Archivo

Archive for the ‘Uncategorized’ Category

Presentación del vídeo Memorias del tiempo discreto (II)

MemoriasdelTiempoDiscretoTrailer from Carlos Fernández García on Vimeo.

HISTORIA Y SECUENCIAS DEL CORTOMETRAJE

El cortometraje fue realizado en un par de tardes por Carlos Fernández (Grouchoo) y Carlos Exposito (Carlos EXpósito) en la habitación del primero. La idea del vídeo tiene como eje central el propio libro. En este corto se hace referencia la llegada de un amigo de P. Daniel desde su casa a la presentación. La cámara estratégicamente está situada encima de la portada del libro para que todo gire entorno a la memoria de ese tiempo.

1º Suena el teléfono fijo y se le le comunica a un amigo del autor que va a ser la presentación del libro que está leyendo Memorias del tiempo discreto. El protagonista apunta en un papel el lugar de la presentación. Mientras escribe se da cuenta que va a llegar tarde.

3º El personaje principal del vídeo coge el libro y sale corriendo para asistir al evento.

4º Debajo del portal de su casa le está esperando otro amigo y van juntos a la presentación. Los dos se van lo más deprisa posible desde el barrio Parque Los Nogales a la La Casa Tapón de Alcalá de Henares .

5º El conductor deja el libro encima del salpicadero y se visualizan una serie de escenas mágicas en ojo de pez del centro histórico de Alcalá de Henares con la portada del libro mientras se escucha la música de fondo Life in technicolor II de Coldplay. Están todos los aparcamientos ocupados y deciden aparcar dentro del Palacio Arzobispal.

6º Antes de llegar al evento deciden avisar a otros amigos por las antiguas cabinas de Telefónica.

7º Finalmente llegan a la Plaza de los Santos Niños y en la puerta de la Casa Tapón salta el sonido de un reloj mientras se visualiza un texto de una fotografía de Grouchoo:

Abro los ojos y estoy dentro de la fotografía. / Es el tiempo de las ilusiones y los sueños. / Ahora se reúnen en la magia del flash,/ que dibuja garabatos en el eco gris del tubo. / Recuerda, me digo, que si aparece la sombra / del pulso hecho cenizas sólo tienes que galopar. / El sable y el caballo, recuerda, / me digo, el sable y el caballo.

8º Los espectadores entran en el mágico mundo literario de Carrillo, sale una nube de palabras de frecuencia que definen al escritor. Finalmente, aparece su rostro con el título Memorias del tiempo discreto en rojo. De fondo se escucha While my guitar gently weeps de Harrison. Lo demás es la historia de la literatura universal.

Prólogo, palabras, entrevista en la radio, presentación (I)

———————————————————————————————————-

El libro Memorias del tiempo discreto de P. Daniel Carrillo fue presentado el 24 de abril de 2010 en La casa tapón de Alcalá de Henares por Carlos Fernández García y Angel de Miguel. Participaron los músicos Gary Lorenzo y Pablo Barranco. Para tal día se proyectó este cortometraje realizado para tal evento.

Birdman en la Gran Vía

1_cartel-psicodelico-gran-via

.

Podría fotografiar el clásico anuncio de Tío Pepe tapando una fachada llena de Sol, podría perderme en cualquier calle ancha de Madrid, como casi todas las vías estarán llenas de coches y edificios sin mucho colorido pero el justo para impresionarme. Pienso que somos lo que nos rodea, lo que ingerimos, lo que imaginamos pero sobre todo somos lo que andamos. Algunos bohemios paseamos por Madrid con gorro y pañuelo entre amigos abrazados para creernos aquellos poetas que perdieron el 98 y otros si me apuras perdieron el 27.

La arquitectura es una escultura a la ciencia y un guiño al arte figurado de que el cielo acapara titulares. La Gran Vía es de los pocos puntos donde explota la ciencia con el arte hasta convertirse en un epicentro de alguna Movida. Un edificio bonito te hace querer introducirte dentro de él, pocas cosas nos hacen querer lanzarnos al vacío, quizás los libros de poesía de los más locos y las mujeres imposibles de las películas de Billy Wilder. Por eso, quiero acabar volando por las calles desteñidas de Madrid disfrazado de Birdman cuando volaba por La Gran Manzana y saludar a los niños cuando miran atónitos.

