Archive

Archive for the ‘Amigos de DUDAS’ Category

Libros quemados en 2015 (y II)

No soporto que la gente pregunte de qué va un libro. La gente que lee buscando una trama, la gente que chupa las historias como si fueran la nata de una galleta Oreo, debería quedarse con los cómics y las telenovelas. ¿Que de qué va? Todos los libros que merecen la pena van de emociones y de amor y de muerte y de dolor. Va de palabras. Va de un hombre que se enfrenta a la vida. ¿Te vale así?

EL BAR DE LAS GRANDES ESPERANZAS – J.R. MOEHRINGER

Los griegos hicieron al hombre centro del universo y medida de la creación. En esto, como en casi todo, se mostraron muy superiores a las otras culturas de su tiempo, que inventaban dioses crueles y exigentes. En Grecia, bendita sea, nacieron la filosofía, el amor al conocimiento, la reflexión sobre el hombre y la naturaleza, la investigación científica basada en la razón, la observación y la experimentación, el sentido de la libertad, de la dignidad del hombre y de la justicia. Los griegos cultivaron la belleza y el conocimiento en todas sus formas: bellas artes, oratoria, danza, deporte, medicina, ingeniería. Brillaron más en ciencias que en tecnología (lo contrario que sus herederos, los romanos). Nos dieron el teatro, la novela, la poesía, la música… Los griegos apreciaban la mesura, la proporción, el dominio y el conocimiento de sí mismo, un conjunto de virtudes que hemos heredado a través de Roma (aunque no las practiquemos mucho). Parece mentira que tanta luz saliera de Grecia, una tierra tan pobre.

HISTORIA DEL MUNDO CONTADA PARA ESCÉPTICOS – JUAN ESLAVA GALÁN

Amaneció sin resaca, porque todo lo que bebimos era bueno y todo lo que hablamos era inútil, se dijo.

EL LABERINTO GRIEGO – MANUEL VÁZQUEZ MONTALBÁN

IMG_20150605_204315081_HDR2

Andima Hermosilla, Martín Sotelo y Daniel Carrillo, ante la estatua de Pío Baroja en la Cuesta de Moyano, Madrid (2015)

Porque ocurre que el pueblo, la multitud, «la horda», como gusta de decir la derecha, es un monstruo que no se conoce a sí mismo, y cuando se ve entero en la calle, cuando se contempla completo a la luz del día, tiene asombro y luego miedo de su propia musculatura, de su propia osatura, de su ingencia, y principia a replegarse lentamente, instintivamente, y este repliegue es lo que da siempre el voto al Poder, a lo seguro, a lo establecido y a lo que significa continuidad.

Y TIERNO GALVÁN ASCENDIÓ A LOS CIELOS – FRANCISCO UMBRAL

En mi opinión, el principal cometido del oficial es algo tan prosaico como vigilar a sus hombres con el fin de impedir que se olviden de quiénes son, cuál es su objetivo, cómo deben llegar hasta él y qué equipo se supone que deben tener consigo cuando lleguen. Ah, y volver, claro. Eso suele ser lo más complicado.

MATAD A ROMMEL – STEVEN PRESSFIELD

Es cierto que me he pasado la vida enamorado de una u otra princesa; y espero seguir así hasta que me muera, pues estoy convencido de que si algún día cometo alguna acción mezquina será en el intervalo de una pasión a otra. Durante el interregno siento mi corazón como cerrado con llave; no encuentro en él ni una moneda que darle a la miseria. Procuro, por ello, salir de tal estado todo lo deprisa que puedo, y en el instante en que me vuelvo a enamorar, vuelvo a ser todo generosidad y benevolencia, y me siento capaz de hacer cuanto pueda hacerse en favor de otro u otra, mientras no haya pecado de por medio.
Y al hablar de este modo hago el elogio de la pasión y no mi propio elogio.

VIAJE SENTIMENTAL – LAURENCE STERNE

Carta desde Alcalá, dedicada a Carlos Fdez. Grouchoo

El otro día soñé que volaba, o, mejor dicho, que flotaba y me movía ingrávido a unos metros del suelo, veía a todos desde arriba, sin mancharme, iba hacia donde me daba la gana, el mundo era bondadoso y acolchado, y yo sentía, ¿cómo decirte?, esa amortiguación de la vida que te da el tercer botellín a estómago vacío.

