Archivo

Archive for the ‘Alcalá de Henares’ Category

Presentación del vídeo Memorias del tiempo discreto (II)

MemoriasdelTiempoDiscretoTrailer from Carlos Fernández García on Vimeo.

HISTORIA Y SECUENCIAS DEL CORTOMETRAJE

El cortometraje fue realizado en un par de tardes por Carlos Fernández (Grouchoo) y Carlos Exposito (Carlos EXpósito) en la habitación del primero. La idea del vídeo tiene como eje central el propio libro. En este corto se hace referencia la llegada de un amigo de P. Daniel desde su casa a la presentación. La cámara estratégicamente está situada encima de la portada del libro para que todo gire entorno a la memoria de ese tiempo.

1º Suena el teléfono fijo y se le le comunica a un amigo del autor que va a ser la presentación del libro que está leyendo Memorias del tiempo discreto. El protagonista apunta en un papel el lugar de la presentación. Mientras escribe se da cuenta que va a llegar tarde.

3º El personaje principal del vídeo coge el libro y sale corriendo para asistir al evento.

4º Debajo del portal de su casa le está esperando otro amigo y van juntos a la presentación. Los dos se van lo más deprisa posible desde el barrio Parque Los Nogales a la La Casa Tapón de Alcalá de Henares .

5º El conductor deja el libro encima del salpicadero y se visualizan una serie de escenas mágicas en ojo de pez del centro histórico de Alcalá de Henares con la portada del libro mientras se escucha la música de fondo Life in technicolor II de Coldplay. Están todos los aparcamientos ocupados y deciden aparcar dentro del Palacio Arzobispal.

6º Antes de llegar al evento deciden avisar a otros amigos por las antiguas cabinas de Telefónica.

7º Finalmente llegan a la Plaza de los Santos Niños y en la puerta de la Casa Tapón salta el sonido de un reloj mientras se visualiza un texto de una fotografía de Grouchoo:

Abro los ojos y estoy dentro de la fotografía. / Es el tiempo de las ilusiones y los sueños. / Ahora se reúnen en la magia del flash,/ que dibuja garabatos en el eco gris del tubo. / Recuerda, me digo, que si aparece la sombra / del pulso hecho cenizas sólo tienes que galopar. / El sable y el caballo, recuerda, / me digo, el sable y el caballo.

8º Los espectadores entran en el mágico mundo literario de Carrillo, sale una nube de palabras de frecuencia que definen al escritor. Finalmente, aparece su rostro con el título Memorias del tiempo discreto en rojo. De fondo se escucha While my guitar gently weeps de Harrison. Lo demás es la historia de la literatura universal.

Prólogo, palabras, entrevista en la radio, presentación (I)

———————————————————————————————————-

El libro Memorias del tiempo discreto de P. Daniel Carrillo fue presentado el 24 de abril de 2010 en La casa tapón de Alcalá de Henares por Carlos Fernández García y Angel de Miguel. Participaron los músicos Gary Lorenzo y Pablo Barranco. Para tal día se proyectó este cortometraje realizado para tal evento.

El Córdoba de mi abuelo

En 1996 mi abuelo compró el que iba a ser su último coche: un Seat Córdoba blanco. Yo le acompañé al concesionario cuando se lo dieron. En los veranos íbamos al pueblo en él, y allí me pasaba muchas sobremesas de julio metido en el coche, siempre en el asiento del conductor, escuchando la retrasmisión del Tour de Francia. Por aquella época hice este dibujo:

Seat Córdoba

De vuelta en Alcalá, el coche siempre estaba en uno de los sitios de aparcamiento frente al portal de mis abuelos. Cuando unos pocos años después empecé a salir de noche con los amigos, recuerdo que lo veía siempre al volver de fiesta, y muchas noches comentaba que me daba pena que el coche estuviera tan poco utilizado. Cuando me saqué el carnet de conducir empecé a conducirlo, pero muy esporádicamente, tan sólo en los inolvidables viajes mano a mano con mi abuelo para el Domingo de Ramos.

En 2008 terminé la carrera, empecé a trabajar en Madrid y mis abuelos me dieron el coche para que pudiera ir más fácilmente a la oficina. El Córdoba tenía 12 años pero sólo 30.000 Km. El viejo sueño se había cumplido, el coche iba por fin a cabalgar de seguido y yo me iba a sentar en el asiento del conductor para algo más que escuchar la radio.

