Archivo

Archive for the ‘Grouchoo’ Category

Fantasmas de pelo moreno

Nacer en sangre, tropezar con un amor imposible, tirar piedras a esa botella de vidrio que nunca rompiste, llenarse de valor cuando todos callan y susurran al oído, correr descalzo por la Gran Vía mientras nieva, saltar en el último momento al Sol desnudo, dormir la siesta en una bala de heno del pueblo de tus abuelos, nadar de noche en una playa perdida de Cádiz mientras te desnudas entre corales, ver una estrella fugaz subido a tu primer coche, esculpir a Venus de Milo mientras recorres lindas praderas de noche, acariciar los dedos diminutos de una nueva vida,  desengañarse por creer en los hombres y no en los fantasmas, subir en escalera a la luna, buscar oxígeno mientras corres por los campos de Castilla, montar en globo en Lorraine Mondial Air Ballons mientras lees un libro de Julio Verne, volver a sentir la vida mientras gritas, aprender a levantarse mientras suena la campana del último round, pasar de un lado al otro en el arco iris de tus iris, sonreír al niño despeinado que juega en el basurero de la Cañada Real con un espejo, acariciar a un perro apaleado de Jipijapa, llorar de alegría por un trabajo bien hecho, regatear la mala suerte y marcarle un gol saliendo desde el medio de campo, besar unas manos llenas de heridas de trabajar, navegar en un mar desconocido, abrazarse con mis enemigos en la sede de Naciones Unidas, amar sin nada a cambio, amar porque uno se siente libre, amar aun en llamas, amar con las cadenas puestas, amar enfermo, amar para dar otra vida, amar sin orillas, amar para dar otro pase a lo amado, amar mientras contemplas recuerdos llenos de metralla y apasionadas vidas, amar hasta que mueres porque quizás revivas.

Morir físicamente, visualizar en el último suspiro tus recuerdos, golpear con los puños el espacio entre mi cuerpo, la madera y la tierra; salir de la tierra como salen las flores al espacio, transformar en realidad los versos que escribiste de adolescente, dar las llaves a un preso para que decida su libertad, pescar esos sueños que mueren olvidados a orillas del Mediterráneo, pintar estrellas de Van Gogh mientras observas el anochecer en la azotea del edificio de tu barrio, recuperar el espíritu de la vida a través de la unión con tus manos, buscar el motor de tu corazón mientras conduces a gran velocidad por los canales de Venecia, leer la Historia Interminable para atrás para acorralar al destino, saltar al horizonte de la vida mientras otros se esconden para cruzar las fronteras, hacer una guerra de palabras para rescatarlas de entre tus labios, buscar a Cervantes entre las cárceles, convertirnos en sueños salvajes de un patio de leones, llorar porque la justicia está ciega de poder, tomar la tierra como una parte de nuestro destino, morir para renacer entre llantos, bailar en mitad de la lluvia, brotar hasta convencer a los dioses que nos conviertan en fantasmas. Ser fantasma para estar vivo porque morí en una época de pandemia.

