Archivo

Archive for the ‘Viajes’ Category

Notas perdidas por Perú (I)

Machu Picchu, 30 diciembre del 2017

Machu Picchu, 30 diciembre del 2017, Grouchoo

Viajé por Perú los últimos días del 2017 con mi mejor compañera, mi cámara de fotos y el famoso libro La ciudad perdida de los Incas de Hiram Bingham y me encantó. Yo ya tenía una idea preconcebida del país de los incas, chachapoyas, paracas, etc. y era que se parecía al resto de países andinos: la orografía, el idioma, la comida y la historia son similares en toda la Comunidad Andina, sin embargo existen más diferencias de las que pensaba. Lo que fue Tahuantinsuyo ofrece una historia, cultura y épica que recuerdan a las antiguas leyendas griegas más que a las historias contadas por los guionistas de hollywood.

No se por qué pero desde pequeño siempre quise viajar por Latinoamérica en moto y releer los libros viejos subrayados de la asignatura de Historia de la editorial Vicens Vives que estudiaba en el C.P. Dulcinea intercalándose con los Diarios del Che Guevara y los libros del boom latinoamericano. Esta vez, utilicé en forma de diario las notas de mi iphone6 plus para escribir las mejores anécdotas que iban pasando por mi cabeza mientras viajaba en avión, tren y carretera entre Lima, Arequipa y Cusco. Además tuve la osadía de grabar con el audio del móvil las explicaciones de algunos guías de Free Walking Tour que te cobraban sólo la voluntad por enseñarte y explicarte los lugares más típicos de las ciudades que visitaba.

Al llegar de nuevo a Quitó decidí darme unos días de descanso para interiorizar tantas  experiencias y cultura vividas. Al cabo de una semana he conseguido exponer algunas ideas sin ordenar que me vinieron a la mente en aquel periodo de búsqueda interior y fiesta del descubrimiento.

 

