Archivo

Posts Tagged ‘muerte’

Fantasmas de pelo moreno

Nacer en sangre, tropezar con un amor imposible, tirar piedras a esa botella de vidrio que nunca rompiste, llenarse de valor cuando todos callan y susurran al oído, correr descalzo por la Gran Vía mientras nieva, saltar en el último momento al Sol desnudo, dormir la siesta en una bala de heno del pueblo de tus abuelos, nadar de noche en una playa perdida de Cádiz mientras te desnudas entre corales, ver una estrella fugaz subido a tu primer coche, esculpir a Venus de Milo mientras recorres lindas praderas de noche, acariciar los dedos diminutos de una nueva vida,  desengañarse por creer en los hombres y no en los fantasmas, subir en escalera a la luna, buscar oxígeno mientras corres por los campos de Castilla, montar en globo en Lorraine Mondial Air Ballons mientras lees un libro de Julio Verne, volver a sentir la vida mientras gritas, aprender a levantarse mientras suena la campana del último round, pasar de un lado al otro en el arco iris de tus iris, sonreír al niño despeinado que juega en el basurero de la Cañada Real con un espejo, acariciar a un perro apaleado de Jipijapa, llorar de alegría por un trabajo bien hecho, regatear la mala suerte y marcarle un gol saliendo desde el medio de campo, besar unas manos llenas de heridas de trabajar, navegar en un mar desconocido, abrazarse con mis enemigos en la sede de Naciones Unidas, amar sin nada a cambio, amar porque uno se siente libre, amar aun en llamas, amar con las cadenas puestas, amar enfermo, amar para dar otra vida, amar sin orillas, amar para dar otro pase a lo amado, amar mientras contemplas recuerdos llenos de metralla y apasionadas vidas, amar hasta que mueres porque quizás revivas en Normandia.

Morir físicamente, visualizar en el último suspiro a tu madre llamándote desde el balcón, golpear con los puños el espacio entre mi cuerpo, la madera y la tierra; salir de la tierra como salen las flores al espacio, transformar en oxígeno los versos que escribiste de adolescente, dar las llaves a un preso para que decida su libertad determinada, pescar esos sueños que mueren olvidados en la otra orilla del Mar Menor, pintar estrellas de Van Gogh mientras observas el anochecer en la azotea del edificio de tu barrio, recuperar el Espíritu del vino a través de la unión con la línea de tus manos, buscar el motor de tu corazón mientras conduces un yate a gran velocidad por los canales de Venecia tomando un vino tinto, leer la Historia Interminable para atrás para acorralar al destino, saltar al horizonte de la vida mientras otros se esconden para cruzar sus miedos, hacer una guerra de palabras para rescatarlas del salvavidas de tus labios, buscar a Cervantes entre las cárceles mugrientas de Argelia, convertirnos en una parra en un patio del Pueblo Vallecas, llorar porque la justicia está ciega de poder, tomar la tierra como una parte de nuestro destino, morir en una mina de Almaden para renacer entre llantos, bailar desnudo en mitad de la lluvia, brotar hasta convencer a Júpiter que nos convierta en sus aliados. Vender tu alma a un fantasma para estar vivo porque morí en una época de pandemia allá en 2020 en el Principe de Asturias.

Desde entonces todas las noches bailo flamenco entre extraños y me disfrazo de un cuerpo de joven moreno en el Palacio de Gaviria, hacemos fiestas entre vinos y damos palmas con poetas suicidas y locos de pelo largo, hay noches que entre ruidos y epifanias resolvemos ecuaciones sobre el espacio-tiempo al revés. Otros días de luna llena, ayudamos a escapar de las cárceles a los más arrepentidos y pocas ocasiones cuando empiezan las procesiones rescatamos a algún muerto que no quiere morir de pena. Una vez viajamos durante una semana a Nueva York y robamos en el MoMA un cuadro de un pelirrojo que le falta una oreja. Por la mañana hacemos trucos con billetes inexistentes en la bolsa de Nueva York con un amigo que pinta muy retratos, dice llamarse Dalí mientras mueve su bigote y grita cosas raras sobre algo llamado Bitcoin. Alguno noche volamos por Madrid con unos amigos y entramos en el bar de la Biblioteca Nacional cerca de la Plaza Colón y nos pusimos a hablar con uno que salió de un libro, resulta que era un tal Don Quijote que iba montado en un caballo de nombre Rocinante, el buen hombre estaba cansado de estar encerrado, tuvimos miedo que fuera al Congreso de los Diputados, esa noche le convencimos que siguiera luchando contra el olvido.