Desde entonces todas las noches bailo flamenco entre extraños y me disfrazo de un cuerpo de joven moreno en el Palacio de Gaviria, hacemos fiestas entre vinos y damos palmas con poetas suicidas y locos de pelo largo, hay noches que entre ruidos y epifanias resolvemos ecuaciones sobre el tiempo al revés. Otros días de luna llena, ayudamos a escapar de las cárceles a los más arrepentidos y pocas ocasiones cuando empiezan las procesiones rescatamos a algún muerto que no quiere morir. Una vez viajamos durante una semana a Nueva York y robamos en el MoMA un cuadro de un fantasma que le faltaba una oreja, esa misma mañana hicimos trucos con billetes en la bolsa de Nueva York con un amigo que les pintaba muy serio, decía llamarse Dalí mientras movía su bigote y gritaba cosas raras sobre la magia del dinero. Cualquier noche volando por Madrid con unos amigos acabamos por entrar en la Biblioteca Nacional cerca de la Plaza Colón y nos introducimos en un libro que se movía, resulta que era un tal Don Quijote que iba montado en un caballo de nombre Rocinante, el buen hombre estaba cansado de estar encerrado, tuvimos miedo que ese loco se escapará por la Castellana en mitad de una pataleta, esa noche le convencimos que siguiera luchando contra las injusticias. También hay otros recuerdos que nunca olvidaré, por ejemplo, un día nevó en Madrid como nunca y empujé a un chaval que corría descalzo desde la Gran Vía hasta el estanco del Retiro para que desenterrase historias que dicen ser reales. Lo que guardo con especial alegría fue cuando nos juntamos sesenta millones de almas para protestar en París una tarde lluviosa de 1947 conseguimos que Europa volviera a renacer de las llamas de la guerra. Otro pasaje que me sigue en el recuerdo con alegría fue cuando ayudé a renacer en sangre a ese bebe de pelo moreno y ojos redondos del Hospital Santa Cristina, fue un martes 27 octubre de 1981. Todavía no me creo como pudo fecundarse entre historias que se cruzaron por Vallecas pero fue lo que se dice “un milagro de la naturaleza” porque tiene mis ojos.

Presentación del vídeo Memorias del tiempo discreto (II)

MemoriasdelTiempoDiscretoTrailer from Carlos Fernández García on Vimeo.

HISTORIA Y SECUENCIAS DEL CORTOMETRAJE

El cortometraje fue realizado en un par de tardes por Carlos Fernández (Grouchoo) y Carlos Exposito (Carlos EXpósito) en la habitación del primero. La idea del vídeo tiene como eje central el propio libro. En este corto se hace referencia la llegada de un amigo de P. Daniel desde su casa a la presentación. La cámara estratégicamente está situada encima de la portada del libro para que todo gire entorno a la memoria de ese tiempo.

1º Suena el teléfono fijo y se le le comunica a un amigo del autor que va a ser la presentación del libro que está leyendo Memorias del tiempo discreto. El protagonista apunta en un papel el lugar de la presentación. Mientras escribe se da cuenta que va a llegar tarde.

3º El personaje principal del vídeo coge el libro y sale corriendo para asistir al evento.

4º Debajo del portal de su casa le está esperando otro amigo y van juntos a la presentación. Los dos se van lo más deprisa posible desde el barrio Parque Los Nogales a la La Casa Tapón de Alcalá de Henares .

5º El conductor deja el libro encima del salpicadero y se visualizan una serie de escenas mágicas en ojo de pez del centro histórico de Alcalá de Henares con la portada del libro mientras se escucha la música de fondo Life in technicolor II de Coldplay. Están todos los aparcamientos ocupados y deciden aparcar dentro del Palacio Arzobispal.

6º Antes de llegar al evento deciden avisar a otros amigos por las antiguas cabinas de Telefónica.

7º Finalmente llegan a la Plaza de los Santos Niños y en la puerta de la Casa Tapón salta el sonido de un reloj mientras se visualiza un texto de una fotografía de Grouchoo:

Abro los ojos y estoy dentro de la fotografía. / Es el tiempo de las ilusiones y los sueños. / Ahora se reúnen en la magia del flash,/ que dibuja garabatos en el eco gris del tubo. / Recuerda, me digo, que si aparece la sombra / del pulso hecho cenizas sólo tienes que galopar. / El sable y el caballo, recuerda, / me digo, el sable y el caballo.

8º Los espectadores entran en el mágico mundo literario de Carrillo, sale una nube de palabras de frecuencia que definen al escritor. Finalmente, aparece su rostro con el título Memorias del tiempo discreto en rojo. De fondo se escucha While my guitar gently weeps de Harrison. Lo demás es la historia de la literatura universal.

Prólogo, palabras, entrevista en la radio, presentación (I)

———————————————————————————————————-

El libro Memorias del tiempo discreto de P. Daniel Carrillo fue presentado el 24 de abril de 2010 en La casa tapón de Alcalá de Henares por Carlos Fernández García y Angel de Miguel. Participaron los músicos Gary Lorenzo y Pablo Barranco. Para tal día se proyectó este cortometraje realizado para tal evento.