Podría haber sacado la antigua Avenida del Generalísimo de infinitas perspectivas, poliédricamente perfecta, tengo instantáneas sin ver de esta arteria llena de postales y gentes sin rostro pero si con cara. Estoy decidido a no seleccionar ninguna fotografía, nada más para que juguemos con la imaginación de cada 5 de enero.

Me he subido para pintar con los ojos como Antonio López al Edificio Capitol y al Hotel La Prensa y he comido en el Restaurante del Corte Inglés mientras observaba cada movimiento. Allí me he sentido el Rey David en la montaña mientras miro absorto y a lo lejos mis tropas luchar contra los filisteos. He contemplado como miles de madrileños se ganan la vida y otros muchos disfrutan a cada paso de la noche como se cierra entre Quijote y Sancho. Pienso en coger una moto y pasar por esta pasarela que sube al cielo entre la Diosa Cibeles y Plaza España.

Sé que cada edificio es un monumento a las películas en blanco y negro. Un lugar donde el bandido y la inocente tropiezan por casualidad en el mismo espacio, donde la prostituta y la monja se guiñan a los ojos, donde el turista y el madrileño caminan de la mano, donde el empresario y el trabajador hacen buenos negocios, donde el fotógrafo y el escritor muestran su mejor fotografía y su capítulo lleno de faltas de tecnología. Todos ellos alguna vez se han hecho una instantánea con los heavyes de la Gran Vía, todos ellos caminaron en busca de cines y teatros e invisibles tiendas de música.

Esta vez he decidido mirar los toros desde el tendido 7, sin soltar el puro ese que me amenaza al mareo, por eso quizá estoy escuchando a Sabina mientras cruzo un paso de cebra y me coloco el cuello de la camisa y leo entre silbidos y muchachas a Paco Umbral sobre su libro, del infierno al ruido del colapso del humo. Estoy sintiendo la arteria aorta en mi corazón, el tic tac de que se avecinan cambios en Madrid. Me siento un gato en busca de nuevos tejados me siento oso en busca de un madroño.

.

67374137_10158107733020021_5027439256407113728_n

Categorías:Fotografía, Grouchoo, Madrid, Uncategorized Etiquetas:

Libros quemados en 2018 (y II)

En lo que a mí respecta, me gustaría resucitar, al menos en el ámbito de la literatura, ese universo de sombra que estamos disipando… Me gustaría ampliar el alero de ese edificio llamado “literatura”, oscurecer sus paredes, hundir en la sombra lo que resulta demasiado visible y despojar su interior de cualquier adorno superfluo.

El elogio de la sombra – Junichirô Tanizaki

A veces salía de la ciudad y se alejaba por la carretera. En una ocasión incluso se había internado en un bosque. Pero cuanto más solitario y apartado era el paraje, más claramente percibía Raskolnikof la presencia de algo semejante a un ser, cuya proximidad le aterraba menos que le abatía. Por eso se apresuraba a volver a la ciudad y se mezclaba con la multitud. Entraba en las tabernas, en los figones; se iba a la plaza del Mercado, al mercado de las Pulgas. Así se sentía más tranquilo y más solo.

Crimen y castigo – Fiódor Dostoyevski

Para mí constituye un placer supremo viajar solo y en coche. Casi nunca pongo la radio y muy pocas veces música. Contemplo el paisaje, pienso en el libro que estoy escribiendo, repito en voz alta los chistes que siempre me hacen reír, recuerdo a mis amigos muertos, dejo que corran mis lágrimas a solas, canto canciones de la niñez, me recito versos que conozco de memoria, abro la ventana y huelo los olores de las cuatro estaciones, me río alegre por la viveza de mis sentidos, del hecho de estar vivo, y siento mi existencia y el mundo alrededor en su desorden y alborozo. Disfruto con hondura de mi soledad y no entiendo cómo existe gente a la que le aburre viajar en un coche sin compañía alguna: pocas cosas hay en la vida tan libres, pura aventura. Creo que es algo parecido a lo que debieron de sentir los hombres de antaño cuando montaban sobre un caballo, picaban espuelas y cabalgaban por bosques o desiertos.