Hay recuerdos que nunca olvidaré, por ejemplo, un día nevó en Madrid como nunca y empujé a una chavala llamada Filomena que corría descalza desde la Gran Vía hasta el estanco del Retiro decía desenterrar el pasado con historias reales como que morimos para ser mejores, que vivimos en un laberinto de ecuaciones. Lo que guardo con especial alegría fue cuando nos juntamos sesenta millones de almas para protestar en París una tarde lluviosa de 1947 conseguimos que Europa volviera a renacer de las llamas de la guerra. Otro pasaje que me sigue en el recuerdo con alegría fue cuando ayudé a renacer en sangre a ese bebe de pelo moreno y ojos redondos del Hospital Santa Cristina, fue un martes 27 octubre de 1981. Todavía no me creo como pudo fecundarse entre historias que se cruzaron por Alcalá de Henares pero fue lo que se dice «un milagro de la naturaleza» porque tiene mis ojos se parece a un tal Leonardo pero es de San Francisco de Quito no de Da Vinci.

Muerte y resurrección de Keynes

mayo 8, 2010 6 comentarios

Parece que algunas universidades españolas se están poniendo las pilas con lo de subir los videos de las lecciones a youtube. Aunque seguimos ha años luz del MIT o del TED, ya se pueden ver cosas muy interesantes.

En este video vemos a Julian Pavón, de la Universidad Politécnica de Madrid, dando una lección magistral de 12 minutos (Lo he descubierto a traves de cookingideas)

R.I.P POR EL CUBANO ORLANDO ZAPATA

febrero 25, 2010 2 comentarios

 

El cubano Orlando Zapata Tamayo

Quiero gritar hasta reventar «HIJOS DE PUTA» por la muerte de Don Orlando Zapata Tamayo a Fidel Castro, Raúl Castro, al gobierno cubano, y a todos sus cómplices que lo apoyan directamente e indirectamente con su silencio, con sus miedos,  su admiración e impasividad. 

Desde España quiero declarar mi pésame más profundo al pueblo cubano, especialmente a la familia y amigos del obrero Don Orlando Zapata Tamayo. Siento esta muerte evitable y totalmente injusta, espero que algún día se haga justicia contra éste asesinato (y otros muchos) y se cumpla en Cuba de una vez por todas la declaración Universal de Derechos Humanos..

Medio siglo de anticastrismo por 20minutos.

Categorías: Uncategorized Etiquetas: , , , , , ,

La 55º de las mejores fotografías de Grouchoo, Serie Other point of view (51-60)

diciembre 7, 2008 1 comentario

Autorretrato que grita LIBERTAD

El autorretrato se titula Un Grito Libre desde el Corazón,  es la quinta de la Serie Other point of view. La foto la realicé en un baño del camping llamado El Piélago de la Sierra de San Vicente, Toledo.

Está hecha con la tristeza  del que siente miedo e impotencia por una democracia que no lucha suficiente contra la injusticia. Nos quieren callar la boca un grupo de asesinos, cobardes y gentuza a través de las armas y el impacto del miedo. Puede que nos maten poco a poco por la espalada vilmente pero nosotros seguiremos gritando desde el alma más alto y más fuerte. Siempre las humanas palabras podrán con las destructivas balas, siempre la libertad podrá con el miedo que imponen los cobardes.

ETA lleva 823 asesiantos impunes, pero nosotros no nos encogemos de hombros sin más, no nos vamos a callar nunca y vamos a seguir reivindicando la vida y la libertad a pesar que ellos utilicen la muerte para convencernos.

Esta semana un grupo de psicópatas asesinos mató de un tiro en la cabeza al empresario Ignacio Uría Mendizabal, simplemente quiero expresar con mi foto a la familia de todas las victimas mi más sentido pésame y mi más odio a estos asesinos de tres al cuarto y de esta sociedad que los aliena y ampara con el silencio y el apoyo político de ellos.

Leer más…

Categorías: DUDAS, Fotografía Etiquetas: , , ,

Pequeñas historias de la vida diaria (I): La Vida y La Muerte

octubre 15, 2008 1 comentario

Llevaba tres días en casa encerrado sin dar señales de vida. Escribió una carta larga de amor de esas que recuerdan al joven soldado, ésta la dejó encima de una mesa junto a una caja vacía de pastillas contra las migrañas. Por suerte la destinataria nunca supo de ella, nadie se atrevió a entregársela, todo el mundo se paralizó de tristeza, imagínense la novia.

El día señalado ella intuyo algo raro y prefirió quedarse en el coche y no abrir la puerta del portal. Llamó desde el móvil a su padre por si acaso, ya que el kamikaze no quería quedar con ella desde hacía días y siempre daba evasivas para verla.

Todo absolutamente todo lo tenía premeditado, ese dolor que tenía acumulado de la vida diaria no le dejaba en paz, vio la solución a tanto sufrimiento un día cualquiera de primavera, cuando todos sus compañeros estaban estudiando para un examen de inglés que él nunca se presentaría. Su novia aunque fuese una preciosa rubia y hubiese querido dejar todo por él: no acabar COU, por lo consiguiente no presentarse a selectividad, dejar a la familia e irse a Valencia para acompañarle, todo esto no le valió lo suficiente para seguir luchando por la vida. Quizá sufría de un dolor extremo en el fondo del corazón que ya estaba demasiado hondo para ser tapado con amor, con besos de verdad que llegaban al alma de cualquiera. Su hermano era un drogadicto y sus padres no le llegaron nunca a entender, su vida había sido una falsa realidad que le devolvía muy tarde a la filosofía esencial de las cosas. Debía dinero y le tenía su cuñado que dejar el piso para poder vivir con su novia (pensarón que así tendrían cerca a su hermana).  

Fue a comprar tres días antes de su fatídico final una cuerda para tender la ropa, en vez de ponerla de tendedero la puso en la puerta enganchada de mala forma al picaporte. Más tarde, se ató la cuerda al cuello y se estrángulo con impertinencia doblando las piernas (no había altura suficiente para dejar su cuerpo tendido en el aire). Su «suegro» no pudo hacer nada cuando abrió la casa, por más que intentó sujetarle el cuerpo inerte hacía horas que había parado de respirar. 

Al día siguiente, aunque hubo examen de inglés sus compañeros de clase según se iban enterando dejaban de hacer la prueba para salir al patio y llorar. Se escuchaban gritos de histeria por todo el Instituto Público de Vallecas. Parece ser que era un buen chaval, todos le querían.

My death

julio 30, 2008 2 comentarios
My head in Edinburgh´s Moderm Art Museum

Autorretrato cúbico, realizado en el museo de Arte Moderno de Glasgoe,  año 2008

Mato el tiempo manchando el papel,

mato el animo abriendo la ventana,

mato esta hoja con mil s-u-s-p-i-r-o-s.

Mato mi mal sueño contigo en mis brazos

mato en la oscuridad con la luz de tus ojos,

mato mi soledad con mis lágrimas,

mato mi pena con poemas,

mato mis viajes con otros nuevos.

Grouchoo Dudas, (Algete, 2008)

Indice De Poesías de Dudas

Categorías: DUDAS, Escocia, Fotografía, Poesía Etiquetas: , , ,