Birdman en la Gran Vía

1_cartel-psicodelico-gran-via

.

Podría fotografiar el clásico anuncio de Tío Pepe tapando una fachada llena de Sol, podría perderme en cualquier calle ancha de Madrid, como casi todas las vías estarán llenas de coches y edificios sin mucho colorido pero el justo para impresionarme y hacerme el día feliz. Pienso que somos lo que nos rodea, lo que ingerimos, lo que imaginamos pero sobre todo somos lo que andamos descalzos por La Gran Vía. Algunos bohemios paseamos por Madrid con gorro y pañuelo y el humo de un puro entre los labios, entre amigos y abrazados a libros amarillentos para creernos aquellos poetas rotos que perdieron el 98 y otros si me apuras sus vidas en el 14 y en el 27. Decía uno de ellos “los pueblos son libros. Las ciudades periódicos mentirosos”, “todo lo que es hermoso tiene su instante, y pasa” cómo pasó aquella época que tanto recuerdas.
 
La arquitectura moderna es una escultura a la ciencia y un guiño al arte figurado de que el cielo acapara titulares. La Gran Vía es de los pocos puntos donde explota la ciencia con el arte hasta convertirse en un epicentro de alguna Movida que nunca estuve. Un edificio bonito te hace querer introducirte dentro de él, pocas cosas nos hacen querer lanzarnos al vacío y volar: quizás los libros de poesía de los malditos, las mujeres imposibles de las películas de Billy Wilder y las bicicletas robadas de Juan Antonio Bardem. Por eso, quiero acabar volando por las calles desteñidas de Madrid disfrazado de Birdman cuando volaba por La Gran Manzana y saludar a los niños mientras miran atónitos a un pájaro grande y azul desplegar sus alas.
 
Podría haber fotografiado a la antigua Avenida del Generalísimo de infinitas perspectivas, poliédricamente perfectas, tengo instantáneas sin ver de esta arteria llena de postales y gentes sin rostro pero solo con los sueños se inmortalizan leyendas. Estoy decidido a no seleccionar ninguna fotografía y pasear esta noche por la 5ª Avenida de Madrid, nada más para que juguemos con la imaginación de cada 5 de enero.
 
Hoy, me he subido a las azoteas para gritar al vacío y pintar con estas palabras como hacía Antonio López al Edificio Capitol y al Hotel La Prensa. Este mediodía he comido en el Restaurante del Corte Inglés mientras observaba cada movimiento de luces “titiritando” en mi interior como si el alma al aire me hablase. Allí me he sentido el Rey David en la montaña mientras miraba absorto y a lo lejos mis tropas luchar contra los filisteos, “más velocidad gritaban mis generales” a la hora de atacar tropas en vehículos metálicos. Durante un rato he contemplado como miles de madrileños se ganan la vida y otros muchos disfrutan a cada paso de la noche mientras observan en los reflejos de un escaparate a unas sombras que quizás eran Quijote convenciendo a Sancho de su próximo viaje a Nuevos Mundos. Pienso en coger una moto y pasear por esta pasarela invisible que sube al cielo entre la Diosa Cibeles y una Plaza de diecisiete Españas.
 
Sé que cada edificio es un monumento a las películas de Alex de la Iglesia y es un día ganado a la bestia del tiempo. Un lugar donde el bandido y el inocente tropiezan por casualidad en el mismo espacio, donde la prostituta y la monja se guiñan a los ojos, donde el turista y el madrileño caminan de la mano, donde el empresario y el trabajador hacen buenos negocios, donde el fotógrafo y el escritor muestran su mejor fotografía en un capítulo lleno de poesías. Todos ellos alguna vez se han hecho una instantánea con los heavies de la Gran Vía, todos ellos caminaron en busca de cines y teatros e invisibles tiendas de discos que algún día fueron templos de la música.
 