No sé cuántas veces he releído tu carta tan emocionante pero tan nostálgica, y otras tantas veces he perdido la batalla de atreverme a responder con unos buenos párrafos. ¿Por qué censuramos el impulso? ¿Por qué cerramos los ojos a la verdad? ¿Por qué buscamos la profunda tristeza de un escritor que no escribe, la dolorosa auto-traición?

Me siento algo perdido en este mundo de whatsapp y multitarea. Quiero escribir cartas largas y buscar la íntima belleza de las cosas sencillas y de la lentitud, apartar lo fugaz y enfocarme en lo esencial. Pero vuelvo a perder la batalla contra mí mismo y me pongo otro capítulo de Homeland.

Después vuelvo a leer tu carta y me transporto mentalmente a esa noche de verano junto al puente, a los tiempos de fotografías analógicas, cuando no sabías el resultado del disparo hasta dentro de unos días, y vuelvo contigo al graffiti de Mundo Mágico del Ellacuría, al Loco de la Colina, a una camiseta de los Héroes y a la escalera de caracol de la biblioteca de Caracciolos. Y poco a poco siento que vuelvo a ser más yo, un yo más de verdad que el que pinta mi muro de Facebook.

Salgo a la calle y subo el puente sobre la vía del tren, esa herida que separa tu barrio del mío, busco el tacto infantil de la malla metálica y me quedo en lo alto como un señor chiflado que está sintiendo el viento de otros días, esperando a que pase un tren para saludarlo en la esperanza de que el maquinista haga sonar la bocina.

Decía Machado que se canta lo que se pierde, pero yo no me voy a detener en lo que se ha perdido porque también quiero creer en el poder creador de las palabras, y voy a actuar cómo si fuera posible crear otra realidad mediante el truco de invocarla.

carlosyo

Colegio de Caracciolos, ¿2002?

 

Libros quemados en 2014 (y II)

Hombres de hierro, le oímos decir alguna vez al viejo Suau, forjados en tantas batallas, hoy llorando por los rincones de las tabernas. No podíamos entenderlo entonces, pero él había sobrepasado esa edad en que un hombre deja de sentir el deseo de ajustar cuentas con nadie, salvo tal vez consigo mismo. Durante bastantes años, hasta el umbral de la madurez, a nosotros nos gustó creer que el pistolero se equivocó en su decisión de retirarse, y que le mataron por eso; hoy ya no creemos en nada, nos están cocinando a todos en la olla podrida del olvido, porque el olvido es una estrategia del vivir —si bien algunos por si acaso, aún mantenemos el dedo en el gatillo de la memoria…

UN DÍA VOLVERÉ – JUAN MARSÉ

Prestar atención al detalle es mirar la cara de las personas con las que habla, observar lo que hacen y dejan de hacer, estar atento a las cosas que cambian en su ciudad y los detalles que nadie ha observado antes. También es recordar las fechas importantes, los gustos de sus familiares y amigos, los apellidos de sus conocidos. Es revisar los correos electrónicos y los documentos antes de mandarlos. Es darse cuenta de que lo grande está en lo pequeño.

VIVIR SIN JEFES – SERGIO FERNÁNDEZ

Un Estado puede derrumbarse, un país puede ser invadido sin que se produzca en las masas una reacción profunda, pero en cambio no es posible que el servicio municipal de limpieza deje de recoger las basuras durante cuarenta y ocho horas. Las masas modernas lo soportan todo menos la incomodidad material, física. La independencia de la patria, los derechos del hombre, los destinos de la civilización, son hoy para la gran masa ciudadana puras abstracciones que no tienen ningún sentido frente al hecho cierto, tangible, irritante, de que al salir del trabajo no se pueda tomar el aperitivo o de que haya que perder una hora haciendo cola ante la puerta de una panadería.