  1. La historia de Perú parece complicada y muy diferenciada, se nota que fue un imperio venido a menos, que se rompió en mil pedazos por culpa de la mala cabeza de aquellos conquistadores, reyes y cristianos españoles, contra los incas, sacerdotes, soldados y el pueblo ya que fueron demasiado inocentes y no supieron cuantificar la vileza del invasor. Después de 1821 a la república parece que las cosas tampoco le han ido muy bien, todavía se habla con amargura sobre la época de las guerrillas, inseguridad, corrupción y falta de organización, seguramente estos mismos temas se repiten desde hace siglos en un circulo vicioso que frena el desarrollo y la equidad.
  2. Estos últimos años no han tenido héroes a los que escribir, ni una justificación por las que cerrar las viejas heridas históricas que nunca acaban de cicatrizar. Por ejemplo, en cada Plazas de Armas que visitamos estaban manifestándose en contra del indulto de Fujimori y de la corrupción de los gobiernos. Por esto y por más motivos buscan en la Historia y en los incas y otras civilizaciones precolombinas aquella idealización de algo que quizás nunca existió pero añoran.
  3. La historia que me explicaron en el colegio sobre el descubrimiento de América varía bastante de la realidad que percibí al llegar a Perú (más Perú que Ecuador). Algunos peruanos sienten que se les robó y se les machacó, aunque no tratan mal al europeo y al turista consideran que esté les maltrató impunemente y algunas versiones de la historia se merece volver a ser revisada. Puede ser que por este motivo y por otros, los incaicos sean más nacionalistas que el resto de ciudadanos de países latinoamericanos. La Historia de los pueblos siempre tienen luces y sombras, para este antiguo imperio parece una  especie de maldición la llegada de Pizarro y sus tropas como bien explicaba Carlos Fuentes en El espejo enterrado, pero la historia se puede reescribir pero al fin y al cabo es la que es, sólo se puede cambiar el presente y el futuro para que no se vuelvan a repetir hechos tan crueles.
  4. Los españoles, portugueses e ingleses arrasaron en pueblos de América, sobre todo en las islas del caribe y el sur del continente ya que exterminaron a los autóctonos y oriundos. En Perú por suerte hubo una mezcla muy fuerte de culturas y razas que han logrado convivir apaciblemente aunque todavía se ve una desigualdad brutal entre el rico que suele ser blanco y el pobre que suele ser el indígena o mulato. No hay que olvidar que la mayoría de los libertadores americanos fueron hijos de caciques españoles y europeos educados o inspirados en y por Europa, y muchas veces las rebeliones no fueron por causas tan nobles como se cuentan.
  5. Hay que tener cuidado con las explicaciones  de los guías ya que cada uno te cuenta una historia diferente sobre los hechos y las cosas, en general son ideas muy resumidas, preconcebidas y parecidas pero en particular cada uno da una versión diferente de los hechos, no todo es negro ni todo es blanco. Uno descubre según profundiza y lee a los cronistas, historiadores y otras fuentes bibliográficas que donde había un templo resulta que estaba el palacio del inca o las hijas del sol, donde se lucha por mantener las tradiciones están se utilizan como reclamo turístico y sacar dinero, más que como costumbre para preservar la identidad de un pueblo. Donde se respetaba a la naturaleza se daban niñas como ofrendas a los dioses para que no hubiera más desastres naturales.
  6. En Perú existe mucha inversión y cultura asiática, Fujimori la reforzó con los TLC, por ejemplo están las marcas de autos como Hyundai, Haval, Faw, MG, BAIC, etc. Además, vi el instituto Confuncio y colegios de la comunidad nikkei por el centro de Lima y Arequipa. Muchos peruanos conservan los rasgos físicos de sus ancestros chinos o japoneses, esa mezcla y los carteles de las tiendas escritos en chino o japonés parece a veces que estés en Asia en vez de un lugar profundo de América.
  7. Hay bastantes empresas de inversión española pero no me crucé con muchos europeos viviendo ni viajando por Lima, Arequipa y Cuzco. Quizás sea porque las temporadas de turismo alto son de junio a octubre, quizás porque muchos volvieron a España por Navidad, quizás porque sólo estuve unos días y no me dio tiempo a hacer lazos con la comunidad extranjera. Me hubiera gustado haber entrado a una universidad o asociación española y haberles entrevistado para ver su visión sobe ciertas cosas.
  8. Nunca en mi vida me crucé con una manada de perros tan numerosa como la que vi en las calles de Cuzco, los canes vagaban por las carreteras, caminos y aceras en busca de comida y calor. En Jipijapa, Ecuador había manadas de 5 a 15 perros, en Cusco esta se multiplicaba por dos o por tres llenando las veredas. Parecían lobos callejeros sobreviviendo en una ciudad injusta, algunos de ellos estaban desnutridos, enfermos y heridos, caminaban desorientados con mucosidad en los ojos y llenos de pulgas. Curiosamente le di de comer a dos de ellos y no comieron delante mía pero no creo que esto sea lo común. Los más perdidos o cansados acaban tumbados en cualquier calle céntrica y concurrida mientras pasan rozándoles los vehículos o viandantes con sus cámaras de fotos y sus guías turísticos,  estos podrían estar enfermos e incluso muertos pero sin embargo parecen parte del paisaje turístico de los dioses soles. Latinoamérica debería cuidar de los animales como bien explica en sus objetivos el Buen Vivir y la Economía Popular y Solidaria.

Leer más…

Anuncios

Mi primer nuevo viaje. Tailandia. Día-1.Planificación VS logística 

octubre 10, 2015 1 comentario

La logística nunca fue mi fuerte, me gusta mas planificar sobre el papel. Eso, planificar, si que se me da bien. Idea sobre idea, palabra sobre palabra , historia sobre historia… 

Por eso, desde mañana, os contaré la mía. No será ni mejor ni mas interesante que la tuya. Simplemente será mi historia.

Todo lo que nace con intensidad, deja atrás una muerte tenue… Y mis plantas son ahora las que sufren esa condena. 
  