Canta Irlanda – Javier Reverte

DUDAS

En la bahía de San Francisco, junto a las aguas donde se forjó Jack London

Esta divergencia entre nuestro entorno y lo que nuestra genética espera se denomina en biología <discordancia evolutiva>, y es la causa principal de las enfermedades crónicas que nos afectan. La medicina utiliza fármacos para enmascarar los síntomas causados por estas discordancias, pero es incapaz de atacar el problema de raíz: falta de adaptación de nuestros genes al entorno moderno. Hablo de entorno en sentido amplio. No me refiero tanto a un sitio físico concreto como al conjunto de nuestros hábitos y comportamientos diarios.

Fitness Revolucionario. Lecciones ancestrales para una salud salvaje – Marcos Vázquez

Seguro que al llegar aquí te impacientarás y dirás: pero bueno, ¿cuáles fueron esas maravillas realizadas por los atenienses? A lo que tendré que responderte: en realidad, todo tipo de cosas; aunque se interesaron en particular por dos: la verdad y la belleza.

Breve historia del mundo – Ernst H. Gombrich

Zwonimir se ha pasado la vida durmiendo en duros bancos «de madera de roble auténtica», suele decir bromeando. No tolera el calor de la cama y tiene pesadillas si el lecho es demasiado blando. Tiene una constitución sana, se acuesta tarde y se levanta con el viento matinal. Corre por su cuerpo sangre campesina; no lleva reloj y siempre sabe qué hora es; predice la lluvia y el sol, siente el olor de lejanos incendios y tiene presentimientos y sueños.

Hotel Savoy – Joseph Roth

Libros quemados en 2018 (I)

Filtros de colores

Captura de pantalla 2018-06-13 a la(s) 15.41.27.png

No derrumbes mis paredes
mientras descubro como se hacen llamas a mi alrededor,
no te mientas cuando buscas la salvación
mis desgastados huesos acabarán pudriéndose en un cajón
mis mejores versos serán sombras de fantasmas bailando más allá de Orión
mi alma de niño está en combustión
mis pies aún sueñan con andar por la Roma de Cicerón
viajaré por la India, Nepal y quien sabe si encontraré Mi Paraíso interior
sin salir de mi habitación.
[…]
Te ruego que cuando muera no me digas perdón
sino hemos hecho las paces ni el amor
no llores y abraces a unas lágrimas negras de dolor.
No hagas polvo tu interior
mientras sueñas con ser tu mejor versión,
es tan fugaz la emoción
Tan infantil creer en Dios
que la vida merece la pena vivir sin condición,

mi alma se transformará en un león

Indice de poesías del Dudas.

Diez motivos para seguir luchando

Post grouchoo — 11-10-2008 GTM 1 @ 21:27

  1. Miedo a tener miedo de saber que hay detrás de la Sra.Muerte.

Sin título-1

Mi abuela Felipa  en la tumba de mi abuelo Luis en Almadén en el año 2002. Mi abuelo murió en la mina de Almadén el 29 de Octubre de 1965, se cayó como desde un 7º piso, nunca se esclareció la muerte, pero todo apunta a un asesinato.

  1. No poder seguir cantando con The Beatles mientras conduzco por carreteras secundarias a las 7:00 horas de la mañana.Sin título-2

Mi coche Volwagen Golf caja 3 Turbo Diesel hasta hace un mes, lo vendí a través de Internet con el motor destruído por 800 €. Todavía me sigue llamado gente al móvil por si no lo he vendido. El día que se lo llevó la grúa como vemos llovía, me dieron ganas de llorar porque el coche era precioso, pero me dejó tirado en mitad de la A-2, en la A-25 de Portugal, etc. Parece ser que tenía un defecto de fabricación en el cigüeñal. Como veis le hice fotos cuando lo sacaban de mi barrio, bueno realmente siempre le hacía fotos porque bonito era.

  1. No devolver esos besos que me debes, que son los que más duelen.

Sin título-3

Esta es Cristina (troti) y yo (Grouchoo), esta foto la tiré un sábado en el Metro de Madrid en el año 2005, mientras íbamos a Tribunal al bar la Viga (de d. Alejandro). Siempre intentó llevar la cámara a cuestas, la mochila es parte de mi espalda. La cazadora que llevo mi madre la odia, todavía no consigue que la tire, es mi preferida.

  1. Viajar dónde mis pies lleguen, que mi cuerpo se confunda con el paisaje.

Sin título-4

Marruecos, ufffff, demasiado explosivo recordar el mejor verano de mi vida, aquí estoy con mi hermano (no de sangre) Mariano Draghi. Nos vestimos con las chilabas y nos pusimos babuchas para ser unos más (jejejej bueno para sentirnos más integrados). La gente nos saludaba por la calles, dormimos en tejados, en suelos de estaciones de tren, en trenes,… Los marroquíes se portaron muy bien con nosotros Mohamed y Alá. Nos autodenominamos así después del entusiasmo que despertamos entre la mayoría de los marroquíes. Eso sí por la calle a veces resultaba pesado moverse, todos querían decirnos algo, ser nuestro amigos y algunos pedían por no hacer nada.

  1. Llegar a sentir que toco mis pequeños sueños.Sin título-5

Esta foto la hice a finales de la década de los 90, algunas tardes me iba sólo con mi bicicleta por las obras del Ensanche (zona residencial encima de mi barrio Parque Los Nogales, Alcalá de Henares) y pedaleaba con los brazos al aire por las carreteras desiertas (todavía no estaban acabadas y faltaban semáforos, señalización, parte de la carretera). Ahora paso por aquí todos los días para ir a trabajar o ir a Madrid, siempre me acuerdo de los viejos tiempos cuando era todo un descampado de piedras y hierbajos. Ahora, hay casi siempre caravana en las horas puntas de los días laborables, cientos de coches aparcados en todas las calles y algunos en doble fila con las cuatro luces puestas. Los edificios son gigantescas colmenas donde los nuevos alcalaínos han pagado una fortuna. La época de la foto era la España de la construcción y la especulación, cientos de grúas en el aire se veían en todos lados, hacían barrios enteros en cosa de meses. 

  1. Seguir viendo a mi sobrino y fascinarnos con pequeño elefantito.

Sin título-6

Mi sobrino Angel Luis, en mi antigua habitación. Le encanta pintar en todos los lados que pilla, es un artista, va para Picasso. Cuando entra por la puerta me pide un lápiz, cuando se cansa juega con elefantito hasta que se aburre y pinta otra vez en la pared,  el pantalón o lo que pilla. Estaba sin camiseta porque se la mojó con el agua de las plantas jugando con mi padre.

  1. Esas cervecitas de verano en la calle con los amig@s, que curan la sed y el calor.

Sin título-7

Este día era verano del 2006 y me fui con mi amigo Javier Cañones por Madrid a tirar fotos, se acababa de comprar una buena cámara (creo que una Nikon D50, yo soy de Canon)y quería probarla. Me gustó la perspectiva del camarero con la bandeja, la chica con la maleta sacándose dinero del bolsillo, , detrás la puerta de San Vicente, etc. Me recordó a las famosas fotos de París de los indomables Henri Cartier Bresson y Robert Doisneau (dos fotografos que forman la base de mi tripode fotográfico). Madrid en verano me encanta, no hay casi gente, puedes hacer lo que quieras sin agovios.

  1. Pensar que dejaría cobardemente un vacío a mis seres queridos.

Sin título-8

Arriba en  la foto, mi familia por parte de padre un 25 de diciembre a finales de los 90 en casa de mi tia Mari Paz. Abajo, yo a la derecha del todo con la familia por parte de madre en un restaurante de Coslada.

Sin título-9

  1. Ver como nunca nace ese hijo que será reflejó de la sombra que pise.Sin título-10

Esta foto la hice en el Parque San Isidro (Alcalá de Henares) mientras esperaba a Daniel Carrillo en Octubre del 2007. Después le hice estas fotos, que publique en el Dudas, en la Serie Retratos.La sombras es un tema que siempre me ha impulsado a pensar quién soy.

