Archivo

Archive for the ‘DUDAS’ Category

Salto de la rana

Desayuné  con el Cordobés

mientras hacíamos el salto de rana

y reíamos a carcajadas.

Me perdí una noche en Guadalajara con el coche inundado,

mientras sacaba medio cuerpo por la ventana

y decidíamos irnos a Cádiz.

Gané mi juventud con un gol en los bancos de mi barrio

recuerdo que me desnudaba en mitad del polvo

y gritaba mi madre desde la terraza

mientras marcaba desde el árbol cortado

y acabábamos abrazados.

Nunca sabré lo bueno que pude llegar ser

mis mejores recuerdos son subidos al muro de Forjas al atardecer:

asalté los bar(n)cos llenos de esclavos

mientras comía un helado

y paseaba lleno de heridas en el costado.

Todo esto,

mientras bajaba desde las montañas del Sur de tu cintura

mientras sudaba(mos) bajo la luna

mientras estudiaba el abismo de la locura

donde se llena de tinta un corazón llamado literatura.

“descubrí que mi amor no tenía cura”.

Fotografié los esqueletos más vivos del metro de Vallecas

salí con mi cámara  a recorrer los prados hechos cementerios

fotografié el entierro de mis abuelos

expuse mis emociones en salas vacías de gloria.

Y es que,

en mi otra vida fui minero en Almadén

fui hortelano con boina y un Ducados.

fui un animal que leía a Whitman en los prados

fue Robert Cappa enamorado en la Guerra Civil Española

fui un fugitivo en Siberia que le gustaban los dados.

Renací del fuego detrás de las cortinas

donde los muertos no mueren con dinamita

a veces, se levantan de mis ruinas

para morir

para vivir

para buscarme un porvenir,

vengo enseñando la mentira de la economía

mientras unos ganan otros ven dudas

mientras unos sueñan otros tienen pesadillas

donde unos viven en las alturas

otros malviven en las tuberías.

Floté por el universo,

mientras me transportaban aquellos vientos

me tranquilizó escribir estos dañados versos

mientras pensaba como enamorarte

encontré un planeta para aMarte.

Indice de poesías del Dudas.

11850716_10154196414025021_4477086832686740500_o

Mi abuela Isidora y mi abuelo Pepe y mi tía Mari en su comunión

 

Anuncios
Categorías:DUDAS, Grouchoo, Poesía

Libros quemados en 2015 (I)

Sin título

 

  • Libros leídos por Daniel Carrillo en 2015

Para ver el análisis de años pasados:

Libros quemados en 2014 (I)

Libros quemados en 2013 (I)

Libros quemados en 2012 (I)

134. Nueva York desde el cielo

Panorámica de Manhattan desde el Empire State, Nueva York. 26 del 12 del 2015

Panorámica de Manhattan desde el Empire State, Nueva York. 26 del 12 del 2015

Aquí está, sí eso.

Aquí está, sí eso. Nueva York. 21 del 12 del 2015

Manhattan desde el Empire State, Nueva York. 26 del 12 del 2015

Manhattan desde el Empire State, Nueva York. 26 del 12 del 2015

Manhattan desde el Empire State, Nueva York. 26 del 12 del 2015

Manhattan monocromático desde el Empire State, Nueva York. 26 del 12 del 2015

Manhattan desde el Empire State, Nueva York. 26 del 12 del 2015

Scalextric en Manhattan desde el Empire State, Nueva York. 26 del 12 del 2015

Manhattan desde el Empire State, Nueva York. 26 del 12 del 2015

Centrándose en Manhattan desde el Empire State, Nueva York. 26 del 12 del 2015

Manhattan desde el Empire State, Nueva York. 26 del 12 del 2015

Manhattan desde el Empire State, Nueva York. 26 del 12 del 2015

Edificio Chrysler desde el Empire State, Nueva York. 26 del 12 del 2015

Edificio Chrysler desde el Empire State, Nueva York. 26 del 12 del 2015

Manhattan desde el Empire State, Nueva York. 26 del 12 del 2015

Colores en Manhattan desde el Empire State, Nueva York. 26 del 12 del 2015

Manhattan desde el Empire State, Nueva York. 26 del 12 del 2015

Manhattan desde el Empire State, Nueva York. 26 del 12 del 2015

Manhattan desde el Empire State, Nueva York. 26 del 12 del 2015

Manhattan desde el Empire State, Nueva York. 26 del 12 del 2015

Fotos dedicadas a mi amigo Javier Cañones

Sueños a toda velocidad

 