 

Categorías:Fotografía, Viajes

133. Metro de Nueva York

Metro de NY, diciembre del 2015

1. Metro de NY, diciembre del 2015

Metro de NY, diciembre del 2015

2. Metro de NY, diciembre del 2015

Metro de NY, diciembre del 2015

3. Metro de NY, diciembre del 2015

Metro de NY, diciembre del 2015

4. Metro de NY, diciembre del 2015

Metro de NY, diciembre del 2015

5. Metro de NY, diciembre del 2015

Leer más…

133. Calles de Nueva York (noche)

132. Calles de Nueva York (día)

 1. Empire State, N.Y.

1. Empire State, Manhattan, N.Y.

2. Calles de Nueva York.

2. Espejos en 5º Avenida, Manhattan, Nueva York.

 

3. Calles de Nueva York

3. Calles de Manhattan,  Nueva York.

4. Fish eyes en Time Square

4. Fish eyes en Time Square

 

5. Siendo un gusano en N.Y.

5. A vista de gusano en la 5º Avenida, Manhattan, N.Y.

6. Fish eyes at Time Square

6. Fish eyes at Time Square, Manhattan, N.Y.

7. Radio City, N. Y.

7. Radio City, Manhattan, N.Y.

8. Time Square, Manhattan. Nueva York

8. Time Square, Manhattan. Nueva York

9. Asfalto y hormigón en N.Y.

9. Asfalto y hormigón en  en las calles de Manhattan, N.Y.

10. Espejos en Nueva York

10. Espejos en  la 5º Avenida, Manhattan. Nueva York

11. La noche e n Nueva York

11. Noche fría en la 5º Avenida,  Nueva York

12. Puente de Brooklyn

12. El puente de Brooklyn, Manhattan, N.Y.

13. Rio Hudson. Manhattan, N.Y.

13. Rio Hudson. Manhattan, N.Y.

Caminé por la noche, pasé frío y me mojé de felicidad, fotografíe y soñé que veía a las estrellas de hollywood en blanco y negro caminando por Radio City o Broadway mientras yo paseaba en limusina, observé como niño las lucecitas de colores que se reflejaban en los charcos convertidos en espejos. Por eso volvería a poner mis oxidados huesos en Manhattan, sí, en esa manzana del mundo capitalista para darla un buen mordisco, ese crujido que por la noche no te deja dormir y te lleva al futuro. Al fin comprendí que no somos nada, que todo nos lo podemos jugar a los dados con la excusa de ver girar el mundo, para seguir gastando dinero en esa ruleta que nunca deja de dar vueltas. ¿Por qué todo está concentrado en Manhattan? ¿por qué quiero pensar que esto fue un viaje al futuro?

Eran demasiadas cosas para comprender en tan poco tiempo, demasiadas fotografías incrustadas en la retina, al fin y al cabo Dios hizo Nueva York y el resto del mundo, la prueba está en las alturas, dónde no ves el final.

131. Nueva York: el sueño americano… pero para los que están arriba.

Categorías:Fotografía, Grouchoo, Viajes

Bill Bryson – Neither here nor there

febrero 28, 2015 3 comentarios

Is there anything, apart from a really good chocolate cream pie and receiving a large unexpected cheque in the post, to beat finding yourself at large in a foreign city on a fair spring evening, loafing along unfamiliar streets in the long shadows of a lazy sunset, pausing to gaze in shop windows or at some church or lovely square or tranquil stretch of quayside, hesitating at street corners to decide whether that cheerful and homy restaurant you will remember fondly for years is likely to lie down this street or that one? I just love it. I could spend my life arriving each evening in a new city.

bill-bryson

When I told friends in London that I was going to travel around Europe and write a book about it, they said, ‘Oh, you must speak a lot of languages.’

‘Why, no,’ I would reply with a certain pride, ‘only English,’ and they would look at me as if I were foolish or crazy. But that’s the glory of foreign travel, as far as I am concerned. I don’t want to know what people are talking about. I can’t think of anything that excites a greater sense of childlike wonder than to be in a country where you are ignorant of almost everything. Suddenly you are five years old again. You can’t read anything, you have only the most rudimentary sense of how things work, you can’t even reliably cross a street without endangering your life. Your whole existence becomes a series of interesting guesses.