Esta vez he decidido mirar los toros desde el tendido 7, sin soltar el puro pasado ese que me amenaza al mareo, por eso quizá estoy escuchando a Sabina mientras cruzo un paso de cebra y me coloco el cuello de la camisa y leo entre silbidos y muchachas a Paco Umbral sobre su libro, del infierno al ruido del colapso del humo. Estoy sintiendo un frío seco que se adentra en la arteria aorta de mi corazón, un “tic tac” que me busca con el paso del tiempo; se avecinan cambios en Madrid. Me siento un gato en busca de nuevos tejados me siento oso en busca de un madroño me siento parte de una época gloriosa donde la Gran Vía era un paseo de místicos en busca de héroes desconocidos.

.

67374137_10158107733020021_5027439256407113728_n

Categorías:Fotografía, Grouchoo, Madrid, Uncategorized Etiquetas:

Filtros de colores

Captura de pantalla 2018-06-13 a la(s) 15.41.27.png

No derrumbes mis paredes
mientras descubro como se hacen llamas a mi alrededor,
no te mientas cuando buscas la salvación
mis desgastados huesos acabarán pudriéndose en un cajón
mis mejores versos serán sombras de fantasmas bailando más allá de Orión
mi alma de niño está en combustión
mis pies aún sueñan con andar por la Roma de Cicerón
viajaré por la India, Nepal y quien sabe si encontraré Mi Paraíso interior
sin salir de mi habitación.
[…]
Te ruego que cuando muera no me digas perdón
sino hemos hecho las paces ni el amor
no llores y abraces a unas lágrimas negras de dolor.
No hagas polvo tu interior
mientras sueñas con ser tu mejor versión,
es tan fugaz la emoción
Tan infantil creer en Dios
que la vida merece la pena vivir sin condición,

mi alma se transformará en un león

Indice de poesías del Dudas.

Salto de la rana

Desayuné  con el Cordobés

mientras hacíamos el salto de rana

y reíamos a carcajadas.

Me perdí una noche en Guadalajara con el coche inundado,

mientras sacaba medio cuerpo por la ventana

y decidíamos irnos a Cádiz.

Gané mi juventud con un gol en los bancos de mi barrio

recuerdo que me desnudaba en mitad del polvo

y gritaba mi madre desde la terraza

mientras marcaba desde el árbol cortado

y acabábamos abrazados.

Nunca sabré lo bueno que pude llegar ser

mis mejores recuerdos son subidos al muro de Forjas al atardecer:

asalté los bar(n)cos llenos de esclavos

mientras comía un helado

y paseaba lleno de heridas en el costado.

Todo esto,

mientras bajaba desde las montañas del Sur de tu cintura

mientras sudaba(mos) bajo la luna

mientras estudiaba el abismo de la locura

donde se llena de tinta un corazón llamado literatura.

“descubrí que mi amor no tenía cura”.

Fotografié los esqueletos más vivos del metro de Vallecas

salí con mi cámara  a recorrer los prados hechos cementerios

fotografié el entierro de mis abuelos

expuse mis emociones en salas vacías de gloria.

Y es que,

en mi otra vida fui minero en Almadén

fui hortelano con boina y un Ducados.

fui un animal que leía a Whitman en los prados

fue Robert Cappa enamorado en la Guerra Civil Española

fui un fugitivo en Siberia que le gustaban los dados.

Renací del fuego detrás de las cortinas

donde los muertos no mueren con dinamita

a veces, se levantan de mis ruinas

para morir

para vivir

para buscarme un porvenir,

vengo enseñando la mentira de la economía

mientras unos ganan otros ven dudas

mientras unos sueñan otros tienen pesadillas

donde unos viven en las alturas

otros malviven en las tuberías.

Floté por el universo,

mientras me transportaban aquellos vientos

me tranquilizó escribir estos dañados versos

mientras pensaba como enamorarte

encontré un planeta para aMarte.

Indice de poesías del Dudas.