Luces y fugas I

Luces y fugas I

Luces y fugas II

Luces y fugas II

Luces y fugas III

Luces y fugas III

Luces y fugas IV

Luces y fugas IV

Luces y fugas V

Luces y fugas V

Luces y fugas VI

Luces y fugas VI

Luces y fugas VII

Luces y fugas VII

Luces y fugas, 15 de mayo del 2012. Carretera de Manabí. Manta-Jipijapa

Luces y fugas VIII, 15 de mayo del 2012. Carretera de Manabí. Manta-Jipijapa

Categorías:DUDAS, Ecuador, Fotografía

TESOROS, CARTA DESDE CUENCA, DEDICADA A P. DANIEL CARRILLO

P. Daniel Carrillo y Grouchoo

P. Daniel Carrillo y Grouchoo. 2 de enero del 2009.

.

Empieza un libro de historia marxista que me estoy leyendo estos días “si el calendario cósmico se redujera a un año, la presencia del ser humano en la tierra se cronometraría a partir del último segundo”. Decía Leonardo Da Vinci “quién de verdad sabe que habla, no encuentra razones para levantar la voz”, pero con la frase que me quedaría ahora es con la de ”un amigo de verdad, si es amigo lo de verdad es redundante y no hace falta llamarle amigo”.

Creo que por eso hoy he decidido ponerme a escribir una carta de esas que uno nunca publica, ya sea por timidez o vagancia, pero más allá de todo eso quizá lo que diga ahora sea redundante porque el pasado siempre tiene algo de repetitivo e idílico, pero es que hoy me ha dado por mirar el retrovisor y la verdad que no me creería que llevamos tantos años con Dudas (desde el 2006) y ya seis años fuera de casa (uno y medio en Portugal, otro en Escocia y casi tres en Ecuador). Si tuviera que sacar de la hemeroteca algunos buenos recuerdos seguramente me quedaría con el post Inspirando a Marcos por eso que habla de nuestra amistad “Quizá el momento clave fue una noche de verano en la que nos lo encontramos al lado del puente de mi barrio, acababa de llegar de un viaje que iba a ser sólo a Cádiz y acabó siendo a África, … ”, y si fuera un post sobre fotografía me quedaría Las 55 mejores fotografías de Grouchoo, pero realmente del día que siempre me acuerdo, fue del que fuimos a cenar a Guadalajara a casa de Angelillo, te acuerdas que era invierno y hacía un frío del carajo, se me inundó el coche y después de un rato achicando agua los dos nos pusimos a reír de lo que nos había pasado. Me acuerdo que íbamos rumbo a Alcalá con la luna empañada de vaho por el humedad caliente que había dentro y el frío que hacia fuera, pasabas el trapo mientras me hablabas de bajar a Cádiz, yo te decía que no tenía dinero y tu además tenías que trabajar, te acuerdas que decíamos “na es eterno” y que gran verdad. Era un día de diario e iba la A-2 vacía, pero es que todo lo que íbamos hablando acabada en risas. Creo que me acuerdo tanto de esa noche porque no siempre uno tiene el momento mágico de tener el coche inundado, estar a la 1:30 o 2 de la mañana perdidos por Guadalajara, y la complicidad de una noche genial con un buen amigo.

No sé por qué hoy hablo de esto y aquello, con todas las cosas que te podría contar que me están pasando, quizá sea porque últimamente no hago fotos con mi vieja Canon 400D, ni escribo notas sueltas entre los libros, ni cuento las viejas historias de cuando decía que era “comunista” y saltaba a por banderas desde las alturas. Creo que toda esa magia se paró como se para la vida cuando uno escribe una carta, por cierto la última que recibí a papel fue una postal de Rusia del amigo Abel Moreno, me llegó a Jipijapa con Correos de Ecuador, como anécdota sólo llegó la postal y un céntimo de rublo, lo demás, que eran unas monedas junto con un billete ruso y un pin de esos comunistas de la época desaparecieron, pero que contradicción lo del pin, comunistas y se utilizaban para identificar la clase social.

El sueño más repetitivo que tengo últimamente esta en ese patio de la casa de Vallecas que tenía una vieja parra, para mí era el mejor del mundo y la parra la que mejores uvas daba, y eso que eran agrias, con mucho hueso y arrugadas por el tiempo. Pero es que para mí no era comparable ni con el Patio de los Leones, ni con los famosos patios del centro de Córdoba; ya sabes que la casa la construyó mi abuelo Pepe después de la guerra, la hizo con unos amigos y estuvo en mi vida hasta que me vine a Ecuador, a veces esos sueños se convierten en pesadillas porque hay cosas que todavía no me acostumbro, y es que para mi era era la mejor del mundo, a pesar de estar en Vallecas y en un barrio lleno de gitanitos, y es que en ella guardo los mejores recuerdos de mi infancia y juventud, la herencia de saber que algo todavía no se acaba y el jugar con mi abuela a las cartas, siempre me dejaba ganar.