Uno alcanza con su coche cierta intimidad intransferible. El tacto del volante, la resistencia del pedal de freno, el sonido de los intermitentes, el movimiento de la palanca de cambios. Algunas mañanas hacía el trayecto hacia Madrid con la música apagada, escuchando el sonido del motor y de las ruedas, el golpe del aire contra los cristales.

 CAM00280

Los años fueron pasando y la distancia recorrida iba subiendo, pero el coche seguía funcionando perfectamente. Pasados los 100.000 kilómetros empecé a plantearme la compra de un sustituto más nuevo, confortable, potente y seguro. Pero me costaba mucho decidirme a dar el paso; creo que en ello había cierto sentimiento de lealtad a un coche que nunca nos había fallado, con el que nunca habíamos tenido ningún accidente y al que me unía algo muy especial: la propiedad compartida con mi abuelo.

Finalmente en el verano de 2015 me decidí a cambiarlo. El Córdoba iría al desguace, pero antes quise llevarlo al punto exacto en el que solía estar aparcado durante tantos años, donde yo lo veía al volver con los amigos en tantas noches de juventud. Mi abuelo bajó a despedirse de él y nos hicimos unas fotos.

Recorte1

Recorte2

Ya no fabrican el Seat Córdoba. Si hubiera que buscar algo parecido, sería el Seat Toledo, el coche nuevo que elegí con una mezcla de pragmatismo y fidelidad. Me gusta mucho esta foto del Toledo en el patio del chalet en Calzada de Valdunciel, con las pinturas que hizo mi abuelo:

IMG-20160326-WA0017

Calle Nueva

septiembre 21, 2015 7 comentarios

Volvía los viernes a España y miraba las caras y las ropas y los gestos de los míos y el universo se ordenaba de nuevo y una extraña energía me recargaba las alas.

Descubrí que, en mi concepción geográfica personal, el centro del mundo es la Calle Mayor de Alcalá de Henares. Volvía a recorrerla pero ahora era diferente; quería mirarla más fuerte y sentir el tacto de los adoquines.

Los sábados por la mañana recorría la Plaza de Cervantes y me llegaba hasta la fachada de la Universidad como un turista alucinado y feliz.

Creo que la decisión de vivir allí, en esas calles, se fraguó hace muchos años, cuando huía de la ciudad dormitorio que es mi barrio para ir a estudiar a las bibliotecas de las facultades más céntricas, las más antiguas, colegios o conventos restaurados, piedra y madera dispuestas con orden y simetría, calles de casas de dos pisos conservando el alma de poblachón manchego que permanece agazapada en la ciudad.

En el principio fue la fascinación por el Palacio Arzobispal que, si no se hubiera quemado, sería el monumento más importante de Alcalá. Acumulaba textos y recortes sin saber por qué, hasta que un día imaginé a un extranjero saliendo de allí el veinte de enero de mil cuatrocientos ochenta y seis, y lo puse a andar hacia la Calle Mayor y tuve que buscar en el callejero cómo se llamaba esa calle por la que por fuerza habría de pasar, y resultó ser la Calle Nueva y así lo puse en el primer capítulo de una novela que nunca continué y es por eso que cuando andaba buscando casa y vi el anuncio de aquella en la Calle Nueva yo ya sabía que iba a ser esa la elegida incluso antes de ir a verla, porque es juguetón el destino y le gustan mucho estas cosas.

Algunas mañanas, al ir hacia el coche, pasaba por la Plaza de Palacio y volvía a ver al extranjero saliendo por sus puertas, como reclamando su resurrección. Y yo agachaba la cabeza y aceleraba el paso.

Sin título

Categorías:Alcalá de Henares

Carta desde Alcalá, dedicada a Carlos Fdez. Grouchoo

El otro día soñé que volaba, o, mejor dicho, que flotaba y me movía ingrávido a unos metros del suelo, veía a todos desde arriba, sin mancharme, iba hacia donde me daba la gana, el mundo era bondadoso y acolchado, y yo sentía, ¿cómo decirte?, esa amortiguación de la vida que te da el tercer botellín a estómago vacío.

No sé cuántas veces he releído tu carta tan emocionante pero tan nostálgica, y otras tantas veces he perdido la batalla de atreverme a responder con unos buenos párrafos. ¿Por qué censuramos el impulso? ¿Por qué cerramos los ojos a la verdad? ¿Por qué buscamos la profunda tristeza de un escritor que no escribe, la dolorosa auto-traición?