  1. Mojarse cuando llueve en la playa, mientras me confundo en la niebla.

Sin título-11

En esta foto salgo es en la playa de Estoril en 1999, este viaje los hicimos en Semana Santa con elCitroen Saxo de Alvarito, yo, el dueño del coche y J. Cañones. La forma de conducir de Alvaro fue bastante despistada y temeraria, no hizo ni una indicación bien, ni cumplió una normativa de tráfico, creo que no dejó un semáforo sin saltarselo. La foto esta me la hicieron al atardecer. Al día siguiente Alvaro y yo nos bañamos en Cascais, Alvaro en pelotas y yo en gayumbos. Detrás nuestro había uno que estaba con la novía tumbado dándose caricias y de repente salió corriendo y se quitó el bañador mientras corría y se metió en el agua congelada en pelotas, nos quedamos flipaos de ese valiente y después fuimos nosotros haber que se creía

Categorías:Uncategorized

Notas perdidas por Perú (I)

Machu Picchu, 30 diciembre del 2017

Machu Picchu, 30 diciembre del 2017, Grouchoo

Viajé por Perú los últimos días del 2017 con mi mejor compañera, mi cámara de fotos y el famoso libro La ciudad perdida de los Incas de Hiram Bingham y me encantó. Yo ya tenía una idea preconcebida del país de los incas, chachapoyas, paracas, etc. y era que se parecía al resto de países andinos: la orografía, el idioma, la comida y la historia son similares en toda la Comunidad Andina, sin embargo existen más diferencias de las que pensaba. Lo que fue Tahuantinsuyo ofrece una historia, cultura y épica que recuerdan a las antiguas leyendas griegas más que a las historias contadas por los guionistas de hollywood.

No se por qué pero desde pequeño siempre quise viajar por Latinoamérica en moto y releer los libros viejos subrayados de la asignatura de Historia de la editorial Vicens Vives que estudiaba en el C.P. Dulcinea intercalándose con los Diarios del Che Guevara y los libros del boom latinoamericano. Esta vez, utilicé en forma de diario las notas de mi iphone6 plus para escribir las mejores anécdotas que iban pasando por mi cabeza mientras viajaba en avión, tren y carretera entre Lima, Arequipa y Cusco. Además tuve la osadía de grabar con el audio del móvil las explicaciones de algunos guías de Free Walking Tour que te cobraban sólo la voluntad por enseñarte y explicarte los lugares más típicos de las ciudades que visitaba.

Al llegar de nuevo a Quitó decidí darme unos días de descanso para interiorizar tantas  experiencias y cultura vividas. Al cabo de una semana he conseguido exponer algunas ideas sin ordenar que me vinieron a la mente en aquel periodo de búsqueda interior y fiesta del descubrimiento.

 