Por seguir escribiendo algo, te contaré que echo de menos esas tardes de café por el centro de Alcalá de Henares con los amigos de siempre, también los partidos de frontón, el telefonillo sonando, y las comidas de mi madre, porque pienso que no hace mucho todo era más auténtico, ahora las redes sociales y los grupos de WhatsApp no son ni la mitad de profundos que todo eso que cuento. Me acuerdo que durante bastantes mañanas de invierno quedábamos para ir a la biblioteca, “madre mía”, cuantas veces me quedé dormido delante de los apuntes mientras Marcos me imagino que se pondría a hacer alguna tontería, seguro que cualquier cosa que hiciese para él era el mejor chiste del mundo y tú te quedarías pensado que no era muy gracioso. Dónde estarán esas copias de las películas de los Hermanos Marx que me grababa o esos libros que cambiamos con Javier Cañones, para nosotros eran tesoros a punto de ser descubiertos pero lo mejor sin duda era el café de la mañana. A veces me pregunto, ¿dónde estará el humo de los puros que me fumaba mientras yo me imaginaba que la vida era lo que yo quisiera que fuera? … Latinoamérica en motocicleta, un libro de poesías viejo, una empresa de pollos en España, Ariadna esperándome con la mirada encendida, y una foto en el periódico de un Nobel alcalaíno en literatura.

Las veces que me quedé a dormir en casa de mi amigo y compañero de universidad Daniel Sande, que bien se portó conmigo, hay días que me acuerdo de la paciencia que tuvo. Y eso Dani, que han pasado muchas cosas buenas por Ecuador y me junto con nuevos amigos, voy a buenos lugares a comer y no hay día que hablemos de la nueva filosofía, el Intermedio de Wyoming, creo que lo vemos  con la esperanza  que cambie la cosa en España, que la crisis fue un mal sueño de unos días.

Pero es que llevaba tiempo dándole vueltas, sobre qué escribir en el blog, pero siempre pienso que mañana será mejor la inspiración, y es que nunca me decido a escribir y eso que hay historias buenas que contar (la del robo del móvil en el aeropuerto de Loja, o acabar por lanzar  un buen “paper” de Economía Compleja), pero escribir para leer entre líneas no es tan fácil, eso del duende es una gran verdad. Al final siempre acabo por desayunar con el “run-run” de fondo “es mejor ponerse con la tesis”, es esa obsesión por acabarla, esa losa en los hombros por quitarse, y poder volver a España para celebrar, pero al final, como un abrir y cerrar de ojos ya es tarde para ponerse con la tesis y con el post, con la poesía y con la teoría, me tengo que ir corriendo para clase que mis alumnos ya me están esperando.

Seguramente el Café Gijón lo echaré de menos estas Navidades, porque creo que este año será el primero que no vuelva, cosas del exilio. Quizá cuando vuelva a España ya hayas escrito un libro que me salte una lagrimilla y un par de amigos más se hayan casado. Pero que te voy a decir yo en esta carta que tu no sepas, que nos pasamos la vida esperando que pase algo, y lo único que pasa es la vida…

44. Mi religión

ÍNDICE DEL LIBRO DUDAS

Mi religión son cachos de difunto, pedazos de lágrimas, música de árboles que hacen al cantar con el viento, besos de mujeres, risas de un bebé al darle el dedo, viajes sin final, letras malgastadas, recuerdos en el cual uno se creía héroe, películas con grano gordo, sueños sin atrapar, gritos de desilusión, corazones rotos, barcos en el horizonte, ocasos naranjas con varios soles, luces en la cabeza, universos de átomos, médicos voluntariosos, poesías que escribo, libros que me hacen llorar, mi madre cuando me grita, la materia gris con sus neurotransmisores, el presente que se bifurca, los relojes que dan una sola hora mundial, el futuro que no me espera, los amigos cuando me abrazan, los goles que marco, las conquistas que me impongo, los capítulos que se van haciendo, las noches que se derriten … no creo en la mano de  Dios Cristo, en la invisible, en la negra, en la poderosa y misericordiosa.