11850716_10154196414025021_4477086832686740500_o

Mi abuela Isidora y mi abuelo Pepe y mi tía Mari en su comunión

 

Categorías:DUDAS, Grouchoo, Poesía

Notas perdidas por Perú (I)

Machu Picchu, 30 diciembre del 2017

Machu Picchu, 30 diciembre del 2017, Grouchoo

Viajé por Perú los últimos días del 2017 con mi mejor compañera, mi cámara de fotos y el famoso libro La ciudad perdida de los Incas de Hiram Bingham y me encantó. Yo ya tenía una idea preconcebida del país de los incas, chachapoyas, paracas, etc. y era que se parecía al resto de países andinos: la orografía, el idioma, la comida y la historia son similares en toda la Comunidad Andina, sin embargo existen más diferencias de las que pensaba. Lo que fue Tahuantinsuyo ofrece una historia, cultura y épica que recuerdan a las antiguas leyendas griegas más que a las historias contadas por los guionistas de hollywood.

No se por qué pero desde pequeño siempre quise viajar por Latinoamérica en moto y releer los libros viejos subrayados de la asignatura de Historia de la editorial Vicens Vives que estudiaba en el C.P. Dulcinea intercalándose con los Diarios del Che Guevara y los libros del boom latinoamericano. Esta vez, utilicé en forma de diario las notas de mi iphone6 plus para escribir las mejores anécdotas que iban pasando por mi cabeza mientras viajaba en avión, tren y carretera entre Lima, Arequipa y Cusco. Además tuve la osadía de grabar con el audio del móvil las explicaciones de algunos guías de Free Walking Tour que te cobraban sólo la voluntad por enseñarte y explicarte los lugares más típicos de las ciudades que visitaba.

Al llegar de nuevo a Quitó decidí darme unos días de descanso para interiorizar tantas  experiencias y cultura vividas. Al cabo de una semana he conseguido exponer algunas ideas sin ordenar que me vinieron a la mente en aquel periodo de búsqueda interior y fiesta del descubrimiento.

 

