lives
    without prejudice, as these words break from my lips.

    One sky: since the Appalachians and Sierras claimed
    their majesty, and the Mississippi and Colorado worked
    their way to the sea. Thank the work of our hands:
    weaving steel into bridges, finishing one more report
    for the boss on time, stitching another wound
    or uniform, the first brush stroke on a portrait,
    or the last floor on the Freedom Tower
    jutting into a sky that yields to our resilience.

    One sky, toward which we sometimes lift our eyes
    tired from work: some days guessing at the weather
    of our lives, some days giving thanks for a love
    that loves you back, sometimes praising a mother
    who knew how to give, or forgiving a father
    who couldn’t give what you wanted.

    We head home: through the gloss of rain or weight
    of snow, or the plum blush of dusk, but always – home,
    always under one sky, our sky. And always one moon
    like a silent drum tapping on every rooftop
    and every window, of one country – all of us –
    facing the stars
    hope – a new constellation
    waiting for us to map it,
    waiting for us to name it – together.

    (you can listen to Richard Blanco on this web page : http://thedianerehmshow.org/audio-player?nid=18518

  1. enero 31, 2014 a las 1:27 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: