Archivo

Posts Tagged ‘Madrid’

Libros quemados en 2013 (y II)

diciembre 31, 2013 3 comentarios

Conviene tener presente que la prensa no lo puede todo. Su papel consiste en contar qué pasa y por qué pasa, nada más. La prensa no debe aspirar a cargarse a un político o una institución, porque no es lo suyo. Con los años se ha difundido la convicción de que un par de periodistas del Washington Post, Bob Woodward y Carl Bernstein, guiados por una fuente (la célebre Garganta Profunda) del FBI, acabaron con la presidencia de Richard Nixon. Lo cual es incierto. Woodward y Bernstein, y varios de sus colegas de The New York Times y otros medios, hicieron bien el trabajo que les correspondía. Pero fueron las instituciones las que obligaron a Nixon a dimitir. El presidente sólo dejo la Casa Blanca porque el Congreso preparaba su impeachment, es decir, el encausamiento de la máxima autoridad del país. Esas cosas no ocurren en España. El periodismo español falla bastante; las instituciones fallan mucho y de forma más grave.

MEMORIAS LÍQUIDAS – ENRIC GONZÁLEZ

Nunca permito que los hombres me vean dormir. Me levanto antes de que ellos se despierten y continúo trabajando cuando ellos se van a dormir. Cuando beben, bebo con ellos; cuando bailan, también bailo. Si bebo mucho, me levanto con las piernas firmes y hago que mis oficiales lo vean. Cuando el sol quema, soporto su calor sin quejas; duermo en el suelo durante las campañas y en el campamento en el catre más sencillo, y cuando avanzamos por campo abierto aprovecho para entrenarme: corro a pie y a caballo. En cuanto a los tesoros, dejo que mis compatriotas vean que no cojo nada para mí, excepto artículos de honor —un caballo o una buena armadura— pero todo está a su servicio y al servicio de nuestra meta.

LA CONQUISTA DE ALEJANDRO MAGNO – STEVEN PRESSFIELD

CAMPBELL: Mi fórmula general para mis estudiantes es: «Seguid el camino de vuestro corazón. Encontrad dónde está, y no temáis internaros allí».
MOYERS: ¿Es mi trabajo o mi vida?
CAMPBELL: Si el trabajo que estás haciendo es el que elegiste hacer porque lo disfrutas, entonces es el trabajo. Pero si piensas: «¡Oh, no! ¡No podría hacerlo!», es el dragón bloqueándote el paso. «No, no, yo no podría ser escritor» o «No, no, yo jamás podría hacer lo que hace Fulano».
MOYERS: En este sentido, a diferencia de héroes como Prometeo o Jesús, no partimos en nuestro viaje para salvar al mundo sino para salvarnos a nosotros mismos.
CAMPBELL: Pero al hacerlo, salvas al mundo. La influencia de una persona vital vitaliza, de eso no hay duda alguna. El mundo sin espíritu es una terreno baldío. La gente tiene la idea de que se puede salvar el mundo cambiando las cosas de lugar, cambiando las reglas, cambiando de lugar a los que mandan, y cosas así. ¡No, no! Cualquier mundo es válido si está vivo. Lo que hay que hacer es darle vida, y el irónico modo de hacerlo es hallar en tu propio caso dónde está la vida, y volverte vivo tú mismo.

EL PODER DEL MITO – JOSEPH CAMPBELL

IMG-20131224-WA0012

Carlos Fernández, Daniel Carrillo, Javier Cañones y Daniel Sande.
Café Gijón, Madrid, 24 de diciembre de 2013

Hay bastantes mujeres que se sienten atraídas por hombres déspotas. Como las mariposas por el fuego. Y hay mujeres que lo que más necesitan no es un héroe, ni siquiera un amante apasionado, sino sobre todo un amigo. Recuérdalo cuando crezcas: aléjate de las mujeres a quienes les gustan los déspotas, y entre las que buscan un hombre-amigo intenta encontrar, no a las que necesitan un amigo porque están algo vacías, sino a las que también desean llenarte. Y recuerda que la amistad entre un hombre y una mujer es algo mucho más valioso y extraordinario que el amor: de hecho el amor es algo bastante rudo e incluso grosero comparado con la amistad. La amistad incluye también una parte de delicadeza, de aceptación y generosidad, y un refinado sentido de la mesura.

UNA HISTORIA DE AMOR Y OSCURIDAD – AMOS OZ

El juramento por el que tuvo que pasar Baroja era conceptuoso, obra también de d’Ors, al borde mismo de la parodia: «¿Juráis o prometéis en Dios y en vuestro Ángel Custodio servir perpetua y lealmente al de España, bajo Imperio y norma de su tradición viva; en su catolicidad, que encarna el Pontífice de Roma; en su continuidad representada por el Caudillo, Salvador de nuestro pueblo?»
Durante muchos años, hasta hace tres o cuatro en que Granjel reescribió el episodio, circuló la versión que Julio Caro refiere en su Los Baroja de la contestación que don Pío había dado a tal galimatías. Al parecer no eran pocos los que querían ver a Baroja en el dilema de elegir entre un «juro» o un «prometo», ya que como ateo confeso debería emitir un simple prometo, pero las circunstancias aconsejaban, sin duda, un más rotundo «juro» confesional y apostólico. Según la versión que figura en Los Baroja, su respuesta fue enteramente barojiana, y don Pío diría: «Lo que sea costumbre.» Según la más exacta de Granjel no fue sino un, no menos barojiano, «lo que manden».

LAS ARMAS Y LAS LETRAS – ANDRÉS TRAPIELLO

Que muriera pronto fue desde luego una gran desgracia, pero además que pensara tan lúcidamente le produjo una gran tristeza. Pero aunque para él significó que lo apartaran y lo odiaran tanto los suyos como los contrarios, a nosotros nos ha dado la esperanza de reconstruir su proyecto liberal. No hay otra cosa: hacer de este país un sitio donde no tengan cabida ni el déspota, ni el cacique ni el oscurantista. Como él decía muchas veces: estar con la gente haciendo un trabajo noble, digno, ser remunerado por ello y tener una vida digna. Y que cada cual piense en sus asuntos privados lo que quiera, y que no se metan los demás en ellos.

EL HOMBRE QUE ESTABA ALLÍ – DANIEL SUBERVIOLA Y LUIS FELIPE TORRENTE

Anuncios

Florentino Pérez

noviembre 18, 2013 5 comentarios

Florentino-perez

Tiene tres hijos: Eduardo, Florentino y Mari Ángeles, a los que familiares y amigos llaman ‘Over’, ‘Chivo’ y ‘Cuchi’. Hablando de apodos, comparten el de ‘Pitina’ su difunta mujer y su yate.

También tiene más de mil millones de euros, según la revista Forbes, por lo que quizá los sesenta kilos por Kaká no le duelan tanto a él como a nosotros, los madridistas.

A pesar de lo de Kaká, y lo de Queiroz, y lo de Coentrao y lo de Del Bosque y lo de Özil, repasando la trayectoria de Florentino Pérez se aprecia que tiene olfato. Allá por los ochenta debió de olerse que era el momento de evolucionar desde la política hacia la construcción, ingredientes que bien mezclados se subliman dando lugar a la recalificación.

Con la recalificación de la Ciudad Deportiva puso al Real Madrid en la senda que le ha llevado a ser el club deportivo más rico del mundo. Diseñó un equipo de galácticos que ganó más bien poco. Se fue diciendo que quizá había maleducado a sus estrellas y volvió años después, a tiempo para otra gran operación urbanística, esta vez en el estadio. Cambió los estatutos y ahora el presidente blanco ha de tener 80 millones de euros y 20 años como socio.

Ante la hegemonía futbolística del Barça decidió contratar a un entrenador impresentable. Después de despedirlo pagó el fichaje más caro del mundo por un jugador que no es de los mejores del mundo.

La actitud servil de gran parte de la afición tendría alguna lógica acompañada de resultados. Desde que Florentino volvió a ser su presidente, el Real Madrid, un equipo de fútbol construido por y para la victoria, ha ganado tres títulos. En el mismo periodo (cuatro temporadas completas), el Barcelona lleva trece.

http://www.ivoox.com/florentino-perez-racion-carrillada-59_md_2556232_1.mp3″ Ir a descargar

Publicado originalmente como columna radiofónica en el programa Cualquier Día de RUAH – Radio Universitaria de Alcalá de Henares ruah.es.

33. El racismo por Grouchoo

ÍNDICE DEL LIBRO DUDAS

Hoy es viernes y hemos decidido salir por el centro de Madrid. Subimos al metro de Sol, no hay ni un asiento libre, descarto la idea de acurrucarme en cualquier sitio sería imposible casi todos vamos de pie, está todo lleno de inmigrantes: chinas con sus carritos de la compra para sus tiendas de los barrios de la periferia, negros que se comunican a voces, moros que miran a las chicas como si esa fuese la última que fueran a ver, gitanos llenos de oro, rumanos tocando el organillo y con ganas de sacarte alguna monedilla con sus dientes postizos y algún turista norteamericano, europeo o de cualquier otro continente con gorra y mochila de colegio con la Guía de Madrid en la mano y la botella de agua en la otra que parece que se ha colado. El españolito de turno anda perdido ese día porque se le ha estropeado el coche y tuvo que coger el metro.

En el metro de la capital de España todos somos iguales. Al igual que el metro los parques madrileños están tomados de latinoamericanos haciendo deporte. Se pasan el día entre sus compatriotas, escuchando música de sus tierras e intercambiando bebida para olvidar las penas de estar en otra tierra muy lejos de la suya que les hace trabajar muchas horas por un sueldo bajo. Las calles se están llenando de tiendas de lo más peculiares, frutos secos de chinos, kebab árabes, asiáticos que venden cervezas, bocadillos y rosas en cualquier calle con turno 24H al día. Los madrileños están aturdidos con la pandilla de los Latin King y los Ñetas pero todos tienen ganas de ligar a una bonita rubia rumana, búlgara o inmigrante vistosa.

Madrid como saben está cambiando muy deprisa, cualquier fiesta de barrio de la periferia está más llena de extranjeros que los vecinos de toda la vida. La tierra prometida no es América sino Europa, un continente envejecido y con necesidad de aumentar la natalidad. La historia es una ley de la gravedad y todo parece repetirse, la inmigración ahora vuelve a los países donde se emigraba, todo se equilibria y la despreocupación internacional está trayendo muertos en las costas europeas. África parece que no cree en ella misma, está varada en cualquier mar. La culpa la tienen los gobiernos africanos, los sometidos por dejarse someter y Occidente por ver el problema de cerca y dejarlo seguir. Reconozco que hace cientos de años hemos explotado los europeos a  distintos continentes y parece que estamos pagando sus consecuencias con este tsunami migratorio  que nos está  viniendo. Ya no nos vale hacernos los suecos el problema lo tenemos en la cocina de casa. El racismo no tiene cabida y cada vez son más los que se dan cuenta que si todos los inmigrantes que viven en Madrid se uniesen y fuesen conscientes de su fuerza, podrían cambiar la situación política de este país con suma facilidad. El problema está en que no estamos educados para absorber todo lo que está viniendo por los Pirineos y por las costas. De aquí a unos años la situación puede deteriorarse si se produce una crisis y empieza la población de origen española a creer como otras veces que la culpa la tiene los inmigrantes que no haya trabajo, o los inmigrantes que no puedan tener un empleo digno y culpen al sistema de engaño porque este les vendió prosperidad. Todos deseamos que no se produzca en Madrid lo que en París con los coches y disturbios callejeros, aunque vayamos por ese camino si no me confundo.

33. El racismo por P. Daniel Carrillo.


Este texto fue originalmente publicado en el libro DUDAS (2006).

Lo que nunca le dije a Javier Reverte

febrero 27, 2013 11 comentarios

Casi todos los años veo a Javier Reverte firmando ejemplares en la Feria del Libro de Madrid. En alguna ocasión he visto que estaba solo y aburrido en la caseta, y alguna vez me ha sostenido la mirada fijamente, tan fijamente que he estado a punto de ir hacia él y decirle algo. Pero soy tan cobarde que siempre termino por bajar la mirada, pasar de largo y seguir caminando maldiciendo mi timidez, por no decir mi cobardía. O mi ruindad.

Si hablara con él quizá le diría que el primer libro suyo que leí fue Vagabundo en África. Que estaba estudiando alguna aburrida asignatura de ingeniería en la biblioteca del barrio cuando decidí tomar el libro para hojearlo. Aquello fue un flechazo. Tuve que parar de leer unas horas después, con una cuarta parte del libro ya vencida, sin haber estudiado absolutamente nada de mis apuntes pero completamente seducido y feliz después de haber sentido los tambores de la literatura redoblando en mi estómago una vez más, una de esas pocas veces en que te sientes tan impresionado y tan seducido por lo que estás leyendo que no quieres que el libro se acabe, pero sigues leyendo febrilmente.

Después leí El sueño de África y Los caminos perdidos de África. Estaba claro que el tipo había conseguido dominar el formato de literatura de viajes mezclando sus vivencias personales con la Historia de los territorios visitados. Tiempo después descubrí que eso ya lo habían hecho otros antes (el polaco Kapuscinski) pero eso no le quita un ápice de mérito al madrileño Javier Reverte.

Cuando leí Corazón de Ulises supe que ese libro iba a acompañarme para siempre. Es el mejor compendio de historia y mitología griega que conozco, sin academicismos, disfrazado de literatura de viajes y fabricado desde un amor que se filtra en cada página, en el enfoque, en la elección de los temas y las formas. He disfrutado como un enano con ese libro.

Fotografía de Carlos Fernández Grouchoo

Javier Reverte en la Feria del libro de Madrid – Fotografía de Carlos Fernández (Grouchoo)

Si hablara con Javier Reverte no me atrevería a decirle que he intentado seguir su estela al escribir una serie de textos sobre un viaje a Marruecos y un relato de viajes por México titulado Bigotes, caballos y cantinas, aunque quizá le diría que el uso de esa primera persona cercana, desprovista de vanidades, consciente de sus limitaciones, pero decidida, vital, dispuesta a recorrer el camino trazado por sus sueños, me parece un acierto absoluto para el libro de viajes. Y que siempre intentaré imitarle en busca de ese intenso placer intelectual que es el estudio de la Historia, la investigación autodidacta sobre las grandezas y las miserias de los Antiguos.

También le diría que, a fuerza de leerlas, releerlas y envidiarlas, ya son casi mías algunas imágenes de sus vivencias. Un hotel de Wadi Hafa con un jergón y un cubo para ducharse, sin otra cosa que hacer que bajar por las mañanas al mercado junto al río. Javier Reverte en Ítaca, asando pescado en una hoguera junto a Dimitris, o navegando el Yucatán, o durmiendo en sitios sin humanidad en decenas de kilómetros a la redonda. Quizá le diría que yo también he experimentado esa certidumbre de saber que hay sitios en los que uno se quedaría toda la vida, pero que debe abandonar porque así lo dicta la ley del viaje, la paradoja del viajero.

Me gustaría saber qué debo decirle si vuelvo a tener la oportunidad de hablarle. Quizá le diría que le conozco. Que es mi amigo. Que le respeto. Que me cambió la vida. Que quiero recorrer Grecia, Jonia y Alejandría siguiendo sus pasos. Que leerle me impulsa a vivir, a viajar y a leer. Que es el mejor. Que me gustaría invitarle a una caña para callarme ya y que hablase él. O quizá yo simplemente vuelva a agachar la cabeza y a seguir caminando por la Feria del Libro, maldiciendo mi timidez, prometiéndome que al siguiente año seré más valiente.

Bigotes, caballos y cantinas (IV) – Lisa y Josephine

septiembre 20, 2011 1 comentario

Le pidieron una de los Beatles y se puso a destrozar una canción que no supimos identificar. Es el peor músico callejero del mundo y cuesta entender cómo se puede ganar la vida tocando la guitarra tan mal y cantando con esa voz. Estaba interesado en aprender un chotis para acariciar la fibra sensible de los madrileños, así que le estuvimos cantando cuando vengas a Madrid chulona mía mientras él intentaba sin ningún éxito pillarle el punto con la guitarra. El caso es que el tipo caía simpático y estuvimos un buen rato compartiendo las alemanas con él.

Las alemanas estaban tomándose algo en un chiringuito al pie de la playa más céntrica de Puerto Vallarta cuando nos metimos en el agua. Después se acercaron a nuestra zona, extendieron las toallas y empezaron a ponerse el bikini causando una gran expectación en unos cuantos cientos de metros a la redonda. Nos pidieron amablemente que le echáramos un ojo a sus cosas cuando se metieron en el mar, precaución que no habría sido necesaria pues nosotros llevábamos ya un buen rato con el ojo puesto en sus cosas.

Eran risueñas, espabiladas y menudas, venían de Munich y a sus 19 años hablaban inglés mucho mejor que nosotros. Tenían todos los vicios y un talento innato para meterse en la boca del lobo, pero eso todavía no lo sabíamos. De pronto se puso a diluviar y nos resguardamos en un kiosko de una plaza y alguien compró unas caguamas y ellas decían que la cerveza mexicana era como el agua y estuvimos ahí tirados en el suelo antes de ponernos a bailar en una baldosa.

Eran la rubia y la morena, llevaban una semana en Vallarta y ya se tenían fichados a los músicos, a los vendedores ambulantes y a los camareros, o quizá era que ellos las tenían fichadas a ellas, qué más da. El peor músico callejero del mundo las saludó y le hicimos un hueco y bajo la lluvia seguimos hablando y nos enteramos de que estaban recorriendo la América Latina con la excusa de aprender el español. Cargaban incluso con los libros de gramática pero yo diría que estudiaban más bien poco, porque ya nos andaban invitando a una fiesta esa misma noche.

La fiesta era en casa de un tipo joven y espigado que al final resultó más pesado que un collar de melones. Por lo demás el festejo estuvo bien padre, bastante desparrame y mucho colgado y entre tanto colgado las más colgadas las alemanas. Al anfitrión todo le parecía bien mientras se movía con la fregona de un lado a otro. En el salón unos focos arañaban la oscuridad al compás de unos altavoces profesionales por los que salía un hard-trance tan duro que me transportaba hacia algún polígono industrial del extrarradio de mi adolescencia. El DJ era un gordo enorme que se daba buena maña con el portátil aunque yo diría que nadie se andaba fijando en la calidad de las mezclas. Alguna mexicana espectacular, muchos chavales y nosotros nos hacemos fuertes en la cocina por amor a las tradiciones, y entonces llega uno y se pone a cantar canciones del Rayo Vallecano, pues resulta que Ska-P, al igual que Hombres G y que los Héroes del Silencio, son bien conocidos por allá.

La rubia y la morena andaban bailando y fumando y tomando y los mexicanos iban estrechando el cerco mientras nosotros intentábamos deshacernos del anfitrión, que nos estaba intentando vender un paseo a caballo para el día siguiente, y también la visita a una destilería de mezcal, y un recorrido por la selva, y el alquiler de un barco y ya no me acuerdo qué más, pero sí que me acuerdo que nos estaba dando la brasa hasta que le dijimos que nos íbamos y entonces nos dio el número de su celular y salimos a la calle.

Las alemanas también se iban. La morena me dijo que los chicos se estaban poniendo pesados y que las empezaban a decir mamacitas y a acercarse y a agarrar y que ya no se lo estaban pasando tan bien. Al día siguiente tenían viaje en barco y ya no las volvimos a ver, así que en mi último recuerdo salen con la mirada algo perdida entre la noche, con aspecto de andar bien cansadas y subiéndose al primer taxi que pasaba por la calle, que es lo recomendado en México para todas aquellas personas que tienen el talento innato de meterse en la boca del lobo.

·············

Otros capítulos de la serie Bigotes, caballos y cantinas:

Bolero para un Madrid canalla

junio 15, 2011 4 comentarios
* La foto es de Rho Caballero

En cosa de media hora llego: te da tiempo de sobra. Elige los vaqueros de partir la pana, súbete a los tacones, revuélvete un momento los rizos ante el espejo y sal a conquistar la calle. Nos vemos dónde siempre sí, yo dentro de un rato estoy llegando, yo ya casi te estoy viéndo venir sonriente y con la primavera revuelta en las mejillas. Después echaremos a andar por las aceras llenas de sol, gastaremos un arsenal de palabras, llegará el atardecer mientras Madrid se engolfa y aunque ya estemos tontorrones pediremos otra ronda. Irá llegando la noche y con ella algún silencio cómplice; es posible que caminemos rimando los pasos por La Latina, como dos buenos aliados en la ciudad canalla, es posible que para entonces ya estemos pensando lo mismo y buscando entre los dos el movimiento del jaque mate. Vaya, qué tarde se ha hecho, perdona que me líe de esta manera cuando tu estás aun por vestir. Pero venga, va, ya no me enrollo más, dentro de nada nos vemos, echamos a andar por las aceras llenas de sol y empezamos a un buscar la solución de este bolero.


Publicado originalmente como columna radiofónica en la edición 122 del programa Cualquier día de RUAH – Radio Universitaria de Alcalá de Henares 107.4 FM.

http://www.ivoox.com/playerivoox_ep_696441_1.html

Ir a descargar


En esta ocasión contamos con la colaboración estelar del joven actor alcalaíno Martín Puñal, que amablemente puso voz dramatizada a un texto que ganó mucho gracias a él. Para mi fue una experiencia iniciática: ese momento mágico en que lo escrito deja de ser del autor y ya sólo queda disfrutar, admirar y sorprenderse de cómo el actor se lo lleva a su terreno, a sus giros, a su manera de entenderlo.

Y un aviso a navegantes, recordad este nombre porque lo volveréis a escuchar en otros momentos y en otros sitios: Martín Puñal (página web, youtube, representación)

15 M – ¡Democracia Real YA!

mayo 18, 2011 6 comentarios
Miembro Anonymus

El domingo 15 de Mayo de 2011 puede marcar un punto de inflexión en las relaciones entre la ciudadanía española y sus representantes políticos. Por primera vez la consolidada partitocracia ha visto alzarse un movimiento opositor, organizado y multitudinario que se lleva la pelota fuera del terreno de juego de la política electoral. Convocados por la plataforma ¡Democracia Real YA! miles de ciudadanos expresaron su rechazo al panorama político y económico del país, iniciando una cadena de protestas que han tenido eco en medios de comunicación de todo el mundo.

Banco de España

Dos de los integrantes del blog DUDAS decidimos asistir a la convocatoria de Madrid después de escuchar las ideas coherentes que habían sido expresadas por dos interlocutores de la plataforma en el programa Cualquier día de la RUAH. Una vez superada la impresión inicial, era el momento de analizar con más detalle el Manifiesto y las propuestas de ¡Democracia Real YA!. Desde mi punto de vista (Daniel) ambos textos son decepcionantes. El manifiesto apunta a la preocupación e indignación “por el panorama político, económico y social que vemos a nuestro alrededor” y muestra al sistema gubernamental como un obstáculo para el progreso y el desarrollo de la sociedad. Aparte de eso apenas tiene mayor valor que cualquier otro panfleto antisistema. Las propuestas dan la sensación de batiburrillo e improvisación cuando no de puro braistorming. El cuestionable orden de los apartados es el siguiente: Eliminación de los privilegios de la clase política, Desempleo, Vivienda, Servicios públicos, Control de los bancos, Fiscalidad, Libertades ciudadanas y democracia participativa.

No les votes, ANONYMUS I

Calle Alcalá antes de llegar a Sol

Pero lo importante de este movimiento no son las propuestas. Se trata de una reacción y de una toma de temperatura para comprobar cómo de caldeado está el ambiente, para testear si el español de a pie ha pasado ya el punto de no retorno en cuanto a hartazgo de su clase dirigente. Pasamos a enumerar algunos aspectos positivos y negativos de este tema:

Puntos a favor:

– Ausencia de ideología (más bien reacción a algo que apoyo a algo). La gracia de estas protestas radica en que abarcan toda clase de juicios y razonamientos que se pueden escuchar en cualquier bar, en cualquier sobremesa familiar, pero que hasta ahora no habían abandonado la queja personal y no se habían lanzado en masa a la calle.

– Movimiento político plural, sin siglas, sin restricc ones, fuera de la política electoral (activismo). Permite sortear los injustos repartos de la ley electoral (que premia a las mayorías y machaca a las minorías).

– Identificación de elementos degradantes del sistema: partidos mayoritarios, sindicatos. Un multitudinario aviso a navegantes (En la manifestación se escuchó: “dónde están, no se ven, comisiones y ugeté”).

No hay pan para tanto chorizo

Puntos en contra:

– Enfoque demasiado abstracto. Además de una primera apariencia de “rollo antisistema” se produce un gran desconcierto “¿qué es lo que piden?”

– Propuestas de dudoso interés. Se lanzan algunos mensajes filocomunistas, se habla de expropiaciones, de nacionalización de la banca a la islandesa. Da continuamente la sensación de que hay mucho ruido y pocas nueces.

– Reclamaciones conservadoras: una casa, un trabajo asalariado, educación, sanidad. Idea de “jóvenes viejos” que más que cambiar el mundo quisiera que no se lo cambien, que nadie toque nada de lo que tuvieron sus padres. Ninguna propuesta en el sentido de apoyo a los emprendedores, pero si a favor del fuincionariado.

– Ausencia de reconocimiento de responsabilidad (los malos son los otros, los bancos, los políticos…)

Al fin he podido pagar mi hipoteca

¿Conclusiones? El tiempo lo dirá, pero parece haber saltado una chispa, el mensaje ha llegado a los medios y con ellos… a los políticos de partidos mayoritarios, que ahora hacen patéticos intentos por apuntarse a la fiesta, demostrando una vez más que no se enteran de nada. ¿Será suficiente, será esta la chispa adecuada? Sospecho que no, pero quien sabe. Al menos nos sentimos orgullosos de poder decir que aquel espléndido domingo de Mayo salimos a la calle, hicimos buenas fotos, aspiramos cierto aroma de reivindicación y conseguimos dejar de ser uno de tantos que de todo se quejan, a todos critican y a la hora de la verdad, sólo torean de salón.

Nos lanzan bombas

 * Fotografías de Daniel Sande y Grouchoo.

* Texto de P. Daniel Carrillo