Mi religión no me permite creer en salvadores, charlatanes, Mesías, guerreros, mitos, en el superhombre de Nietzsche, ricos de pacotilla, truhanes que dicen amar, en el pasado inservible, en el libro de los mayas llamado Popol Vuh,  en la leyenda de los aztecas sobre el sacrificio de los Cinco Soles, en el Ramadán,  en el Taoísmo con la frase de Chang- Tzu <<Organizar es destruir>>, en la mano del dinero, en la revolución soviética de 1917, en la creencia hinduista que dice que reencarnase en mujer es un castigo,  en los centros comerciales, en los favores que no se corresponden, en la ignorancia del no sabía, en la idea sobre  el hombre bueno de Russou, en los populistas, en el psicoanálisis de Sigmud Freud…

Pero quizá que si crea en tiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii y en miiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii. ¿Y tu?…

—————————————————————————————————————————————

Este texto fue originalmente publicado en el libro DUDAS (2006)

Categorías:DUDAS, Grouchoo, Libro DUDAS

42. La belleza tiene su monstruo

ÍNDICE DEL LIBRO DUDAS

En esta sociedad de pérdida de valores sentimentales cada día se adoptan como admirables los ideales exteriores del golpe a primera vista como talón con sus ceros metido en el bolsillo de un negociante. Vivimos como monstruos, nuestros ideales son cada vez más superficiales. Las imágenes de hombres perfectos e inalcanzables de un mundo se están extendiendo por los medios de comunicación como desierto en la selva. Cada vez el exterior es más comercial, ¿cuántos prózac son más vendidos por ideas baratas que llevan a lo más hueco del ser humano?…¿Cuántas niñas se ven feas por no ser iguales a sus modelos preferidos?…¿Cuántos… cuántas … mentiras?…¿Quién tiene la culpa la sociedad, los centros comerciales, el mundo de la moda, los negocios, la televisión y sus anuncios?… Ahora se está empezando a luchar con los monstruos de la belleza física como la vigorexia y autismo. Por ejemplo, los casos de anorexia y bulimia se han doblado en los últimos diez años.

Las principales culpables son las revistas Vogue, Cosmopolitan, Glamour, Ragazza, You, que llenan de banalidades y tonterías sus hojas. He llegado a la conclusión que todo lo irreal tiene de vida lo que un pintalabios en manos de una prostituta en el día internacional del sexo o en los carnavales de Río de Janeiro, espero que estás revistas no duren más, aunque lo dudo lo fácil y absurdo siempre ha sido venerado.

El ser humano tiene debilidad por lo bello, desde los tiempos más remotos. Sólo hay que observar las estatuas de los griegos y romanos con sus cánones de belleza. Todo tiene su época dorada, por eso las gordas no tienen cabida en nuestro mundo actual, pero sin en la belleza de hace cincuenta años.

El 22% de los Norteamericanos tienen sobrepeso, por ejemplo en el año 1999 se hicieron en EE.UU. 110.000 liposucciones, por 2000$ cada una. Los investigadores han descubierto que más de la mitad de los alumnos de primaria, entre el 1º y 3º curso quieren estar más delgados.

¿No será que vivimos en una sociedad de acomplejados y el rey es el ciego?…Yo me quedo con una letra del cantautor J. Sabina, maestro de donde los haya y narrador incondicional de la realidad callejera, <<que los espejos no te den la razón>>.

La belleza tiene su lado opuesto y si no que se lo pregunten a Dorian Gray o al ácido. Estoy totalmente seguro que la mano de Dios dejó de existir en cuanto una mujer se puso en manos de un cirujano plástico.

Me gustaría dedicar un apartado a otro tipo de belleza, a la que nunca se va que es la interior (esta se refuerza con la educación, los viajes, la cultura, la comunicación, el saber estar). Mi admiración como un Rayo que no cesa al profesor Ramón Sampedro, a la magia de las palabras, a los hechos profundos, a los regalos que no esperan nada a cambio. Nunca me ha gustado lo superfluo, a lo que hace reverencia la ignorancia. Dice así R. Sampedro  <<toda hembra se queda de amor preñada cuando le pasan las calenturas. Y si hay fortuna, algunas de ellas darán las gracias cuando se vean reproducidas –recién paridas-. En cambio otras saldrán del trance, del espejismo, eternamente arrepentidas de haber gozado por unas horas para sufrir las consecuencias toda la vida>>.

—————————————————————————————————————————————

Este texto fue originalmente publicado en el libro DUDAS (2006)