LA AGONÍA DE FRANCIA – MANUEL CHAVES NOGALES

Daniel Carrillo, Carlos Fernández y Javier Cañones (Alcalá de Henares, 2014)

Daniel Carrillo, Carlos Fernández y Javier Cañones (Alcalá de Henares, 2014)

Los directivos de sí mismos son personas que se marcan sus propios objetivos y los llevan a cabo. No necesitan una dirección férrea. No necesitan una supervisión diaria. Hacen lo que haría un directivo: marcar el ritmo, distribuir tareas, determinar lo que hay que hacer, etc.; pero lo hacen para ellos mismos.

REINICIA – JASON FRIED Y DAVID HEINEMEIER HANSSON

—¡No, por favor! —protesta Luder, cuando vienen a buscarlo una vez más para que firme un manifiesto humanitarista o participe en un mitin a favor del pueblo oprimido—. Amar a la humanidad es fácil, lo difícil es amar al prójimo.

DICHOS DE LUDER – JULIO RAMÓN RIBEYRO

Debo reconocer que tengo el privilegio de que no me importe en absoluto la lentitud del paso del tiempo a bordo de los barcos. Mientras navego, me gusta contemplar los océanos, o los ríos, o los lagos, desde las barandas de los puentes, durante los largos minutos del amanecer de luz incierta, de día bajo el sol de fuego, también en la melancolía del atardecer y, desde luego, por la noche, bajo la mirada eterna y curiosa de las estrellas, que creo entender que nos observan con una perpleja intensidad, tratando inútilmente de comprendernos. Y me gusta caminar por las cubiertas, subir y bajar entre los puentes, y, más que nada, charlar con la gente. En los barcos, todo el mundo habla con todo el mundo y abre con ingenuidad su corazón a los otros. Quizá porque todos los humanos sin excepción alentamos un miedo atávico, casi animal, al mar y a las grandes superficies o corrientes de agua. Y necesitamos el apoyo de los demás, saber que no somos los únicos que estamos allí sobre las olas imprevisibles y la insensata amenaza de los temporales. Navegar es un milagro, lo mismo que idear un mapa. ¿Quién fue el primero a quien se le ocurrió vaciar un tronco de árbol, fabricar una pala con una de sus ramas y echarse al agua a comprobar si aquel ingenio flotaba con un hombre a bordo?

COLINAS QUE ARDEN, LAGOS DE FUEGO – JAVIER REVERTE

TESOROS, CARTA DESDE CUENCA, DEDICADA A P. DANIEL CARRILLO

septiembre 29, 2014 2 comentarios
P. Daniel Carrillo y Grouchoo

P. Daniel Carrillo y Grouchoo. 2 de enero del 2009.

.

Empieza un libro de historia marxista que me estoy leyendo estos días “si el calendario cósmico se redujera a un año, la presencia del ser humano en la tierra se cronometraría a partir del último segundo”. Decía Leonardo Da Vinci “quién de verdad sabe que habla, no encuentra razones para levantar la voz”, pero con la frase que me quedaría ahora es con la de ”un amigo de verdad, si es amigo lo de verdad es redundante y no hace falta llamarle amigo”.

Creo que por eso hoy he decidido ponerme a escribir una carta de esas que uno nunca publica, ya sea por timidez o vagancia, pero más allá de todo eso quizá lo que diga ahora sea redundante porque el pasado siempre tiene algo de repetitivo e idílico, pero es que hoy me ha dado por mirar el retrovisor y la verdad que no me creería que llevamos tantos años con Dudas (desde el 2006) y ya seis años fuera de casa (uno y medio en Portugal, otro en Escocia y casi tres en Ecuador). Si tuviera que sacar de la hemeroteca algunos buenos recuerdos seguramente me quedaría con el post Inspirando a Marcos por eso que habla de nuestra amistad “Quizá el momento clave fue una noche de verano en la que nos lo encontramos al lado del puente de mi barrio, acababa de llegar de un viaje que iba a ser sólo a Cádiz y acabó siendo a África, … ”, y si fuera un post sobre fotografía me quedaría Las 55 mejores fotografías de Grouchoo, pero realmente del día que siempre me acuerdo, fue del que fuimos a cenar a Guadalajara a casa de Angelillo, te acuerdas que era invierno y hacía un frío del carajo, se me inundó el coche y después de un rato achicando agua los dos nos pusimos a reír de lo que nos había pasado. Me acuerdo que íbamos rumbo a Alcalá con la luna empañada de vaho por el humedad caliente que había dentro y el frío que hacia fuera, pasabas el trapo mientras me hablabas de bajar a Cádiz, yo te decía que no tenía dinero y tu además tenías que trabajar, te acuerdas que decíamos “na es eterno” y que gran verdad. Era un día de diario e iba la A-2 vacía, pero es que todo lo que íbamos hablando acabada en risas. Creo que me acuerdo tanto de esa noche porque no siempre uno tiene el momento mágico de tener el coche inundado, estar a la 1:30 o 2 de la mañana perdidos por Guadalajara, y la complicidad de una noche genial con un buen amigo.