131. Nueva York: el sueño americano… pero para los que están arriba

1. Persona durmiendo en el Metro de Manhattan, N.Y, diciembre del 2014. A las 20:00

1. Persona durmiendo en el Metro de Manhattan, N.Y. Diciembre del 2014 a las 20:00

2. Persona durmiendo en el Metro de Manhattan,  N.Y, diciembre del 2014. A las 20:00

2. Persona durmiendo en el Metro de Manhattan, N.Y, diciembre del 2014. A las 20:00

2. Persona durmiendo en la estación de metro del aeropuerto J.F.K de, N.Y, 1 enero del 2015. A las 5:05 de la madrugada

3. Persona durmiendo en la estación de metro del aeropuerto J.F.K de N.Y. 1 enero del 2015 a las 5:05 de la madrugada

3. Persona durmiendo la parada de Broadway de N.Y, diciembre del 2014. A las 23:00

4. Persona durmiendo la parada de Broadway de N.Y. Diciembre del 2014 a las 23:00

4. Personas durmiendo la parada de Broadway de N.Y, diciembre del 2014. A las 23:00

5. Personas durmiendo en la parada de Broadway de N.Y. Diciembre del 2014 a las 23:00

5. Persona pidiendo en la "Grand Central Terminal" de N.Y, 30 diciembre del 2014. A las 23:00

6. Persona pidiendo en la “Grand Central Terminal” de N.Y. 30 de diciembre del 2014 sobre las 23:00

6. Personas durmiendo en el metro The Bronx de N.Y, 30 diciembre del 2014. A las 24:00

7. Personas durmiendo en el metro The Bronx de N.Y. 30 de diciembre del 2014 a las 23:10

7. Persona durmiendo en la "Grand Central Terminal" de N.Y, 30 diciembre del 2014. A las 23:00

8. Personas durmiendo en la “Grand Central Terminal” de N.Y. 30 de diciembre del 2014 a las 23:00

8. Persona en el metro de N.Y, línea roja y azul. 31 diciembre del 2014. A las 23:00

9. Persona en el metro de N.Y, línea roja y azul. 31 diciembre del 2014 sobre las 19:00

9. Persona durmiendo en una estación de metro de Manhattan,  N.Y, 24 diciembre del 2014.

10. Persona durmiendo en una estación de metro de Manhattan, N.Y, 24 diciembre del 2014.

10. Persona en una estación de metro de Brooklyn  N.Y, 31 diciembre del 2014. A las 2 de la madrugada

11. Persona en una estación de metro de Brooklyn N.Y, 31 diciembre del 2014 a las 2 de la madrugada

11. Personas en una estación de metro de Manhattan,  N.Y. Diciembre del 2014. A las 2 de la madrugada

12. Personas en una estación de metro de Manhattan, N.Y. Diciembre del 2014. a las 2 de la madrugada

12. Personas en el metro Christopher de Manhattan, N.Y, 30 diciembre del 2014.

13. Personas en el metro Christopher de Manhattan, N.Y, 30 diciembre del 2014.

13. Personas en el metro durmiendo, yendo al aeropuerto J.F.K, N.Y, 1 enero del 2015. A las 5 de la madrugada

14. Personas en el metro durmiendo, yendo al aeropuerto J.F.K, N.Y, 1 enero del 2015 sobre las 4:30 de la madrugada

Quizás el drama de hoy en Nueva York sea la inhumanidad de un sitio con millones de humanos, la obesidad de algunos de sus habitantes, el miedo a un ataque terrorista que tiene a miles de policías en alerta máxima y la pobreza en aumento. Sin embargo a pesar de todo esto, no sabía que en la misma Manhattan hay cientos de vagabundos que están por los metros malviviendo, estos son casi invisibles a los ojos de los miles de turistas que como yo desconocíamos este problema, los propios “neoyorkinos” parecen ya estar muy acostumbrados, porque nadie les mira, nadie se asusta, nadie parece prestarles más atención que el tener cuidado de no pisarles, es como si el sueño americano les hubiera golpeado y hundido con toda sus fuerzas, estos no son peligrosos, no se meten con nadie y muchos de ellos te dejan tomarles fotografías. En N.Y. en diciembre hace -4º centígrados, hiela por la noche y parece como si se les hubieran helado todas las buenas ideas. Estas fotos parecen hablar de otra época diferente a la de ahora, la del crac del 29, la crisis del petróleo del 1973 y 1979 o la de otros siglos pasados con sus crisis de oferta y no de demanda. Dicen que uno muere cuando le abandonan sus sueños no cuando se le para el corazón, espero que a estas personas no les abandonen los suyos, lo único que les queda es dormir y soñar