Me siento algo perdido en este mundo de whatsapp y multitarea. Quiero escribir cartas largas y buscar la íntima belleza de las cosas sencillas y de la lentitud, apartar lo fugaz y enfocarme en lo esencial. Pero vuelvo a perder la batalla contra mí mismo y me pongo otro capítulo de Homeland.

Después vuelvo a leer tu carta y me transporto mentalmente a esa noche de verano junto al puente, a los tiempos de fotografías analógicas, cuando no sabías el resultado del disparo hasta dentro de unos días, y vuelvo contigo al graffiti de Mundo Mágico del Ellacuría, al Loco de la Colina, a una camiseta de los Héroes y a la escalera de caracol de la biblioteca de Caracciolos. Y poco a poco siento que vuelvo a ser más yo, un yo más de verdad que el que pinta mi muro de Facebook.

Salgo a la calle y subo el puente sobre la vía del tren, esa herida que separa tu barrio del mío, busco el tacto infantil de la malla metálica y me quedo en lo alto como un señor chiflado que está sintiendo el viento de otros días, esperando a que pase un tren para saludarlo en la esperanza de que el maquinista haga sonar la bocina.

Decía Machado que se canta lo que se pierde, pero yo no me voy a detener en lo que se ha perdido porque también quiero creer en el poder creador de las palabras, y voy a actuar cómo si fuera posible crear otra realidad mediante el truco de invocarla.

carlosyo

Colegio de Caracciolos, ¿2002?

 

Libros quemados en 2014 (y II)

Hombres de hierro, le oímos decir alguna vez al viejo Suau, forjados en tantas batallas, hoy llorando por los rincones de las tabernas. No podíamos entenderlo entonces, pero él había sobrepasado esa edad en que un hombre deja de sentir el deseo de ajustar cuentas con nadie, salvo tal vez consigo mismo. Durante bastantes años, hasta el umbral de la madurez, a nosotros nos gustó creer que el pistolero se equivocó en su decisión de retirarse, y que le mataron por eso; hoy ya no creemos en nada, nos están cocinando a todos en la olla podrida del olvido, porque el olvido es una estrategia del vivir —si bien algunos por si acaso, aún mantenemos el dedo en el gatillo de la memoria…

UN DÍA VOLVERÉ – JUAN MARSÉ

Prestar atención al detalle es mirar la cara de las personas con las que habla, observar lo que hacen y dejan de hacer, estar atento a las cosas que cambian en su ciudad y los detalles que nadie ha observado antes. También es recordar las fechas importantes, los gustos de sus familiares y amigos, los apellidos de sus conocidos. Es revisar los correos electrónicos y los documentos antes de mandarlos. Es darse cuenta de que lo grande está en lo pequeño.

VIVIR SIN JEFES – SERGIO FERNÁNDEZ

Un Estado puede derrumbarse, un país puede ser invadido sin que se produzca en las masas una reacción profunda, pero en cambio no es posible que el servicio municipal de limpieza deje de recoger las basuras durante cuarenta y ocho horas. Las masas modernas lo soportan todo menos la incomodidad material, física. La independencia de la patria, los derechos del hombre, los destinos de la civilización, son hoy para la gran masa ciudadana puras abstracciones que no tienen ningún sentido frente al hecho cierto, tangible, irritante, de que al salir del trabajo no se pueda tomar el aperitivo o de que haya que perder una hora haciendo cola ante la puerta de una panadería.

LA AGONÍA DE FRANCIA – MANUEL CHAVES NOGALES

Daniel Carrillo, Carlos Fernández y Javier Cañones (Alcalá de Henares, 2014)

Daniel Carrillo, Carlos Fernández y Javier Cañones (Alcalá de Henares, 2014)

Los directivos de sí mismos son personas que se marcan sus propios objetivos y los llevan a cabo. No necesitan una dirección férrea. No necesitan una supervisión diaria. Hacen lo que haría un directivo: marcar el ritmo, distribuir tareas, determinar lo que hay que hacer, etc.; pero lo hacen para ellos mismos.

REINICIA – JASON FRIED Y DAVID HEINEMEIER HANSSON

—¡No, por favor! —protesta Luder, cuando vienen a buscarlo una vez más para que firme un manifiesto humanitarista o participe en un mitin a favor del pueblo oprimido—. Amar a la humanidad es fácil, lo difícil es amar al prójimo.