  1. La historia de Perú parece complicada y muy diferenciada, se nota que fue un imperio venido a menos, que se rompió en mil pedazos por culpa de la mala cabeza de aquellos conquistadores, reyes y cristianos españoles, contra los incas, sacerdotes, soldados y el pueblo ya que fueron demasiado inocentes y no supieron cuantificar la vileza del invasor. Después de 1821 a la república parece que las cosas tampoco le han ido muy bien, todavía se habla con amargura sobre la época de las guerrillas, inseguridad, corrupción y falta de organización, seguramente estos mismos temas se repiten desde hace siglos en un circulo vicioso que frena el desarrollo y la equidad.
  2. Estos últimos años no han tenido héroes a los que escribir, ni una justificación por las que cerrar las viejas heridas históricas que nunca acaban de cicatrizar. Por ejemplo, en cada Plazas de Armas que visitamos estaban manifestándose en contra del indulto de Fujimori y de la corrupción de los gobiernos. Por esto y por más motivos buscan en la Historia y en los incas y otras civilizaciones precolombinas aquella idealización de algo que quizás nunca existió pero añoran.
  3. La historia que me explicaron en el colegio sobre el descubrimiento de América varía bastante de la realidad que percibí al llegar a Perú (más Perú que Ecuador). Algunos peruanos sienten que se les robó y se les machacó, aunque no tratan mal al europeo y al turista consideran que esté les maltrató impunemente y algunas versiones de la historia se merece volver a ser revisada. Puede ser que por este motivo y por otros, los incaicos sean más nacionalistas que el resto de ciudadanos de países latinoamericanos. La Historia de los pueblos siempre tienen luces y sombras, para este antiguo imperio parece una  especie de maldición la llegada de Pizarro y sus tropas como bien explicaba Carlos Fuentes en El espejo enterrado, pero la historia se puede reescribir pero al fin y al cabo es la que es, sólo se puede cambiar el presente y el futuro para que no se vuelvan a repetir hechos tan crueles.
  4. Los españoles, portugueses e ingleses arrasaron en pueblos de América, sobre todo en las islas del caribe y el sur del continente ya que exterminaron a los autóctonos y oriundos. En Perú por suerte hubo una mezcla muy fuerte de culturas y razas que han logrado convivir apaciblemente aunque todavía se ve una desigualdad brutal entre el rico que suele ser blanco y el pobre que suele ser el indígena o mulato. No hay que olvidar que la mayoría de los libertadores americanos fueron hijos de caciques españoles y europeos educados o inspirados en y por Europa, y muchas veces las rebeliones no fueron por causas tan nobles como se cuentan.
  5. Hay que tener cuidado con las explicaciones  de los guías ya que cada uno te cuenta una historia diferente sobre los hechos y las cosas, en general son ideas muy resumidas, preconcebidas y parecidas pero en particular cada uno da una versión diferente de los hechos, no todo es negro ni todo es blanco. Uno descubre según profundiza y lee a los cronistas, historiadores y otras fuentes bibliográficas que donde había un templo resulta que estaba el palacio del inca o las hijas del sol, donde se lucha por mantener las tradiciones están se utilizan como reclamo turístico y sacar dinero, más que como costumbre para preservar la identidad de un pueblo. Donde se respetaba a la naturaleza se daban niñas como ofrendas a los dioses para que no hubiera más desastres naturales.
  6. En Perú existe mucha inversión y cultura asiática, Fujimori la reforzó con los TLC, por ejemplo están las marcas de autos como Hyundai, Haval, Faw, MG, BAIC, etc. Además, vi el instituto Confuncio y colegios de la comunidad nikkei por el centro de Lima y Arequipa. Muchos peruanos conservan los rasgos físicos de sus ancestros chinos o japoneses, esa mezcla y los carteles de las tiendas escritos en chino o japonés parece a veces que estés en Asia en vez de un lugar profundo de América.
  7. Hay bastantes empresas de inversión española pero no me crucé con muchos europeos viviendo ni viajando por Lima, Arequipa y Cuzco. Quizás sea porque las temporadas de turismo alto son de junio a octubre, quizás porque muchos volvieron a España por Navidad, quizás porque sólo estuve unos días y no me dio tiempo a hacer lazos con la comunidad extranjera. Me hubiera gustado haber entrado a una universidad o asociación española y haberles entrevistado para ver su visión sobe ciertas cosas.
  8. Nunca en mi vida me crucé con una manada de perros tan numerosa como la que vi en las calles de Cuzco, los canes vagaban por las carreteras, caminos y aceras en busca de comida y calor. En Jipijapa, Ecuador había manadas de 5 a 15 perros, en Cusco esta se multiplicaba por dos o por tres llenando las veredas. Parecían lobos callejeros sobreviviendo en una ciudad injusta, algunos de ellos estaban desnutridos, enfermos y heridos, caminaban desorientados con mucosidad en los ojos y llenos de pulgas. Curiosamente le di de comer a dos de ellos y no comieron delante mía pero no creo que esto sea lo común. Los más perdidos o cansados acaban tumbados en cualquier calle céntrica y concurrida mientras pasan rozándoles los vehículos o viandantes con sus cámaras de fotos y sus guías turísticos,  estos podrían estar enfermos e incluso muertos pero sin embargo parecen parte del paisaje turístico de los dioses soles. Latinoamérica debería cuidar de los animales como bien explica en sus objetivos el Buen Vivir y la Economía Popular y Solidaria.

Leer más…