No sé por qué hoy hablo de esto y aquello, con todas las cosas que te podría contar que me están pasando, quizá sea porque últimamente no hago fotos con mi vieja Canon 400D, ni escribo notas sueltas entre los libros, ni cuento las viejas historias de cuando decía que era “comunista” y saltaba a por banderas desde las alturas. Creo que toda esa magia se paró como se para la vida cuando uno escribe una carta, por cierto la última que recibí a papel fue una postal de Rusia del amigo Abel Moreno, me llegó a Jipijapa con Correos de Ecuador, como anécdota sólo llegó la postal y un céntimo de rublo, lo demás, que eran unas monedas junto con un billete ruso y un pin de esos comunistas de la época desaparecieron, pero que contradicción lo del pin, comunistas y se utilizaban para identificar la clase social.

El sueño más repetitivo que tengo últimamente esta en ese patio de la casa de Vallecas que tenía una vieja parra, para mí era el mejor del mundo y la parra la que mejores uvas daba, y eso que eran agrias, con mucho hueso y arrugadas por el tiempo. Pero es que para mí no era comparable ni con el Patio de los Leones, ni con los famosos patios del centro de Córdoba; ya sabes que la casa la construyó mi abuelo Pepe después de la guerra, la hizo con unos amigos y estuvo en mi vida hasta que me vine a Ecuador, a veces esos sueños se convierten en pesadillas porque hay cosas que todavía no me acostumbro, y es que para mi era era la mejor del mundo, a pesar de estar en Vallecas y en un barrio lleno de gitanitos, y es que en ella guardo los mejores recuerdos de mi infancia y juventud, la herencia de saber que algo todavía no se acaba y el jugar con mi abuela a las cartas, siempre me dejaba ganar.

Por seguir escribiendo algo, te contaré que echo de menos esas tardes de café por el centro de Alcalá de Henares con los amigos de siempre, también los partidos de frontón, el telefonillo sonando, y las comidas de mi madre, porque pienso que no hace mucho todo era más auténtico, ahora las redes sociales y los grupos de WhatsApp no son ni la mitad de profundos que todo eso que cuento. Me acuerdo que durante bastantes mañanas de invierno quedábamos para ir a la biblioteca, “madre mía”, cuantas veces me quedé dormido delante de los apuntes mientras Marcos me imagino que se pondría a hacer alguna tontería, seguro que cualquier cosa que hiciese para él era el mejor chiste del mundo y tú te quedarías pensado que no era muy gracioso. Dónde estarán esas copias de las películas de los Hermanos Marx que me grababa o esos libros que cambiamos con Javier Cañones, para nosotros eran tesoros a punto de ser descubiertos pero lo mejor sin duda era el café de la mañana. A veces me pregunto, ¿dónde estará el humo de los puros que me fumaba mientras yo me imaginaba que la vida era lo que yo quisiera que fuera? … Latinoamérica en motocicleta, un libro de poesías viejo, una empresa de pollos en España, Ariadna esperándome con la mirada encendida, y una foto en el periódico de un Nobel alcalaíno en literatura.

Las veces que me quedé a dormir en casa de mi amigo y compañero de universidad Daniel Sande, que bien se portó conmigo, hay días que me acuerdo de la paciencia que tuvo. Y eso Dani, que han pasado muchas cosas buenas por Ecuador y me junto con nuevos amigos, voy a buenos lugares a comer y no hay día que hablemos de la nueva filosofía, el Intermedio de Wyoming, creo que lo vemos  con la esperanza  que cambie la cosa en España, que la crisis fue un mal sueño de unos días.