tranquilamente en el calor del subsuelo, mientras otros pasan deprisa como si la vida pasase más rápido de lo que ellos quisieran. Me resultó curioso que estas personas que viven en el subsuelo no pidiesen, y se mezclaran con el resto de viajeros. A pesar de la dureza de las fotos sí es Manhattan, sí es Nueva York, sí es la ciudad tan maravillosa que vemos en la películas de Billy Wilder, como dice el periodista y escritor Enric Gonzalez “El urbanismo de Nueva York se forjó con un patrón medieval: millonarios y mendigos convivían en un palmo cuadrado. Eso creó una civilización interesante. Las urbanizaciones de casas iguales para gente igual que piensa igual generan ignorancia y paranoia, los dos males contemporáneos de Estados Unidos.” Parece increíble que las fotos sí estén hechas en la ciudad que construyó los primeros rascacielos del mundo, la que maravilló a medio mundo con su crecimiento exponencial a partir de la I Guerra Mundial, la que hizo a muchos emprendedores millonarias como las familias Astor, Morgan y Rockefeller. Lo que sí percibí es que se merece estar entre las ciudades más cosmopolitas del mundo y con más atractivo cultural. Puede que estas personas que duermen en invierno en el “subway” hayan visto otra ciudad a la que nosotros visitamos, quizá todo esto fue lo que yo sólo vi en esos ocho días de idas y venidas por la capital del mundo occidental, no pude resistirme a no tomar fotografías de lo que más me impactaba, quizás todo esto fuera para que mi conciencia se tranquilizara mientras iba de tiendas  o de fiesta. “Happy new year” me dijo el del sombrero de la fotografía 11.

Categorías:Economia, Fotografía, Grouchoo, Viajes Etiquetas:

La ruta

agosto 26, 2014 6 comentarios

En algún momento del viaje las costumbres de ahora se han impregnado en nosotros, ha revivido esa rutina que casi habíamos olvidado -las pedaladas, el sol, la alegría del agua fresca y de la sombra- y dejamos de ser nosotros -los de siempre, los que somos- y volvemos a ser los que fuimos.

Digamos que hacia el cuarto o quinto día ya hemos asimilado el lastre de la bici, ese abrir y cerrar cremalleras de alforjas, el sabor del aire, la sorpresa repetida de los animales atropellados. Llevamos incrustadas las voces de los compañeros, tanto, tan adentro, que más tarde la mayor nostalgia quizá sea la sonora.

Hacia el cuarto o quinto día hemos perdido el sentido de la vergüenza y nos bañamos en las fuentes y nos quitamos las camisetas y nos echamos en cualquier parque, en cualquier plaza, en cualquier sitio. Advertimos en el amigo la cara tostada del vagamundo, la misma nariz quemada con la que el espejo nos sorprende. Voy pedaleando en silencio y me recorren las poesías que leíamos en el colegio, y me repito que el ciego sol se estrella en las duras aristas de las armas, llaga de luz los petos y espaldares y flamea en las puntas de la lanzas. Y al llegar a otra provincia, los olivares y, claro: andaluces de Jaén, aceituneros altivos, decidme en el alma de quién, de quién son estos olivos.

Otro día de ruta, otra nueva cima. Miramos a las montañas con una mezcla de fastidio y deseo. En la subida cada uno busca su ritmo y llega entonces el momento de soledad e introspección. ¿Seremos capaces, con el corazón a redoble, de desterrar lo accesorio, de centrarnos en lo esencial? Aquí, en este bosque, lo esencial podrían ser las piedras del camino, la dulzura del rodar, el tacto de tejido sintético. O aislar el picotazo de un único rayo de sol. O imaginar el recorrido del aire, de la boca a los pulmones, de los pulmones a la mente.

Hacia el cuarto o quinto día el cuerpo se queja sin mucho entusiasmo, allí donde la molestia está a punto de convertirse en dolor. Soñamos con piscinas de agua helada, y con el mar, la mar. El mar. ¡Sólo la mar! ¿Por qué me trajiste, padre, a la ciudad?

PENTAX DIGITAL CAMERA

PENTAX DIGITAL CAMERA

PENTAX DIGITAL CAMERA

PENTAX DIGITAL CAMERA
PENTAX DIGITAL CAMERA
IMG_20140617_170040180

IMG_20140615_203524987

IMG_20140614_182231

IMG_20140622_203040256