  1. La historia de Perú parece complicada y muy diferenciada, se nota que fue un imperio venido a menos, que se rompió en mil pedazos por culpa de la mala cabeza de aquellos conquistadores, reyes y cristianos españoles, contra los incas, sacerdotes, soldados y el pueblo ya que fueron demasiado inocentes y no supieron cuantificar la vileza del invasor. Después de 1821 a la república parece que las cosas tampoco le han ido muy bien, todavía se habla con amargura sobre la época de las guerrillas, inseguridad, corrupción y falta de organización, seguramente estos mismos temas se repiten desde hace siglos en un circulo vicioso que frena el desarrollo y la equidad.
  2. Estos últimos años no han tenido héroes a los que escribir, ni una justificación por las que cerrar las viejas heridas históricas que nunca acaban de cicatrizar. Por ejemplo, en cada Plazas de Armas que visitamos estaban manifestándose en contra del indulto de Fujimori y de la corrupción de los gobiernos. Por esto y por más motivos buscan en la Historia y en los incas y otras civilizaciones precolombinas aquella idealización de algo que quizás nunca existió pero añoran.
  3. La historia que me explicaron en el colegio sobre el descubrimiento de América varía bastante de la realidad que percibí al llegar a Perú (más Perú que Ecuador). Algunos peruanos sienten que se les robó y se les machacó, aunque no tratan mal al europeo y al turista consideran que esté les maltrató impunemente y algunas versiones de la historia se merece volver a ser revisada. Puede ser que por este motivo y por otros, los incaicos sean más nacionalistas que el resto de ciudadanos de países latinoamericanos. La Historia de los pueblos siempre tienen luces y sombras, para este antiguo imperio parece una  especie de maldición la llegada de Pizarro y sus tropas como bien explicaba Carlos Fuentes en El espejo enterrado, pero la historia se puede reescribir pero al fin y al cabo es la que es, sólo se puede cambiar el presente y el futuro para que no se vuelvan a repetir hechos tan crueles.
  4. Los españoles, portugueses e ingleses arrasaron en pueblos de América, sobre todo en las islas del caribe y el sur del continente ya que exterminaron a los autóctonos y oriundos. En Perú por suerte hubo una mezcla muy fuerte de culturas y razas que han logrado convivir apaciblemente aunque todavía se ve una desigualdad brutal entre el rico que suele ser blanco y el pobre que suele ser el indígena o mulato. No hay que olvidar que la mayoría de los libertadores americanos fueron hijos de caciques españoles y europeos educados o inspirados en y por Europa, y muchas veces las rebeliones no fueron por causas tan nobles como se cuentan.
  5. Hay que tener cuidado con las explicaciones  de los guías ya que cada uno te cuenta una historia diferente sobre los hechos y las cosas, en general son ideas muy resumidas, preconcebidas y parecidas pero en particular cada uno da una versión diferente de los hechos, no todo es negro ni todo es blanco. Uno descubre según profundiza y lee a los cronistas, historiadores y otras fuentes bibliográficas que donde había un templo resulta que estaba el palacio del inca o las hijas del sol, donde se lucha por mantener las tradiciones están se utilizan como reclamo turístico y sacar dinero, más que como costumbre para preservar la identidad de un pueblo. Donde se respetaba a la naturaleza se daban niñas como ofrendas a los dioses para que no hubiera más desastres naturales.
  6. En Perú existe mucha inversión y cultura asiática, Fujimori la reforzó con los TLC, por ejemplo están las marcas de autos como Hyundai, Haval, Faw, MG, BAIC, etc. Además, vi el instituto Confuncio y colegios de la comunidad nikkei por el centro de Lima y Arequipa. Muchos peruanos conservan los rasgos físicos de sus ancestros chinos o japoneses, esa mezcla y los carteles de las tiendas escritos en chino o japonés parece a veces que estés en Asia en vez de un lugar profundo de América.
  7. Hay bastantes empresas de inversión española pero no me crucé con muchos europeos viviendo ni viajando por Lima, Arequipa y Cuzco. Quizás sea porque las temporadas de turismo alto son de junio a octubre, quizás porque muchos volvieron a España por Navidad, quizás porque sólo estuve unos días y no me dio tiempo a hacer lazos con la comunidad extranjera. Me hubiera gustado haber entrado a una universidad o asociación española y haberles entrevistado para ver su visión sobe ciertas cosas.
  8. Nunca en mi vida me crucé con una manada de perros tan numerosa como la que vi en las calles de Cuzco, los canes vagaban por las carreteras, caminos y aceras en busca de comida y calor. En Jipijapa, Ecuador había manadas de 5 a 15 perros, en Cusco esta se multiplicaba por dos o por tres llenando las veredas. Parecían lobos callejeros sobreviviendo en una ciudad injusta, algunos de ellos estaban desnutridos, enfermos y heridos, caminaban desorientados con mucosidad en los ojos y llenos de pulgas. Curiosamente le di de comer a dos de ellos y no comieron delante mía pero no creo que esto sea lo común. Los más perdidos o cansados acaban tumbados en cualquier calle céntrica y concurrida mientras pasan rozándoles los vehículos o viandantes con sus cámaras de fotos y sus guías turísticos,  estos podrían estar enfermos e incluso muertos pero sin embargo parecen parte del paisaje turístico de los dioses soles. Latinoamérica debería cuidar de los animales como bien explica en sus objetivos el Buen Vivir y la Economía Popular y Solidaria.

Leer más…

133. Metro de Nueva York

Metro de NY, diciembre del 2015

1. Metro de NY, diciembre del 2015

Metro de NY, diciembre del 2015

2. Metro de NY, diciembre del 2015

Metro de NY, diciembre del 2015

3. Metro de NY, diciembre del 2015

Metro de NY, diciembre del 2015

4. Metro de NY, diciembre del 2015

Metro de NY, diciembre del 2015

5. Metro de NY, diciembre del 2015

Leer más…

No te consumas

Collage de cinco fotos, Grouchoo.

Collage de cinco fotos, Grouchoo.