Pero es que llevaba tiempo dándole vueltas, sobre qué escribir en el blog, pero siempre pienso que mañana será mejor la inspiración, y es que nunca me decido a escribir y eso que hay historias buenas que contar (la del robo del móvil en el aeropuerto de Loja, o acabar por lanzar  un buen “paper” de Economía Compleja), pero escribir para leer entre líneas no es tan fácil, eso del duende es una gran verdad. Al final siempre acabo por desayunar con el “run-run” de fondo “es mejor ponerse con la tesis”, es esa obsesión por acabarla, esa losa en los hombros por quitarse, y poder volver a España para celebrar, pero al final, como un abrir y cerrar de ojos ya es tarde para ponerse con la tesis y con el post, con la poesía y con la teoría, me tengo que ir corriendo para clase que mis alumnos ya me están esperando.

Seguramente el Café Gijón lo echaré de menos estas Navidades, porque creo que este año será el primero que no vuelva, cosas del exilio. Quizá cuando vuelva a España ya hayas escrito un libro que me salte una lagrimilla y un par de amigos más se hayan casado. Pero que te voy a decir yo en esta carta que tu no sepas, que nos pasamos la vida esperando que pase algo, y lo único que pasa es la vida…

El camino hacia el Rock – Gary Lorenzo Tribute

El 18 de enero de 2014 los amigos y familiares de Gary Lorenzo nos juntamos en un garito para recordarle con Rock & Roll. Ese día tocaron sus amigos y compañeros de Rock N’Bikes Band, Black Hazes y Botellines, además de otros músicos que quisieron sumarse al evento. Aunque todos le recuerdan como guitarrista, Gary era también muy aficionado a la lectura y a la escritura, así que me pareció que no estaría mal leer algunos de los textos de su blog Agresores Disidentes. Pablo Barranco tuvo la generosidad de acompañar aquellos textos con su guitarra, y allí estuvimos los dos. O los tres, mejor dicho.

(Muchas gracias a Víctor Ort por los videos)

 

Estos fueron los textos leídos (escritos por Gary):

SANTANA

Aún recuerdo cuando le dije a mi padre que quería tocar la guitarra, y me padre me respondió: “pues si quieres tocar la guitarra tienes que escuchar a Santana”. Unos días más tarde me trajo un recopilatorio. La verdad es que yo hasta entonces había escuchado a Dire Straits, a Pink Floyd, Bob Marley, Queen, e incluso mangué un disco de Gary Moore en el Alcampo. Aún recuerdo como cogía la raqueta de tenis y me ponía a puntear con dicho utensilio deportivo en ristre, escuchando el Still got the blues del maestro irlandés. Pero Santana me impactó mucho, sobre todo porque mucha de su música sonaba muy diferente al resto. (…) El caso es que esta música me encantó y gracias a Santana me compré una guitarra eléctrica, además me compré el modelo barato de la Gibson SG que utilizó en su primera época. He de decir que terminé por aborrecer a Santana, pero siempre que escucho Samba pa’ ti se me pone la piel de gallina.

 

SULTANS OF SWING

Tengo que decir que mi canción favorita de todos los tiempos, para mí es “Sultans of Swing” de Dire Straits. Fue la canción que me hacía levantarme por las mañanas. Sin esa canción ahora sería un alma perdida y un integrante de pleno de derecho de la generación ni-ni. Fue la canción que me aficionó al mundo de la música, y fue la primera que aprendí a tocar con la guitarra. Bueno miento, creo que la primera fue “Europa” de Santana, pero ahora no lo recuerdo bien, hace ya muchos años de eso. Ese acorde en Re menor con el que arranca la canción me sube las pulsaciones, y por muchas veces que la escuche nunca me canso de escucharla. La habré escuchado un millón de veces sin exagerar. Todavía recuerdo cuando iba colgado de mis “Walkman” caminito de la escuela con esa canción puesta, si no era imposible comenzar. Aún conservo la cinta TDK con los grandes éxitos de los Dire Straits que me garbaron en el insti. Por aquel entonces yo estaba sumido en la búsqueda de identidad musical y existencial. El Hip Hop y el Bakalao era lo que se estilaba en mi barrio, pero a mí no me acababa de gustar aquello. Así que pedí asesoramiento, y poco a poco fuí descubriendo el universo del rock. Primero fueron los Dire Straits. Es un poco raro porque normalmente uno descubre el rock de la mano de AC/DC o Deep Purple, o Metallica. Pero en mi caso fueron los Dire Straits. En aquella época los Dire Straits era la música que le gustaba a mi padre y con la que creció, asi que se estrañó un poco de que me gustara esa música, así que me habló de grupos como Pink Floyd, Police, Chicago, Santana, Rod Steward, Queen, Gary Moore etc… y ese fue mi camino hacia el rock.