DICHOS DE LUDER – JULIO RAMÓN RIBEYRO

Debo reconocer que tengo el privilegio de que no me importe en absoluto la lentitud del paso del tiempo a bordo de los barcos. Mientras navego, me gusta contemplar los océanos, o los ríos, o los lagos, desde las barandas de los puentes, durante los largos minutos del amanecer de luz incierta, de día bajo el sol de fuego, también en la melancolía del atardecer y, desde luego, por la noche, bajo la mirada eterna y curiosa de las estrellas, que creo entender que nos observan con una perpleja intensidad, tratando inútilmente de comprendernos. Y me gusta caminar por las cubiertas, subir y bajar entre los puentes, y, más que nada, charlar con la gente. En los barcos, todo el mundo habla con todo el mundo y abre con ingenuidad su corazón a los otros. Quizá porque todos los humanos sin excepción alentamos un miedo atávico, casi animal, al mar y a las grandes superficies o corrientes de agua. Y necesitamos el apoyo de los demás, saber que no somos los únicos que estamos allí sobre las olas imprevisibles y la insensata amenaza de los temporales. Navegar es un milagro, lo mismo que idear un mapa. ¿Quién fue el primero a quien se le ocurrió vaciar un tronco de árbol, fabricar una pala con una de sus ramas y echarse al agua a comprobar si aquel ingenio flotaba con un hombre a bordo?

COLINAS QUE ARDEN, LAGOS DE FUEGO – JAVIER REVERTE

El camino hacia el Rock – Gary Lorenzo Tribute

El 18 de enero de 2014 los amigos y familiares de Gary Lorenzo nos juntamos en un garito para recordarle con Rock & Roll. Ese día tocaron sus amigos y compañeros de Rock N’Bikes Band, Black Hazes y Botellines, además de otros músicos que quisieron sumarse al evento. Aunque todos le recuerdan como guitarrista, Gary era también muy aficionado a la lectura y a la escritura, así que me pareció que no estaría mal leer algunos de los textos de su blog Agresores Disidentes. Pablo Barranco tuvo la generosidad de acompañar aquellos textos con su guitarra, y allí estuvimos los dos. O los tres, mejor dicho.

(Muchas gracias a Víctor Ort por los videos)

 

Estos fueron los textos leídos (escritos por Gary):

SANTANA

Aún recuerdo cuando le dije a mi padre que quería tocar la guitarra, y me padre me respondió: “pues si quieres tocar la guitarra tienes que escuchar a Santana”. Unos días más tarde me trajo un recopilatorio. La verdad es que yo hasta entonces había escuchado a Dire Straits, a Pink Floyd, Bob Marley, Queen, e incluso mangué un disco de Gary Moore en el Alcampo. Aún recuerdo como cogía la raqueta de tenis y me ponía a puntear con dicho utensilio deportivo en ristre, escuchando el Still got the blues del maestro irlandés. Pero Santana me impactó mucho, sobre todo porque mucha de su música sonaba muy diferente al resto. (…) El caso es que esta música me encantó y gracias a Santana me compré una guitarra eléctrica, además me compré el modelo barato de la Gibson SG que utilizó en su primera época. He de decir que terminé por aborrecer a Santana, pero siempre que escucho Samba pa’ ti se me pone la piel de gallina.

 

SULTANS OF SWING

Tengo que decir que mi canción favorita de todos los tiempos, para mí es “Sultans of Swing” de Dire Straits. Fue la canción que me hacía levantarme por las mañanas. Sin esa canción ahora sería un alma perdida y un integrante de pleno de derecho de la generación ni-ni. Fue la canción que me aficionó al mundo de la música, y fue la primera que aprendí a tocar con la guitarra. Bueno miento, creo que la primera fue “Europa” de Santana, pero ahora no lo recuerdo bien, hace ya muchos años de eso. Ese acorde en Re menor con el que arranca la canción me sube las pulsaciones, y por muchas veces que la escuche nunca me canso de escucharla. La habré escuchado un millón de veces sin exagerar. Todavía recuerdo cuando iba colgado de mis “Walkman” caminito de la escuela con esa canción puesta, si no era imposible comenzar. Aún conservo la cinta TDK con los grandes éxitos de los Dire Straits que me garbaron en el insti. Por aquel entonces yo estaba sumido en la búsqueda de identidad musical y existencial. El Hip Hop y el Bakalao era lo que se estilaba en mi barrio, pero a mí no me acababa de gustar aquello. Así que pedí asesoramiento, y poco a poco fuí descubriendo el universo del rock. Primero fueron los Dire Straits. Es un poco raro porque normalmente uno descubre el rock de la mano de AC/DC o Deep Purple, o Metallica. Pero en mi caso fueron los Dire Straits. En aquella época los Dire Straits era la música que le gustaba a mi padre y con la que creció, asi que se estrañó un poco de que me gustara esa música, así que me habló de grupos como Pink Floyd, Police, Chicago, Santana, Rod Steward, Queen, Gary Moore etc… y ese fue mi camino hacia el rock.

