Archivo

Posts Tagged ‘Música’

Insurrección (El Último de la Fila)

Manolo García hablaba de la improvisada creación de Insurrección (una de mis canciones favoritas) en una reciente entrevista de Kiko Amat para Jot Down, al ser preguntado sobre la grabación del disco Enemigos de lo ajeno, de El Último de la Fila:

Teníamos nueve temas, es viernes a las 12 y a las 14 nos echan porque viene Melodrama a grabar. Hostia, Quimi, falta una canción, el disco es corto, qué hacemos. Oye, aquellos acordes que me tocaste en el local, cómo eran, a ver [tararea los compases iniciales de «Insurrección»], vale, al técnico: «Oye, perdónanos un momento, déjanos un segundo», tocábamos la canción, «oye, graba esto un momento» [canta «Insurrección» en vikingo] «uasy uan on the fraguers… Oye, dame un casete con esto. Un casete, ¿eh?», «Quimi, ve grabando esto ya» [hace un ritmo de batería]. «Las 12.30, ¿cómo vamos?», «Bien, vamos bien». Y yo mientras tanto cantando solo en el lavabo [canta] uachi fuan werin uapa, vale [simula apuntar en un papel], «Dónde estabas entonces», [canta] «guari wanbo, vale, cuando tanto…». Y así hasta sacarla toda. «Quimi, lo tengo», «De puta madre», «¿Cómo vas tú?», «Ya está, estoy metiendo el bajo», «Nos queda una hora», «En una hora canto y la mezclamos, tío». [Canta] «Dónde estabas entonces, cuando tanto te necesité…». «Insurrección».

 

 

Letra de Insurrección (El Último de la Fila)
¿Dónde estabas entonces, cuando tanto te necesité?
Nadie es mejor que nadie, pero tú creíste vencer.
Si lloré ante tu puerta, de nada sirvió.
Barras de bar, vertederos de amor,
os enseñé mi trocito peor.
Retales de mi vida, fotos a contraluz.
Me siento hoy como un halcón
herido por las flechas de la incertidumbre
Me corto el pelo una y otra vez, me quiero defender.
Dame mi alma y déjame en paz,
quiero intentar no volver a caer.
Pequeñas tretas para continuar en la brecha.
Me siento hoy como un halcón
llamado a las filas de la insurrección.

Anuncios

Owain Phyfe

febrero 12, 2012 5 comentarios

Quería compartir con vosotros un artista que, nada más verlo, me hizo pensar: “¿cómo es posible que existiera este tío y no supiera nada de él?”. El titular de esta entrada es vocalista, músico, compositor y fundador de Nightwatch Recording, cuya dedicación se centra en la música renacentista y medieval. Dejando al margen la importancia y trascendencia del Folklore, o el interés que pueda suscitar entre vosotros, es imposible no destacar la belleza de su voz y su imagen, que recuerda aquella expresión de Nietzsche: “la madurez del hombre consiste en volver a la seriedad con la que juegan los niños”. Este humilde hombrecillo de sombrero campestre y barba gris es la representación viva de esa idea. Disfrutadlo.

Categorías:Arte, Folklore, Poesía Etiquetas: , ,

Dos lágrimas casi negras

agosto 7, 2008 4 comentarios

Todavía me viene a la memoria ese fin de año del 2003 justo antes de comer las uvas en el salon de mi casa con toda la familia brindando. En la televisión a todo volumen, aparecía un renovado Sabina diciendo en el programa de Lo más plus que su disco Dimelo en la calle no se merecía ser el Disco del Año, que él se lo hubiera dado sin ninguna duda al disco de Bebo y El Cigala, Lágrimas Negras.Yo no sabía nada de éste, y seguí brindando entre abrazos, risas y el telefóno sonando.

Una semana después compró mi padre Blanco y Negro, Bebo&Cigala en Vivo, esa misma noche cenando no daban nada en la tele y lo pusimos por aburrimiento, escuchamos en silencio los vídeos, las canciones sonaron tres, cuatro y hasta cinco veces repetidamente. Deciamos cosas como: “este tipo tiene algo de genio, ole, ole”. Todo esto no nos pasaba desde la borrachera de El Concierto en París, de Camarón de la Isla. Fue tanta la magia que nos transmitió a mí y mi padre el piano de bebo, la voz calmada de Dieguito el Cigala, en contrabajo justo y pefecto de Javier Colina y el cajón arrebatador del Piraña que se lo regalamos a tres amigos ese mismo mes.

Cada mañana que me levantaba para ir a la universidad me ponía el disco para ducharme, desayunar, leer el periódico, etc. Este me transmitía un ritmo que sólo unos pocos me lograban hacer sentir.

Pinche aquí para ver el vídeo Dos lágrimas.

 

-Un milagro.

-Eso es la música, un milagro. Es que la música es un milagro; conmueve corazones, levanta a los enfermos. ¿Sabes lo que me decía Bebo?”Yo me mantengo y estoy vivo por la música, Diego”.

-Y tu también.

-Yo sí. Es que sin la música yo hubiera desaparecido. Seguro.

Un pedazo de la entrevista de Juan Cruz con El Cigala en Una conversación a media tarde.