 

Más videos de aquel día:

Rock N’Bikes – Long way to the top
Rock N’Bikes – Runaway
Rock N’Bikes – La Grange
Rock N’Bikes – Born to be wild
Botellines
Botellines 1
Botellines 2
Botellines 3
Botellines 4
Black Hazes 1
Black Hazes 2
Black Hazes 3
Black Hazes – Over the hills
Black Hazes 5
Whole Lotta Rosie – Black Haze & Vik Ort
Juan Pedro & CO
Juan Pedro & CO 1
Juan Pedro & CO 2
Juan Pedro & CO 3 – Fortunate Son
Juan Pedro & CO 5
Juan Pedro & CO 4

Listado de temas:

– BOTELLINES
1. Pretty Woman
2. I shot the sheriff
3. Voodoo Child
4. Since I´ve been loving you
5. A million miles away
6. Black magic woman
7. Little Wing

– ROCK N BIKES
1. Long way to the top
2. Runaway
3 . La Grange
4. Breaking the law
5. Don´t you
6. Proud Mary

– JUANPE Y CIA
1. The sky is crying
2- Rory Gallagher
3. Este Madrid
4. La fina
5. Fortunate song
6. Seek and destroy

– BLACK HAZES
1. Falsa sonrisa
2. Tragedia y comedia
3. Purple haze
4. Over the hills and far away
5. Whole lotta Rosie

Libros quemados en 2013 (y II)

diciembre 31, 2013 3 comentarios

Conviene tener presente que la prensa no lo puede todo. Su papel consiste en contar qué pasa y por qué pasa, nada más. La prensa no debe aspirar a cargarse a un político o una institución, porque no es lo suyo. Con los años se ha difundido la convicción de que un par de periodistas del Washington Post, Bob Woodward y Carl Bernstein, guiados por una fuente (la célebre Garganta Profunda) del FBI, acabaron con la presidencia de Richard Nixon. Lo cual es incierto. Woodward y Bernstein, y varios de sus colegas de The New York Times y otros medios, hicieron bien el trabajo que les correspondía. Pero fueron las instituciones las que obligaron a Nixon a dimitir. El presidente sólo dejo la Casa Blanca porque el Congreso preparaba su impeachment, es decir, el encausamiento de la máxima autoridad del país. Esas cosas no ocurren en España. El periodismo español falla bastante; las instituciones fallan mucho y de forma más grave.

MEMORIAS LÍQUIDAS – ENRIC GONZÁLEZ

Nunca permito que los hombres me vean dormir. Me levanto antes de que ellos se despierten y continúo trabajando cuando ellos se van a dormir. Cuando beben, bebo con ellos; cuando bailan, también bailo. Si bebo mucho, me levanto con las piernas firmes y hago que mis oficiales lo vean. Cuando el sol quema, soporto su calor sin quejas; duermo en el suelo durante las campañas y en el campamento en el catre más sencillo, y cuando avanzamos por campo abierto aprovecho para entrenarme: corro a pie y a caballo. En cuanto a los tesoros, dejo que mis compatriotas vean que no cojo nada para mí, excepto artículos de honor —un caballo o una buena armadura— pero todo está a su servicio y al servicio de nuestra meta.