 

Más videos de aquel día:

Rock N’Bikes – Long way to the top
Rock N’Bikes – Runaway
Rock N’Bikes – La Grange
Rock N’Bikes – Born to be wild
Botellines
Botellines 1
Botellines 2
Botellines 3
Botellines 4
Black Hazes 1
Black Hazes 2
Black Hazes 3
Black Hazes – Over the hills
Black Hazes 5
Whole Lotta Rosie – Black Haze & Vik Ort
Juan Pedro & CO
Juan Pedro & CO 1
Juan Pedro & CO 2
Juan Pedro & CO 3 – Fortunate Son
Juan Pedro & CO 5
Juan Pedro & CO 4

Listado de temas:

– BOTELLINES
1. Pretty Woman
2. I shot the sheriff
3. Voodoo Child
4. Since I´ve been loving you
5. A million miles away
6. Black magic woman
7. Little Wing

– ROCK N BIKES
1. Long way to the top
2. Runaway
3 . La Grange
4. Breaking the law
5. Don´t you
6. Proud Mary

– JUANPE Y CIA
1. The sky is crying
2- Rory Gallagher
3. Este Madrid
4. La fina
5. Fortunate song
6. Seek and destroy

– BLACK HAZES
1. Falsa sonrisa
2. Tragedia y comedia
3. Purple haze
4. Over the hills and far away
5. Whole lotta Rosie

PARQUE LOS NOGALES DESDE MI CÁMARA (IV DE IV)

Barrio Parque Los Nogales, Alcalá de Henares. Madrid. España. Fecha 19/01/2013

Barrio Parque Los Nogales, Alcalá de Henares. Madrid. España. Fecha 19/01/2013

Barrio Parque Los Nogales, Alcalá de Henares. Madrid. España. Fecha 19/01/2013

Barrio Parque Los Nogales, Alcalá de Henares. Madrid. España. Fecha 19/01/2013

Barrio Parque Los Nogales, Alcalá de Henares. Madrid. España. Fecha 19/01/2013

Barrio Parque Los Nogales, Alcalá de Henares. Madrid. España. Fecha 19/01/2013

Barrio Parque Los Nogales, Alcalá de Henares. Madrid. España. Fecha 19/01/2013

Barrio Parque Los Nogales, Alcalá de Henares. Madrid. España. Fecha 19/01/2013

Barrio Parque Los Nogales, Alcalá de Henares. Madrid. España. Fecha 19/01/2013

Barrio Parque Los Nogales, Alcalá de Henares. Madrid. España. Fecha 19/01/2013

Barrio Parque Los Nogales, Alcalá de Henares. Madrid. España. Fecha 19/01/2013

Barrio Parque Los Nogales, Alcalá de Henares. Madrid. España. Fecha 19/01/2013

Barrio Parque Los Nogales, Alcalá de Henares. Madrid. España. Fecha 19/01/2013

Barrio Parque Los Nogales, Alcalá de Henares. Madrid. España. Fecha 19/01/2013

Post relacionados en el dudas con Parque Los Nogales:

– Parque Los Nogales desde mi cámara I, II, III.

– Parque Los Nogales desde mi terraza.

– El árbol de Dalí.

– Pequeñas historias de la vida cotidiana: la tribu de mi barrio.