Si estás en llamas no te consumas si nadie te comprende no dejes de rugir. Si estás moviéndote contra el viento no te detengas si tu eres puro y el resto mezcla no te deprimas. … Eres un poema sin escribir ese oxígeno que me falta en las altas montañas esa brisa que alegra el sol de cada mañana esa la luz que ilumina mis entrañas. … Algún día te nombrarán en el silencio como torero sin coleta como música sin eco como tacones que intentan pisar el cielo porque eres esa voz de los viejos flamencos. … Depresión, dolor, miedo, llanto vuela libre como cometa vuela alto más allá de las estrellas que nadie te detenga que tu eres como las noches más bellas.

Grouchoo, 21 de julio del 2015

Indice de poesías del Dudas.

134. Nueva York desde el cielo

Panorámica de Manhattan desde el Empire State, Nueva York. 26 del 12 del 2015

Panorámica de Manhattan desde el Empire State, Nueva York. 26 del 12 del 2015

Aquí está, sí eso.

Aquí está, sí eso. Nueva York. 21 del 12 del 2015

Manhattan desde el Empire State, Nueva York. 26 del 12 del 2015

Manhattan desde el Empire State, Nueva York. 26 del 12 del 2015

Manhattan desde el Empire State, Nueva York. 26 del 12 del 2015

Manhattan monocromático desde el Empire State, Nueva York. 26 del 12 del 2015

Manhattan desde el Empire State, Nueva York. 26 del 12 del 2015

Scalextric en Manhattan desde el Empire State, Nueva York. 26 del 12 del 2015

Manhattan desde el Empire State, Nueva York. 26 del 12 del 2015

Centrándose en Manhattan desde el Empire State, Nueva York. 26 del 12 del 2015

Manhattan desde el Empire State, Nueva York. 26 del 12 del 2015

Manhattan desde el Empire State, Nueva York. 26 del 12 del 2015

Edificio Chrysler desde el Empire State, Nueva York. 26 del 12 del 2015

Edificio Chrysler desde el Empire State, Nueva York. 26 del 12 del 2015

Manhattan desde el Empire State, Nueva York. 26 del 12 del 2015

Colores en Manhattan desde el Empire State, Nueva York. 26 del 12 del 2015

Manhattan desde el Empire State, Nueva York. 26 del 12 del 2015

Manhattan desde el Empire State, Nueva York. 26 del 12 del 2015

Manhattan desde el Empire State, Nueva York. 26 del 12 del 2015

Manhattan desde el Empire State, Nueva York. 26 del 12 del 2015

Fotos dedicadas a mi amigo Javier Cañones

Felicidad entre las llamas

No sabemos lo qué buscamos, ni quiénes somos ni cómo vinimos ni dónde vamos, no nos importan las formas, ni si somos educados, nosotros somos no nos importa si nos dejan ser, no creemos en la suerte ni tampoco en el destino ni en salvadores, no buscamos dinero y mucho menos la gloria. Discutimos de poesía y si hace falta nos pegamos por cada sílabo, no nos consideramos imprescindibles, ni somos seguidores de ningún club, asociación y partido político sólo seguimos la belleza de vivir el por qué no lo sabemos. No somos eruditos, decimos palabrotas, y si nos emocionamos nos abrazamos en público y cuando meamos apuntamos a la punta de los zapatos, no nos gustan las multitudes, ni las banderas, no queremos ganar ninguna guerra pero si tenemos el día bueno ganamos la batalla más perdida. Nunca pedimos explicaciones para volver al pasado, sabemos que no elegimos las mejores opciones pero no nos importa perder … quizá todo esto sea porque creemos en la magia de ser auténticos, de ser nosotros mismos, mientras nos emborrachamos mientras bailamos entre el humo del polvo y las chispas de lo que serán cenizas, como siluetas salvajes saltando entre la luz del sol y una luna en llamas.

Dedicado a mi amiga Ana de Zaragoza

.

Mirada, Cuenca, Grouchoo. Noviembre del 2014

Mirada, Cuenca, Grouchoo. Noviembre del 2014

Indice de Poesías

Categorías:Ecuador, Filosofía, Fotografía, Grouchoo Etiquetas: