Archivo

Posts Tagged ‘pasion’

La pasión

Ahora escuchamos constantemente hablar de la pasión: persigue tu pasión, descubre tu pasión, no abandones tu pasión, encontrarás un camino lleno de dificultades, mas podrás sobreponerte a todo si te dedicas a lo que te apasiona.

Sin embargo, a mí lo primero que se me viene a la cabeza cuando me hablan de pasión es un Jesús de Galilea sanguinolento subiendo el Gólgota con una pesada cruz a cuestas.

Pero vayamos a la raíz de la palabra, a ver si así conseguimos aprehenderla. Pasión viene del latín passio, y este a su vez del griego páthos, que es: sufrimiento, especialmente el del ánimo. Acción de padecer es la primera acepción en lengua española.

Es por todo esto que yo no quiero buscar mi pasión. Más bien quisiera dedicar mis horas a algo que me estimule, aportar algo bueno, y ojalá bello, trabajar con gente interesante, visitar lugares inspiradores. Si me permiten la cursilería, diré que moriría tranquilo si consigo dejar una pequeña huella al tratar de crear un mundo mejor del que encontré.

Yo no sé cuál es mi pasión, ni quiero saberlo. Prefiero disfrutar de las vistas de la ascensión, parando a cada trecho a mirar el paisaje y hacerlo libre de coronas con espinas. Y, desde luego, no voy en busca del sufrimiento, especialmente de aquel que no tiene asegurado el triunfo. Al fin y al cabo, la historia del Cristo, al menos en lo meramente humano, no acaba nada bien.

Ir a descargar

Publicado originalmente como columna radiofónica en el programa Cualquier Día de RUAH – Radio Universitaria de Alcalá de Henares ruah.es.

Anuncios

“Y allí estaba yo” por Daniel Sande

septiembre 27, 2011 2 comentarios

Y allí estaba yo, un Sábado que podría haber sido cualquiera, en un campo de fútbol, para recibir a mi Deportivo de la Coruña. Pero este año no visitamos el Santiago Bernabeu, ni el Calderon, ni siquiera el antiguo Teresa Rivero, ahora estábamos en el Estado Municipal del Santo Domingo, campo del Alcorcon, disputando un partido de la Segunda División Española, ese pozo desconocido incluso para muchos aficionados al fútbol.

Pero yo con mi ilusión intacta, como si ya se me hubiera olvidado que jugamos en segunda, como si me acabaran de comprar mi primera bicicleta, con mi bufanda blanquiazul como escudo indestructible.

Y allí estaba yo, en un campo demasiado caluroso, pequeño, feo,  de aspecto mas que humilde, como si se tratara de un campo de entrenamiento. Donde los aficionados deportivistas se agolpaban ocupando un cuarto de un “mini-estadio” a reventar.

Y alli estaba yo, soñando con el ansiado ascenso, dirigiendo cual entrenador los movimientos de mi equipo, corrigiendo posiciones, explicando a Alejandra nombres y cualidades de jugadores, convirtiendo un regate de Valeron en poesía.

Y allí estaba yo, como si hubiera olvidado la cuantía de las facturas que tengo que pagar, e incluso como si no recordara que mi situación laboral pende de un hilo, como si por mi no hubieran pasado 29 primaveras, cual, seamos francos, pedazo de gilipollas irracional entonando todo el recital de cánticos blanquiazules.

Esa pasión, lo siento por algunos, es lo que hace grande este deporte, levanta del asiento a su aficionados, a mi en concreto me dejo afónico, apasiona cada domingo aunque fuera sábado, maneja como marionetas mentes en otras ocasiones despiertas, desdibuja por instantes los problemas cotidianos.

De manera anecdótica os contare que el Depor perdió estrepitosamente 4-0, pero, allí estaba yo, con mi ilusión intacta para la próxima contienda.

 Dedicado a todos los apasionados a algo, que en cierta medida se convierten en irracionales.

La mía ya la sabéis, FORZA DEPOR., Y LA VUESTRA???

Un rival.Alcorcon.Sept2011

AficionDepor.Alcorcon