PARQUE LOS NOGALES DESDE MI CÁMARA (III DE IV)

Barrio Parque Los Nogales, Alcalá de Henares. Madrid. España. Fecha 19/01/2013

Barrio Parque Los Nogales, Alcalá de Henares. Madrid. España. Fecha 19/01/2013. (I) SERIE TRES

Barrio Parque Los Nogales, Alcalá de Henares. Madrid. España. Fecha 19/01/2013

Barrio Parque Los Nogales, Alcalá de Henares. Madrid. España. Fecha 19/01/2013. (II) SERIE TRES

Barrio Parque Los Nogales, Alcalá de Henares. Madrid. España. Fecha 19/01/2013

Barrio Parque Los Nogales, Alcalá de Henares. Madrid. España. Fecha 19/01/2013. (III) SERIE TRES

Barrio Parque Los Nogales, Alcalá de Henares. Madrid. España. Fecha 19/01/2013

Barrio Parque Los Nogales, Alcalá de Henares. Madrid. España. Fecha 19/01/2013. (IV) SERIE TRES

Barrio Parque Los Nogales, Alcalá de Henares. Madrid. España. Fecha 19/01/2013

Barrio Parque Los Nogales, Alcalá de Henares. Madrid. España. Fecha 19/01/2013. (V)  SERIE TRES

Viven 364 familias en estos cuatro edificios fueron hechos a finales de la década de los 70 por la misma constructora que hizo los edificios del barrio Iviasa de Alcalá de Henares. Los pisos de las esquinas son de 4 habitaciones y el resto son de tres.

Post relacionados en el dudas con Parque Los Nogales:

– Parque Los Nogales desde mi cámara I, II.

– Parque Los Nogales desde mi terraza.

– El árbol de Dalí.

– Pequeñas historias de la vida cotidiana: la tribu de mi barrio.

PARQUE LOS NOGALES DESDE MI CÁMARA (II DE IV)

Barrio Parque Los Nogales, Alcalá de Henares. Madrid. España. Fecha 19/01/2013

Barrio Parque Los Nogales, Alcalá de Henares. Madrid. España. Fecha 19/01/2013 SERIE DOS

Barrio Parque Los Nogales, Alcalá de Henares. Madrid. España. Fecha 19/01/2013

Barrio Parque Los Nogales, Alcalá de Henares. Madrid. España. Fecha 19/01/2013 SERIE DOS

Barrio Parque Los Nogales, Alcalá de Henares. Madrid. España. Fecha 19/01/2013

Barrio Parque Los Nogales, Alcalá de Henares. Madrid. España. Fecha 19/01/2013 SERIE DOS

Barrio Parque Los Nogales, Alcalá de Henares. Madrid. España. Fecha 19/01/2013

Barrio Parque Los Nogales, Alcalá de Henares. Madrid. España. Fecha 19/01/2013 SERIE DOS

Post relacionados en el dudas con Parque Los Nogales:

– Parque Los Nogales desde mi cámara I.

– Parque Los Nogales desde mi terraza.

– El árbol de Dalí.

PARQUE LOS NOGALES DESDE MI CÁMARA (I DE IV)

Barrio Parque Los Nogales, Alcalá de Henares. Madrid. España. Fecha 19/01/2013

Barrio Parque Los Nogales, Alcalá de Henares. Madrid. España. Fecha 19/01/2013 SERIE UNO

Barrio Parque Los Nogales, Alcalá de Henares. Madrid. España. Fecha 19/01/2013

Barrio Parque Los Nogales, Alcalá de Henares. Madrid. España. Fecha 19/01/2013 SERIE UNO

Barrio Parque Los Nogales, Alcalá de Henares. Madrid. España. Fecha 19/01/2013

Barrio Parque Los Nogales, Alcalá de Henares. Madrid. España. Fecha 19/01/2013 SERIE UNO

Barrio Parque Los Nogales, Alcalá de Henares. Madrid. España. Fecha 19/01/2013

Barrio Parque Los Nogales, Alcalá de Henares. Madrid. España. Fecha 19/01/2013 SERIE UNO

Homenaje al barrio Parque Los Nogales es una serie de fotografías en HDR con un tono personal, cargada de luces potentes y un atardecer de enero que estaba difuso de colores. Ese estilo de fotografías tomadas a última hora, todavía pienso que no hay mejor fotografía de la que uno se siente inspirado. Esta vez salí un día de lluvia, miré a  través de los charcos y me encontré edificios que se reflejaban.

No hay nogal que no me inspire poesía, ni almendras que no me recuerden mi niñez, esa que pasaba subido a unos árboles que florecían de rosa-nata cada primavera y había una época del año que regalaban almendrucos.