LA CONQUISTA DE ALEJANDRO MAGNO – STEVEN PRESSFIELD

CAMPBELL: Mi fórmula general para mis estudiantes es: «Seguid el camino de vuestro corazón. Encontrad dónde está, y no temáis internaros allí».
MOYERS: ¿Es mi trabajo o mi vida?
CAMPBELL: Si el trabajo que estás haciendo es el que elegiste hacer porque lo disfrutas, entonces es el trabajo. Pero si piensas: «¡Oh, no! ¡No podría hacerlo!», es el dragón bloqueándote el paso. «No, no, yo no podría ser escritor» o «No, no, yo jamás podría hacer lo que hace Fulano».
MOYERS: En este sentido, a diferencia de héroes como Prometeo o Jesús, no partimos en nuestro viaje para salvar al mundo sino para salvarnos a nosotros mismos.
CAMPBELL: Pero al hacerlo, salvas al mundo. La influencia de una persona vital vitaliza, de eso no hay duda alguna. El mundo sin espíritu es una terreno baldío. La gente tiene la idea de que se puede salvar el mundo cambiando las cosas de lugar, cambiando las reglas, cambiando de lugar a los que mandan, y cosas así. ¡No, no! Cualquier mundo es válido si está vivo. Lo que hay que hacer es darle vida, y el irónico modo de hacerlo es hallar en tu propio caso dónde está la vida, y volverte vivo tú mismo.

EL PODER DEL MITO – JOSEPH CAMPBELL

IMG-20131224-WA0012

Carlos Fernández, Daniel Carrillo, Javier Cañones y Daniel Sande.
Café Gijón, Madrid, 24 de diciembre de 2013

Hay bastantes mujeres que se sienten atraídas por hombres déspotas. Como las mariposas por el fuego. Y hay mujeres que lo que más necesitan no es un héroe, ni siquiera un amante apasionado, sino sobre todo un amigo. Recuérdalo cuando crezcas: aléjate de las mujeres a quienes les gustan los déspotas, y entre las que buscan un hombre-amigo intenta encontrar, no a las que necesitan un amigo porque están algo vacías, sino a las que también desean llenarte. Y recuerda que la amistad entre un hombre y una mujer es algo mucho más valioso y extraordinario que el amor: de hecho el amor es algo bastante rudo e incluso grosero comparado con la amistad. La amistad incluye también una parte de delicadeza, de aceptación y generosidad, y un refinado sentido de la mesura.

UNA HISTORIA DE AMOR Y OSCURIDAD – AMOS OZ

El juramento por el que tuvo que pasar Baroja era conceptuoso, obra también de d’Ors, al borde mismo de la parodia: «¿Juráis o prometéis en Dios y en vuestro Ángel Custodio servir perpetua y lealmente al de España, bajo Imperio y norma de su tradición viva; en su catolicidad, que encarna el Pontífice de Roma; en su continuidad representada por el Caudillo, Salvador de nuestro pueblo?»
Durante muchos años, hasta hace tres o cuatro en que Granjel reescribió el episodio, circuló la versión que Julio Caro refiere en su Los Baroja de la contestación que don Pío había dado a tal galimatías. Al parecer no eran pocos los que querían ver a Baroja en el dilema de elegir entre un «juro» o un «prometo», ya que como ateo confeso debería emitir un simple prometo, pero las circunstancias aconsejaban, sin duda, un más rotundo «juro» confesional y apostólico. Según la versión que figura en Los Baroja, su respuesta fue enteramente barojiana, y don Pío diría: «Lo que sea costumbre.» Según la más exacta de Granjel no fue sino un, no menos barojiano, «lo que manden».

LAS ARMAS Y LAS LETRAS – ANDRÉS TRAPIELLO

Que muriera pronto fue desde luego una gran desgracia, pero además que pensara tan lúcidamente le produjo una gran tristeza. Pero aunque para él significó que lo apartaran y lo odiaran tanto los suyos como los contrarios, a nosotros nos ha dado la esperanza de reconstruir su proyecto liberal. No hay otra cosa: hacer de este país un sitio donde no tengan cabida ni el déspota, ni el cacique ni el oscurantista. Como él decía muchas veces: estar con la gente haciendo un trabajo noble, digno, ser remunerado por ello y tener una vida digna. Y que cada cual piense en sus asuntos privados lo que quiera, y que no se metan los demás en ellos.

EL HOMBRE QUE ESTABA ALLÍ – DANIEL SUBERVIOLA Y LUIS FELIPE TORRENTE

Encuesta de satisfacción

octubre 14, 2013 10 comentarios

A modo de experimento, publicamos una breve encuesta entre los lectores de DUDAS. ¡Gracias por votar!