A veces cuando miro el fuego recuerdo esas fogatas que hacíamos de palos y ramas  dentro de Forjas, una vez mi olor a humo y la piel llena de roña me delato, no hubo calle al otro día, y eso si que me dolía.

Me acuerdo como si fuera ahora cuando en Forjas vivían los gitanitos (uno le llamabamos Blancanieves porque no se lavaba), en aquella época pasaban los de su etnia con el espectáculo de la cabra y  la escalera, mientras algunos pocos vecinos salían de la terraza para dar unas cuantas pesetas.

También recuerdo que había un camino de tierra que empezaba en el puente y se bifurcaba en dos, justo en la curva “peligrosa”, uno de ellos si tirabas recto te llevaba a la estación de tren de Alcalá de Henares (en ese hubo una época que se escondia un exhibionista) y el otro que era pasando la curva, subiendo una cuesta pasando el Dulcinea, te llevaba hasta los Maristas o el Colegio San Ignacio de Loyola. Justo este último camino era el que acababa haciéndolo montado en bicicleta con los amigos del barrio, Albertito, Emilio, Nene, etc, Al final del día acabábamos visitando a los profesores de religión que para mí eran unos profetas, estos cristianos me parecían los mas enrollados del mundo sus clases de religión parecían de todo menos de religión, ya que cantábamos, bailábamos, hacíamos juegos y hasta incluso los de octavo hacían obras de teatro, Jesucristo Superstar. En esa cuesta que andaba con la bicicleta, cuando me hice más mayor mi padre me dejaba “conducir”, bueno eso es lo que pensaba porque realmente movía el volante del camión subido a sus rodillas, no había cosa que me hiciera más feliz que “conducir el camión de mi padre”.

Me acuerdo que una noche de verano sin más ardieron las chavolas de los gitanitos y se marcharon sin ya volver al barrio, mi hermano en esa noche de “cristales rotos” se encontró unos nudos marineros, nos gustaron tanto que decidimos ponerlos en un cuadro de marco blanco con un fondo de terciepelo rojo,  justo en la pared al lado del escritorio.

También vi el barrio Parque Los Nogales cuando no había nada alrededor edificado, todo era un campo. Estaba separado Los Nogales del resto de Alcalá por las vías del tren y un puente de hierro que lo cruzaba sólo con mis padres. Era tan pequeño el barrio, que me acuerdo hasta de los coches de los vecinos de aquella época, siempre me acordaré del coche que me resultaba más espectacular cuando era niño, era de un vecino del portal de al lado, un Peugeot 405 Mi16 rojo con alerón y ruedas gordas, parecía un fórmula 1, soñaba con que me diera una vuelta.

Me acuerdo que el barrio era algo especial, era un pueblo dentro de Alcalá de Henares todos nos conocíamos, los frutos secos, la tienda de Manolo, Bar Los Pinos, Bar Los Nogales, La Bodeguita, etc. La única comunicación con niños de otros barrios era a través de los compañeros del colegio Dulcinea que venían de fuera. A veces se volvían como de nuestro barrio. También me acuerdo del grupo de los mayores, algunos de ellos se autodenominaban S.O.D.

Las madres a algunos de nosotros nos llamaban desde el balcón para que subiéramos a casa, y si estaba detrás del bloque siete me regañaban porque había salido del barrio, ya que allí se escondían algunos para fumar sus primeros cigarrillos o darse sus primeros besos, y en vez del Alcalá Magna había un campo de espigas, éstas crecían en primavera más de un metro y coloreaban el paisaje de un amarillo impresionista que lo recuerdo como un buen cuadro de esos que valen millones.

Para mí la mejor época era primavera esa que ya sentía que faltaba poco de colegio, hacíamos laberintos en los trigales y jugábamos a pillarnos. Unos nos buscábamos a otros sin saber que el agricultor estaba perdiendo su cosecha, la verdad que no recuerdo muchas épocas que se produjera esto pero siempre me acuerdo.

Ese barrio que está lleno de nogales, me ha visto crecer, hasta hacerme joven y quizá mayor, quién sabe. Dicen  los libros que uno no es de ninguna parte, pero yo digo que uno es de su barrio de toda la vida.

Post relacionados en el dudas con Parque Los Nogales:

Parque Los Nogales desde mi terraza.

El árbol de Dalí.